viernes, 29 de junio de 2012

El Museo de la Prostitución. Museo virtual de la historia de la prostitución

http://museodelaprostitucion.blogspot.com.es/

Museo que recopila la Historia de la Prostitución:
Poesía, Literatura, Cine, Pintura, Fotografía, Videos, carteles reinvindicativos, etc. Todo reunido en un portal virtual
Muchas gracias

jueves, 28 de junio de 2012

Jornades 'Compromís ètic i lluita contra la corrupció'

  1. Quins nivells de corrupció tenim a casa nostra que permeten i són cómplices de la Trata d'Éssers Humans? La corrupció i la manca d'ética són ingredients bàsics per mantenir el 2on negoci més lucratiu del món!
    Jornades 'Compromís ètic i lluita contra la corrupció'

    Quant n'és d'allargada l'ombra de la corrupció?

    La resposta la teixiran a diferents taules rodones, investigadors, jutges, fiscals, polítics i membres de la policia com ara el comissari Josep Lluís Trapero, cap de la Comissaria General d'Investigació Criminal.

    Aquestes jornades han estat organitzades per l'Oficina Antifrau i es desenvoluparan a l'Aula Magna de la Facultat de Dret de la Universtitat de Barcelona, els d...ies 11 i 12 de juliol.

    Es prega confirmar assistència a:
    escolapostgrau.dret@ub.edu
    o al telèfon 934 037 658


    Es lliurarà un certificat d'assistència als inscrits abans del 6 de juliol.

    Més informació al següent enllaç: http://ves.cat/bfJq 
    Ver más

miércoles, 27 de junio de 2012

Prostitución invisible. Artículo de opinión de José Luis González


En casa de mi abuelo materno se leía “El caso”. En la de mi abuela paterna se escondía en cajas una magnífica colección del “Blanco y negro”, fundado en 1891 por D. Torcuato Luca de Tena y que décadas más tarde dio origen al actual periódico “ABC”. Si mi memoria no me engaña aquellos ejemplares fueron editados en los años veinte. Pero como la memoria suele proyectar una película falsa en nuestra pantalla íntima, lo mismo se trataba de números facsímiles editados con cualquier motivo aniversario. Yo preferiría que esta hipótesis fuese cierta porque, niño travieso y montuno, recorté las fotos y destrocé los ejemplares. Si la humanidad se extinguiera y aterrizara una nave espacial llena de antropólogos marcianos que descubriesen una hemeroteca con esos dos periódicos, la imagen universal de aquella España quedaría como vestido de novia en fábrica de betún. Recuerdo, y aquí mi memoria no desbarra, las historias gráficas del sacamantecas, un tipo que infectado por tuberculosis acudió a un curandero quien, lleno de la ciencia que ventea por los secarrales ibéricos, recetó al enfermo que matase a un niño gordo, se bebiera su sangre y se colocase las mantecas del chaval sobre el pecho durante unos días. Entre la nebulosa alcanzo a ver algunas fotos de un militar viudo que mató al novio de su hija y ente ambos lo intentaron quemar en el fogón de casa. En “El caso” las informaciones se habían vuelto más ordinarias según mi gusto. Nada de brujerías sanguinolientas ni asesinatos con regustos incestuosos. Aquella España de las vías de desarrollo no podía competir contra la parafernalia borbónica de Alfonso XIII. La exclusividad aristocrática contra la ordinariez del capitalismo incipiente. Demasiado atraco a bancos en portada y algún que otro crimen pasional. El Lute protagonizó en grado extremo aquella máxima del periodismo académico: la noticia no existe, hay que crearla. Pero también encarnó en grado tal vez más extremo aquello de que nunca dejes que la realidad te arruine una buena noticia. Sostengo que es mejor que el papel se destruya porque esos posibles antropólogos marcianos se iban a llevar una idea muy rara de la España del siglo XX.
Como salpicado desde cualquiera de aquellos lodazales informativos que tanto abundaban en la putrefacción, leí la semana pasada que una madre obligaba a sus hijas de unos catorce años a prostituirse en Madrid. Los familiares de las chicas, se ve que bastante emprendedores, intentaban montar una banda de proxenetas con el sonoro y ridículo nombre de los “Brigadas negras” para controlar a las prostitutas callejeras de un polígono industrial. Y claro comenzaron la empresa con lo que tenían más a mano. Este asunto tiene una cierta relación con otras bandas como la que saltó a los titulares porque tatuaba en la muñeca de sus mujeres la cantidad que debían junto a un rudo código de barras como signo de modernidad. A veces, sus prostitutas no podían ir a ganar dinero porque estaban demasiado marcadas por las golpes, y una de ellas permaneció encadenada a un radiador sin comida ni agua hasta que la policía la liberó. Las catacumbas de lo sórdido pueden ser tan hondas como la imaginación de los humanos quiera. Las normas municipales y otros códigos legislativos buscan que la prostitución no se convierta en un problema para el ciudadano que padece el espectáculo a la puerta de su taller o frente a la ventana de su casa. Bajo el paraguas de esta excusa en muchas zonas de España se pretende una prostitución invisible. Mientras más oculta esté menos controlables serán las mafias, las familias y la clientela depravada que busquen la esclavitud y el daño de unas mujeres que intentan sobrevivir a circunstancias que nadie es quien para juzgar. Si los problemas sociales se atienden sólo como cuestiones de orden público, volveremos a las imágenes de la España de El Lute, del sacamantecas y de aquellas aguas fecales informativas que fluían impetuosas por falta de un mínimo alcantarillado moral y un andamiaje ético.


Más desinformación por parte de los medios y las falacias abolicionistas

Qué quede bien claro que ejercer la prostitución en España no es delito. Está tipificado como delito el lucrarse con la prostitución art.188 del CP. y en este sentido si que cabe preguntarse por qué se permiten los prostíbulos. Creo que no hace falta pensar mucho: Se permiten los  prostíbulos porque hay mucha gente que se está enriqueciendo gracias a esta situación, genera muchos más beneficios si se mantiene esta situación que si se regula como cualquier otro negocio.
Si esta iniciativa prospera muchas mujeres que aún conservan cierta independencia en la calle no les quedará otra que someterse a las condiciones de los prostíbulos y estarán más controladas todavía.

http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2012/06/27/si-la-prostitucion-es-ilegal-por-que-hay-tantos-burdeles-100823/
La ministra francesa de Derechos de la Mujeres, Najat Vallaud-Belkacem, ha sido clara al respecto: desea que Francia tenga los medios necesarios para abolir la prostitución. En una entrevista con el Journal du dimanche reconoció que no es ilusa y que será un proceso a largo plazo, pero fue firme y reiteró que la posición del Partido Socialista Francés, con mayoría en ambas cámaras, es abolicionista. Sus declaraciones se unen a la resolución favorable a la prohibición que aprobó el pasado diciembre la Asamblea Nacional Francesa, y que provocó diversas protestas de ciudadanos que la consideraron un atentado a las libertadas ciudadanas.
En España el Gobierno también se ha mostrado favorable a perseguir más duramente la prostitución. El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha avanzado que se "está estudiando" una reforma del Código Penal que permita luchar contra la explotación sexual de mujeres. Según ha declarado, su departamento analiza "medidas de tipo administrativo, y penal si es el caso".


Mientras, en Cataluña, una nueva ley multa a las prostitutas que ejercen en carretera y a los clientes que contratan sus servicios. La medida, según explicó el pasado viernes el conseller de Interior catalán Felip Puig, persigue un "efecto disuasorio" con el objetivo de que la prostitución se acabe ejerciendo en establecimientos regulados o en domicilios particulares. En esta línea se ha expresado también la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, que aunque no es partidaria de multar a las prostitutas, sí se ha mostrado de acuerdo con "regular dónde se puede ejercer la prostitución”.

Una actividad en el limbo legal
La medida del gobierno catalán ha sido duramente criticada y pone de manifiesto las enormes contradicciones que genera el debate. El catedrático experto en Derecho Administrativo de la Universidad de Extremadura, Pedro Brufao, autor del libro Las miserias del sexo (2011, Editorial Catarata), es claro al respecto: “La ley de carreteras de Cataluña es un subterfugio para apartar de nuestra mirada las visiones más desagradables de la prostitución. Se utiliza el criterio moralizante, propio del siglo XIX. No es la solución”.


Lo cierto es que en España la prostitución no es una actividad legal y por tanto no debería existir ningún tipo de regulación, a la que se refieren tanto Puig como Cifuentes. Brufao es taxativo: “En España la prostitución ya está abolida. La alegalidad no existe, la administración solo puede regular aquello que está permitido. Es cierto que algunas manifestaciones de este fenómeno, como el ejercicio voluntario, no están penalizadas, pero la prostitución es una actividad perfectamente ilegal desde que España firmó en 1949 un convenio de la ONU, la Convención por la Supresión del Tráfico de Personas y la Explotación de la Prostitución Ajena”.

Si la prostitución es algo ilegal, ¿por qué vemos burdeles en todas las carreteras nacionales de España? Simplemente, porque no se ha abordado el problema y, tanto ciudadanos como políticos, han mirado a otro lado. Esto, cuando no se ha facilitado su práctica. Es el caso de las ordenanzas municipales que dan cobertura a los burdeles. Brufao insiste en que un Ayuntamiento no puede dar “un baño de legalidad” a una actividad que una ley de rango muy superior considera ilegal. “La prostitución no va a desaparecer”, afirma Brufao resignado, “pero no puede ser que la compraventa de personas tenga la más mínima cobertura legal”.


¿Y qué hay de las personas que ejercen de forma voluntaria? La mayoría de expertos coinciden en señalar que se trata de una minoría muy reducida –Brufao calcula que se trata de aproximadamente un 5% de las prostitutas de España– y, pese a esto, todo depende de lo que se entienda por voluntaria. Rocío Nieto, presidenta de la Asociación para la Prevención, Reinserción y Atención de la Mujer Prostituida (APRAMP), insiste en que ya ni siquiera se puede hablar de prostitución, sino de trata de personas y explotación sexual: “Sólo nos encontramos a personas coaccionadas, muchas veces menores de edad, que no son libres. La prostitución voluntaria no existe más allá de algunos casos muy concretos. Es el mayor atentado a los derechos humanos que existe en el mundo”.

La ciudadanía, contraria a la prohibición
Pero, por mucho que los políticos europeos parecen estar inclinándose a favor de la abolición de la prostitución, no ocurre lo mismo con los ciudadanos. En España, según los datos de la última encuesta del CIS sobre Actitudes y prácticas sexuales, realizada en 2008, el 77,6% de los ciudadanos se mostraron bastante o muy de acuerdo con que “la prostitución es inevitable y por tanto debería estar legalizada”. Unas cifras muy similares a las de Francia, pese a que su Gobierno esté decidido a hacer lo contrario. En esa misma encuesta el 12,2% de los participantes (contando hombres y mujeres) reconoció haber pagado por servicios sexuales. Una cifra que un informe de la APRAMP sobre Trata con fines de explotación sexual eleva al 39%, esta vez contando sólo a los hombres.


Son algunos de los pocos datos disponibles. La investigación sociológica sobre la trata sexual y la prostitución en España es raquítica. No existe ningún estudio riguroso que analice el asunto a nivel estatal. Los únicos informes pertenecen a iniciativas autonómicas –cómo el trabajo del Defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo, que ha sido un activo defensor del abolicionismo–, y ni siquiera se tiene una estimación medianamente precisa del número de prostitutas que hay en nuestro país. Las cifras más alarmistas hablan de 300.000 mujeres, pero según los estudios autonómicos, la cifra real estaría entre 0,5 y 2 prostitutas por mil habitantes, lo que supondría entre 50.000 y 100.000 mujeres. Una cifra, aun así, nada desdeñable.

Abolición vs. Reglamentación
Tradicionalmente el debate sobre la prostitución ha girado en torno a dos soluciones, la abolición y la reglamentación, pero parece que la balanza, al menos en el entorno académico, se ha inclinado definitivamente hacia el prohibicionismo. Lidia Puigvert, profesora de Sociología de la Universidad de Barcelona e investigadora del Centro Especial de Investigación en Teorías y Prácticas Superadoras de Desigualdades, cree que las investigaciones internacionales son claras al respecto: “Los estudios muestran que aquellos países como Suecia, donde se trabaja defendiendo a las prostitutas y persiguiendo al cliente, sin legalizar la profesión, han obtenido mejores resultados que aquellos que han optado por la legalización”.


En el país escandinavo, la penalización del cliente, que comenzó su andadura en 1999, ha sido muy efectiva. Según el Gobierno sueco, en los últimos años apenas han entrado entre 200 y 400 mujeres en Suecia procedentes de la trata, la prostitución ha desaparecido de la calle y se calcula que la explotación encubierta ha disminuido en un 50%. Eso sí, tal como comenta Brufao, que también es partidario de castigar al cliente, ha aumentado mucho el turismo sexual: “Ahora los suecos cogen un ferry y se van a Lituania”. Por eso, insiste, “es necesario actuar conjuntamente”.

Al contrario que los defensores de la abolición, los partidarios de legalizar creen que la prostitución es inevitable y la reglamentación saca a las mujeres de la situación de precariedad en que se encuentran. Carmen Meneses, profesora de Sociología y Trabajo Social de la Universidad Pontificia de Comillas, no es partidaria de una legalización completa, pero sí de reglamentaciones parciales para las mujeres que ejerzan libremente y, sobre todo, de una mayor labor de disminución de riesgos, prevención y educación. En su opinión, la prohibición no es realista y sólo genera más crimen. Tampoco está de acuerdo con aquellos que dicen que todas las mujeres ejercen la prostitución por coacción: “Depende de cómo se defina coacción. Sí es cierto que lo hace gente que está en una mala situación económica, pero no todas las mujeres y hombres están coaccionados, de hecho la mayoría de españoles no lo están”.


Meneses reconoce, en cualquier caso, que la reglamentación tampoco acabaría con los problemas. Y parece estar en lo cierto. Atendiendo a los datos, no parece haber dado los resultados esperados. Tal como explica Puigvert, “la mayoría de las prostitutas son víctimas de tramas de tráfico y explotación sexual y no aparecen en las estadísticas, por lo que la legalización sólo produce una mayor vulnerabilidad. Esto ha quedado patente en Holanda, dónde la reglamentación no ha traído una mejora en las condiciones de estas mujeres”. Para Brufao, la regulación de la prostitución parte de una premisa falsa, pues si se realizara de verdad nadie lo toleraría: “Si la prostitución se regula como actividad profesional, podría haber un modulo de FP que explicara cómo ejercerla. ¿Lo aceptaríamos?”.

En opinión de Puigvert, el primer paso para atajar la explotación sexual pasa por conocer la realidad de la misma y lo cierto es que la información rigurosa brilla por su ausencia: “Faltan estudios científicos que aclaren cuál es el impacto real de la prostitución”. Para la presidenta de APRAMP, cuya asociación ha sido amenazada en múltiples ocasiones por las tramas de extorsión, sólo hay una solución viable a este drama: “Prevenir el tráfico de personas en los países de origen, proteger a las víctimas y trabajar por su recuperación. Hay protocolos y planes integrales firmados que explican cómo debe hacerse. Tienen que cumplirse”. Brufao es más concreto: "La prostitución es un negocio. Hay que perseguir la red de blanqueo y evitar el lucro". 

domingo, 24 de junio de 2012


Sr. Jorge Ferández Díez, para luchar contra la explotación sexual de mujeres lo que hay que hacer es aplicar todo el peso de la LEY, contra los delincuentes incluyendo a los funcionarios públicos corruptos y endureciendo las penas para que  el que cometa estos delitos lo pague bien caro. Prohibiéndola en las calles no van a conseguir nada -y ya lo sabéis- porque la prostitución se desplaza a pisos y locales dónde es invisible. Si en nuestra sociedad hay miseria humana -y mientras no seamos capaces de erradicar la miseria y las injusticias sociales-  se tiene que ver, que se vea bien claro nuestra miserias de seres humanos, nuestra mierda de sociedad,  no esconderla para que nuestras conciencias estén tranquilas...no se ve...no existe....¿verdad?


El ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, ha anunciado este martes que estudia, en colaboración con el Ministerio de Justicia, endurecer la lucha contra la prostitución a través de reformas en el Código Penal, y que contempla asimismo multar a las prostitutas que ejerzan en las carreteras. 



Preguntado por si contempla en concreto multar a las prostitutas que ejercen en las carreteras y a sus clientes, como empezará a hacer esta semana la Generalitat, Fernández Díaz ha asegurado que "estudia" esta posibilidad porque es necesario "acabar con ese espectáculo lamentable y degradante". 

"A ninguna persona civilizada le gusta ese espectáculo. Todos tenemos que ser conscientes de que hay que acabar con estas conductas que explotan a las mujeres y dan una imagen del país muy poco edificante", ha añadido. 

Por ello, Interior y Justicia trabajan para que, en el marco de la reforma de la Ley Orgánica del Código Penal, se incluya "alguna tipificación" que endurezca la lucha contra la prostitución.

Estamos estudiando medidas administrativas y penales que signifiquen una lucha más eficaz contra la explotación de las mujeres "Estamos estudiando medidas administrativas y penales que signifiquen una lucha más eficaz contra la explotación de las mujeres, contra un tráfico tan degradante como ese, que da una imagen del país muy poco edificante", ha explicado tras participar en Barcelona en el desayuno informativo Fórum Europa-Tribuna Catalunya. 

PROTOCOLO MARCO DE PROTECCIÓN DE LAS VÍCTIMAS DE TRATA DE SERES HUMANOS

En este enlace se puede descargar el Protocolo marco de atención a las víctimas de Trata de Seres Humnaos


http://www.observatorioviolencia.org/documentos.php?id=293

viernes, 22 de junio de 2012

«Ellas» investiga a las chicas que se prostituyen voluntariamente


Kultura

«Ellas» investiga a las chicas que se prostituyen voluntariamente


La película ha tenido una muy buena acogida en la reciente Muestra de Cine y Mujeres celebrada en Iruñea, donde fue objeto de un debate que contó con la presencia de Montse Neira, licenciada en Ciencias Políticas y que también ha ejercido y conoce la prostitución por dentro.

p053_f01.jpg

Mikel INSAUSTI |
«Elles» es un proyecto que nace por iniciativa de la productora Marianne Slot, con un trabajo previo de investigación sintetizado en el documental de Héléne De Crécy «Escort». Se aparta de la tendencia general en la mayoría de películas, que suelen hablar, como lo hacía la reciente «Evelyn», de la explotación sexual.
La guionista Tine Byrckel y la realizadora polaca Malgoska Szumowska han querido darle la vuelta al tema del comercio sexual, mostrando una situación de voluntariedad en la que las jóvenes que lo hacen para pagarse sus estudios, principalmente, pueden llegar a tener el control sobre sus clientes, que vendrían a ser los valedores (o, por diferencia de edad, padrinos) para sus respectivas carreras basadas en la ambición económica.
La publicidad muestra a modelos con aspecto virginal rodeadas de toda clase de lujo, estableciendo una inequívoca relación entre poder adquisitivo y deseo sexual. No es de extrañar, en consecuencia, que las nuevas generaciones se sientan en el perfecto derecho de utilizar sus cuerpos para obtener beneficios inmediatos a cambio.
Es uno de los aspectos de nuestra sociedad de consumo que le toca comprender a la madura periodista interpretada por Juliette Binoche, cuando inicia una investigación sobre ese tipo de chicas que mantienen relaciones con hombres casados, entre todos los cuales contribuyen a mantenerlas. La implicación personal entra en escena en el momento justo en que la protagonista comprende que su marido puede ser uno de ellos. La duda trae consigo la ansiedad, lo que le lleva a replantearse su propia relación de pareja, mientras prepara una cena para el jefe de su marido y piensa en las formas legales o generalmente aceptadas de sometimiento de la mujer al hombre. Si ese mismo hombre tiene que pagar para realizar sus fantasías sexuales ya no queda tan claro quién somete a quién.
Esa y otras tantas preguntas son las que lanza al público «Elles», una película abierta que nunca juzga ni se sirve de códigos morales a la hora de mirar la forma más libre de prostitución que existe en la sociedad moderna.
Conociendo a Malgoska Szumowska
La joven realizadora polaca Malgoska Szumowska está considerada como una de las más brillantes de su generación. Acumula una gran experiencia, gracias a que a los 25 años ya había dirigido su primer largometraje, titulado «Un hombre feliz», que fue premiado en el Festival de Tesalónica. Ha participado en el proyecto colectivo de la productora Zentropa «Visions of Europa». Con su tercer largometraje, «33 escenas de vida», obtuvo hace cuatro años el Leopardo de Plata en el Festival de Locarno. Aunque «Ellas» es su cuarta incursión en la ficción, y ya prepara una quinta titulada provisionalmente «Nowhere», Szumowka ha trabajado principalmente como documentalista. A pesar de los premios obtenidos, su obra permanecía inédita hasta el momento. M.I.

jueves, 21 de junio de 2012

Entrevista para IPES. Se tiene que dejar de estigmatizar a las personas que ejercen la prostitución

Dejo esta entrevista que concedí a IPES. La respuesta de Beatriz Gimeno autora de "La prostitución"
responde:

"Bueno, al final, de la prostitución tenemos la culpa las mujeres: las mujeres estigmatizamos más, insultamos más y somos peores. al final somos las culpables también de que exista la prostitución y de que sean estigmatiadas etc. Otro magníficol argumento: la prostitución libera a las mujeres sexualemente ¿y a ellos? ¿tienen que ser putos para liberarse o les vale con ser clientes? ¿por qué ellos pueden estar liberados sin prostituirse? Qué suerte,¡ a ver si va a haber gato encerrado!



Yo tengo opiniones matizadas y no me considero abolicionista a ultranza, considero válidos muchos argumentos proregulación, pero estos argumentos son delirantes.
las proregulación están ya negando la trata, así de simple. El otro día leí un artículo de una conocida feminista proregulación que hablaba del "mito trafiquista" y la negaba completamente. Yo estoy completamente de acuerdo en luchar contra la estigmatización, Coral, pero la estigmatización la han creado ellos, no nosotras, y creo, por otra parte que eso es justamente lo que los clientes compran. Lee el capítulo dedicado al estigma en mi libro sobre prostitución, por favor, creo que ese capítulo es bueno. El estigma es inseparable de la prostitución. Sin estigma ellos no querrían prostitución, es sexo devaluado lo que compran. Cuando las prostitutas se empoderan ellos huyen a mercados donde las mujeres estén mucho más vulnerabilizadas, Hay que leer las entrevistas que se han hecho a los clientes, No quieren "profesionales", claro y así lo expresan claramente. Pero bueno, desde luego es muy complejo"

Cualquier persona que lea mi entrevista y lea la respuesta de Beatriz se dará cuenta o  UNO, que yo debo expresarme muy mal o DOS,   que no se ha molestado en leer bien y se ha dejado llevar por sus prejuicios (que no es malo tener prejuicios pero si mantenerse obstinadamente en ellos y no querer abrirse a la compleja realidad). Es cierto que no se puede argumentar para regular la prostitución que "libera las mujeres" En mi caso concreto fue así, y fue asi porque venía de un entorno muy represor con la sexualidad y al empezar a ejercer descubrí una nueva dimensión, y me abrí a ella,  pero es sólo en mi caso y algunas más. Para muchas mujeres no es así porque ya al iniciarse ya tienen interiorizado ese control sexual de que el sexo a cambio de dinero es lo más indigno... aún así al tomarlo y vivirlo como un trabajo resulta más soportable y aceptable que otros trabajos o directamente que no tener trabajo, se vive mayoritariamente como una estrategia de supervivencia. Y la mayoría de mujeres (y hombres)  son supervivientes, no víctimas aunque permanecen ocultas para no exponerse a lo que me estoy exponiendo yo y las que nos hemos atrevido a hablar, es decir, a justificarnos continuamente -algo que no sucede con otros trabajos- y  ya no digo nada si encima dices que te has enfrentado a muchas dificultades y situaciones duras, has sobrevivido y encima te lo pasa bien y eres feliz ejerciendo la prostitución, porque entonces ya estás en la diana y eres "una vergüenza para la dignidad de la mujer".
Una vez dicho esto, en la actualidad, hay una tendencia a que cada vez más las mujeres (y hombres) por estar precisamente más liberadas se están prostituyendo más sin tener una necesidad urgente de ganar dinero.
Asimismo mujeres de otras culturas como las brasileñas, colombianas y venezolanas son mujeres muy liberadas sexualmente, no le dan al sexo la importancia y ni mucho menos la simbología que se le da en nuestro entorno
La estigmatización la crea, hombres, mujeres por igual, la sociedad, en general, discrima a las mujeres prostitutas (y a los prostitutos) incluso hasta las mujeres de la limpieza de los prostíbulos no se atreven a decir que trabajan en prostíbulos... las políticas públicas son discriminatorias...y ya no dogamos los medios de comunicación social...
Pero si yo afirmo que las mujeres son las más estigmatizadoras es porque en la mayoría de los foros de debate, asisten mayoritariamente mujeres -el número de hombres es escaso- y son las que directamente me han insultado y despreciado.
¿quién tiene la culpa de que exista prostitución? Entre todos, hombres y mujeres somos responsables de que exista la prostitución, de la misma manera que somos responsables de que no haya una buena educación sexual, una sexualidad sana y una afectividad sana. De la misma manera que somos responsables de llevar al poder a "personas" que en vez de velar por la protección de los derechos humanos de todos los seres humanos y el bienestar de su población sólo velan por el interés de los "suyos". Y la prostitución existe porque el sexo/afecto es un bien escaso y hay personas dispuestas a ofrecer sexo a cambio de dinero ( de la misma manera que estamos dispuestas a hacer otros trabajos que no nos gustan y aceptar condiciones de explotación y de riesgos que conlleva enfermedades, porque ante todo tenemos que ganar dinero para mantener una familia alimentarla, acceder a una vivienda etc)  y porque hay personas dispuestas a pagar, es decir a valorar una "necesidad" que al igual que otras necesidades podemos discutir si es o no prescindible pero que en todo caso lo que si es cierto que la carencia de sexo y afecto "causa desequilibrios".
Beatriz afirma "sin estigma ellos no querrían prostitución". En primer lugar eso es sólo un perfil de usuario. A lo mejor es por eso dónde en los países que la prostitución es reconocida como trabajo el consumo es inferior a los países donde no está reconocida, según los últimos datos publicados. En España un 36% de los hombres ha utilizado alguna vez los servicios de las prostitutas frente a un 4% de Alemania, donde por cierto hay menos prostitutas que en España en términos relativos y absolutos, lo mismo pasa en Holanda. por otro lado como muy bien dice Beatriz, es mucho más complejo y hay hombres que lo que buscan es precisamente buenas profesionales. Y así un montón de perfiles...claro que yo tengo un conocimiento más profundo porque yo soy (las prostitutas somos) las que estamos en las habitación con los hombres y no son 15-20  entrevistas.
Respecto al tema de la trata de seres humanos para su esclavitud no me cansaré de repetirlo, eso no es prostitución, es trata y merece una atención y un analísis diferente. El fenómeno de la Trata se tiene que afrontar de manera global y no sólo los casos de esclavitud sexual. Lo que se está cuestionando desde ciertos sectores es la manipulación y tergiversación de la Trata de Seres Humanos para pedir la erradicación de la prostitución y cómo, además, muchas personas están lucrándose instrumentalizando la trata de seres humanos...


Entrevista a Montse Neira, autora de ‘Una mala mujer. La prostitución al descubierto’ (Barcelona, Plataforma, 2012) en 26 Muestra Internacional de Cine de Mujeres de Pamplona (Película ‘Ellas’ de Malgoska Szumowska, Polonia/Francia/Alemania, 2011)

Montse Neira. Licenciada en Ciencias Políticas y de la Administración por la UAB. Desde 1989 ejerce la prostitución. Participa en debates que se desarrollan en foros sobre prostitución y en talleres en el ámbito universitario. Autora del libro ‘Una mala mujer. La prostitución al descubierto’.



Acabamos de ver la película ‘Ellas’ cuya trama gira alrededor de la prostitución de alto standing. ¿Desde su punto de vista, refleja la realidad? ¿Es veraz?

Sí, pero voy a hacer un matiz. La película no muestra la prostitución de alto standing sino una modalidad de prostitución independiente. Estas chicas son de clase media. El alto standing está en niveles muy elitistas. Se interpreta que si no estás en la calle o no estás en la carretera ya eres una prostituta de lujo, pero no es así.

En la prostitución, y me remito al modelo de clases de la teoría marxista, hay diferentes clases: las trabajadoras, la clase media y finalmente la clase alta, la elite de la sociedad. Hay una clase baja que sería la de las pobres que está en calles, carreteras y en pisos baratos. Y luego se va subiendo. Para que os hagáis una idea con los precios. En la calle la media hora está entre los 20 ó 30 € y la de lujo son 1.500 € la hora. Entre esos 20 y 1.500 € hay de todos los precios. Las chicas de la película estaría en un nivel medio bajo ya que cobran 200 €. No van vestidas de lujo. No se ha visto un bolso Hermes, un Chanel, que es lo que llevaría una chica de lujo.

Afirma en su libro “Una mala mujer” una autobiografía de reciente publicación que comenzó a prostituirse por necesidad. De la vergüenza ha pasado al orgullo y la reivindicación. Ha roto con el estigma. Supongo que no habrá sido un camino fácil.

No. 15 años ocultándome fue muy duro. No porque estuviera mal con mis clientes. Afortunadamente he podido decir que no cuando me encontraba con energúmenos y si me obligaban me iba. Ha sido duro porque la gente me hacía sentir sucia. Frases como “eso no es un trabajo”, “eso es indigno”, “tiras por la vida cómoda”, “te tienes que poner a fregar” duelen. La frase de tener que ponerme a fregar es la que más oía.

Decides no contar nada y vas llevando tu vida. Por un lado te sientes bien porque tú sola estás bien, pero a la hora de relacionarte con los demás lo llevas mal, lo llevas fatal. Además a pesar de todo quería tener una pareja y volver a formar una familia. No quería mentir. Aunque me diera cuenta de que no necesitaba un hombre para vivir y que si un hombre no me acepta por ser puta no lo quiería, ese proceso es muy duro y muy largo.

Empecé a dar la cara en 2006 y aún en la actualidad tengo pudor en según que entrevistas. Esas que van al prejuicio y te presionan muchísimo. Te preguntan por ejemplo que por qué no dejo mi trabajo. Si estuviera limpiando o estudiando para ser abogada ¿me dirían lo mismo?

No ha hecho la calle. Ha trabajado en pisos en horario de mañana. ¿Qué diferencias observas en este horario? ¿Te ha permitido ser más independiente?

Hay una gran diferencia entre los clientes de día y de noche. El cliente de día se ha visto en la película. Hombres casados que por la noche están en sus casas con sus familias. El cliente de noche varía más. Si son casados son los que están de viaje por negocios o turismo. Luego están los delincuentes, los calavera, gente que se droga, que bebe, como es habitual en parte del mundo de la noche. De día hay menos consumo de droga. Quizá esa sea una de las grandes diferencias. Trabajar de noche es más duro. No duermes las horas, si estás en un club estás ceñida a ese horario.

Respecto a la independencia, no es exclusivo de los pisos. Tanto en los pisos como en la calle hay prostitutas independientes.

El movimiento feminista está completamente dividido respecto a la prostitución. ¿Cómo percibe sus opiniones?, ¿Cómo las vive e interpreta?

No estoy de acuerdo con argumentos abolicionistas, pero tampoco estoy de acuerdo con algunos argumentos pro. Hay uno que para mí es muy importante (desde los pro) que afirma que la prostitución libera a las mujeres sexualmente. Yo me he liberado sexualmente gracias a la prostitución. Pero si hubiera tenido una educación como hay que tenerla no me hubiera hecho falta prostituirme y hubiera disfrutado de toda la extensión de la sexualidad.

Tampoco me vale que se diga que el cuerpo o partes de él se puede “vender”, porque en prostitución no vendemos el cuerpo. Utilizamos parte de él como se utiliza en tantos y tantos trabajos que también tienen consecuencias nefastas para la salud física y mental.

O cuando se dice que no es un problema moral. Pienso que en prostitución si hay un enfoque moral con respecto a cómo debemos expresarnos sexualmente. Seguimos estando controlados y controladas sexualmente y esto tampoco se puede tolerar. Tan lícito es tener relaciones sexuales a cambio de dinero como la promiscuidad o el amor. No se debe utilizar el argumento de que es el oficio más antiguo del mundo.

El argumento abolicionista por su parte, miente. Utiliza diferentes falacias. Afirmar que el 90% de prostitutas son víctimas de trata es mentir. La mentira no se puede permitir. La mayoría de mujeres deciden ejercer la prostitución como estrategia de supervivencia. Es más rentable que el trabajo precario y mal pagado o la carencia de ellos. Si se recibe dinero a cambio de sexo ya no se puede hablar de violación. Existe un contrato en el que prostituta y cliente son responsables.

Si se criminaliza al cliente también hay que criminalizar a la prostituta. Criminalizar la prostitución no ayuda a las prostitutas. Todo lo contrario las estigmatiza más. Se esconden más, se avergüenzan más e impide el desarrollo de actitudes de fortaleza. En los casos de trata los máximos culpables son los tratantes y la corrupción de los funcionarios públicos. Es esto lo que hay que perseguir.

Tampoco se puede culpabilizar a los clientes. Si necesitan pagar para tener sexo o una afectividad o poder mostrarse como son es que algo está fallando en la sociedad. No hay que ir contra la prostitución, hay que cambiar la educación desde la infancia. Tendríamos que desmontar toda la sociedad y volver a empezar.

También me rechina que no se tenga en cuenta la prostitución masculina y la del colectivo transexual.

Y más allá de las dos posturas generales, no se puede permitir que desde el ámbito académico se utilicen conceptos sin antes explicarlos. Es necesario escuchar a todas las personas que ejercen la prostitución sin hacer preguntas prejuiciosas y tendenciosas. La academia tiene que investigar y dar datos empíricos con rigor, sin posicionamientos prejuiciosos. Luego ya debatir y buscar las soluciones a los problemas reales.

En lugar de seguir justificando la prostitución y defenderla o querer erradicarla, deberíamos hacer autocrítica sobre porqué la necesitamos. Para mí en una sociedad ideal no tendría que existir la prostitución. Tampoco el modelo de matrimonio avalado por el amor romántico para ser feliz… ni muchos de los trabajos que hay.

Prostitución de lujo, prostitución por necesidad, trata de blancas, hay muchas clases de prostitución. ¿Son siempre una relación de poder en la que el cliente marca las reglas?

No. En la película ha salido de forma clara. Soy yo la que dice cómo, cuándo, por qué y lo que hago o dejo de hacer. Otra cosa es trabajar para terceras personas y que esas personas te impongan condiciones. Por ejemplo, si quieres trabajar en mi club tienes que hacer la penetración anal, tienes que ir vestida así, maquillarte así, pero no lo impone el cliente.

Pagar por sexo no les da poder a los hombres. Descubrí que el poder lo tenía yo. Me sorprendió conocer a hombres con poder económico y social, grandes empresarios por ejemplo que eran emocionalmente débiles. Me pagaban a mí la tarifa que yo ponía porque necesitaban mi compañía. ¿Quién tiene el poder entonces? Cuando yo tengo un pene en la boca, ese pene está a mi capricho y no yo al capricho de él. Aunque es verdad que no todas las mujeres lo sienten así.

El orden patriarcal se basa en parte, en la existencia de dos modelos de mujeres, la santa y la puta. Para que exista la santa es necesario que exista la puta. ¿Es la prostitución uno de los factores para perpetuar este orden?

No lo creo. Es más la división entre las propias mujeres. Yo me he dado cuenta ahora. Un hombre me puede decir que le da asco acostarse con una puta y lo entiendo, pero es que las mujeres me han insultado. Una mujer que tenga una moral, la que sea, tiene que decir a la otra que es puta para ella reafirmarse y ser la santa. Tiene que preservar ciertos valores morales, porque siempre son los valores morales. Proyectan sus represiones, sobre todo cuando son ellas las que me mandan a fregar.

Por otra parte, reivindica el servicio público que ofrece la prostitución con excluidos sexuales, beginners y viudos…

Mucha gente cree que estos colectivos deben de buscarse la vida. Pero no todo el mundo tiene el acceso a la afectividad y al sexo tan fácil. El sexo es un bien escaso, y la afectividad ya ni te cuento. ¿Cuántas personas puedes decir que te quieren de verdad? Si en un momento dado en una horita te puedes sentir especial eso es maravilloso aunque sea pagando.

Se paga por que te cuiden a los yayos porque no se es capaz de darles amor en una residencia y no vas a verlos más que una vez al mes…

Por lo que se intuye en su libro, ha recibido ayuda y comprensión de los hombres. ¿Cómo te relacionas con las mujeres? En su libro apenas las menciona.

Con las mujeres me he encontrado diferentes actitudes. Mujeres que apoyan, respetan y no juzgan. Por otra parte están las que me infantilizan, me dicen que no tengo capacidad de decisión, que estoy alienada que he sufrido malos tratos, que no me he dado cuenta…

¿Existen mujeres clientas de prostitución?

Las mujeres no pagamos por sexo pero pagamos un montón de dinero para arreglar nuestros cuerpos. Incluso creo que es un sector que mueve más dinero que la prostitución. Y no sólo en esta práctica de consumo sino en la microterapia como ir a la peluquería para desahogarse y hablar de las carencias de las que no hablan con sus maridos.

Es una realidad incuestionable que existe más demanda de hombres tanto para la prostitución femenina como para la homosexual. En la prostitución masculina, desde la baja hasta la de elite, muchos hombres son heteros. Ejercen la prostitución homosexual porque es lo que les da más dinero y por la escasez de demanda femenina.

miércoles, 20 de junio de 2012

La doble moral sobre prostitución

Cómo persona adoptando una perspectiva distante me congratulo que haya iniciativas como este taller que se llevó a término en Sevilla. Como prostituta, que ha vivido con el estigma interiorizado  me indigno porque si no hubiera sido por mi fortaleza y me decisión, hoy sería limpiadora y siguiera siendo una ignorante; eso si, HONRADA y DIGNIFICADA.
Ya es un gran que,  que se vea que las prostitutas no seamos las más consumidoras de drogas y estupefacientes sino que lo son los hombres y mayoritariamente en la prostitución de noche,
Ya es un gran  que, que  se constate que cuidamos nuestra salud.
Ya es un gran que se constate que se ha de separar trata de prostitución ya que la trata no es prostitución y abarca a mucho más sectores de la economía.
Ahora bien, como no me cansaré de repetir, hay que ser mucho más ambicioso en cuánto a las alternativas que se ofrecen a las mujeres que ejercemos. Más formación reglada, más confiar en el potencial de esas mujeres a las que  se "ayuda" porque sino lo que se está haciendo es mandar el mensaje de como eres puta e inmigrante estás condenada a permanecer el las capas inferiores de la sociedad ¡te fastidias por puta! Has de limpiar las casas y la mierda  de los más ricos o has de coser o has de atender a personas mayores, pero que ni se te ocurra estudiar un grado o una FP..no sea que una puta consiga un status social y económico de más nivel y mejor valorado...

Cómo ya denuncié aquí:


Respecto a la igualdad de género...ya va siendo hora de cambiarlo por el concepto de igualdad entre seres humanos..sí, esa igualdad y derechos que están recogidos  los Derechos Humanos. Hasta que no se nos meta  eso en la cabeza no avanzaremos. Como dice el profesor de filosofía, igualdad de oportunidades desde pequeños, enseñar a pensar en libertad sin sectarismos, sin modelos "Excelentes". pensar, ser conscientes:




***********************************

http://sentido-comun.com/la-doble-moral-sobre-la-prostitucion/#comment-28



Sea cual sea nuestra postura en torno a la prostitución, es indudable que existe un estigma social sobre las mujeres que la ejercen. Esta es una de las conclusiones extraídas en las II Jornadas sobre Prostitución y Trata de Personas, organizadas por la Oficina de Derechos Sociales de Sevilla en el Centro Vecinal El Pumarejo.
Asistimos al taller que en el marco de estas jornadas impartió Raquel Lucas, socióloga experta en malos tratos y violencia de género, que en la actualidad ocupa la presidencia de la Asociación de Estudios de Género para la Igualdad (AEGI) en Cádiz. La idea de esta actividad en Sevilla, nos cuenta Raquel, es reunir a personas con diferente formación y experiencia pero con igual interés en el tema “para establecer una agenda de mínimos y sensibilizar respecto a estos dos temas” porque, aclara, prostitución y trata de personas son realidades diferentes aunque muy conectadas por lo general. En cualquier caso, “nuestro objetivo principal es generar reflexión y debate”, afirma.
Para debatir y para aportar su visión del tema ha acudido a estas jornadas Leticia, quien estuvo durante un tiempo visitando pisos de citas para ofrecer a las prostitutas material preventivo y charlas sobre educación sexual, así como para explicarles sus derechos. “Les hacíamos ver que había otras salidas posibles, pero sin forzarlas a nada”, explica esta psicóloga de formación, “aunque con quienes eran víctimas de abusos y violencia era mucho más complicado”. Nada más llegar a este taller, un dato positivo le ha llamado la atención: “Me alegra ver a tantos hombres entre las personas asistentes”.
Jesús es uno de ellos, aunque reconoce que se interesó en el tema a raíz de un máster realizado por su esposa en la Universidad Pablo de Olavide. Él es docente y ha trabajado en coeducación para promover valores de igualdad entre ambos géneros, revisando la documentación y eliminando el lenguaje sexista de los centros educativos. También ha promovido acciones que “pueden parecer anecdóticas, pero tienen su importancia”, como  evitar las desigualdades de género en las fiestas organizadas por las escuelas.
Y es que hay muchos prejuicios e ideas erróneas sobre los roles de la mujer en la sociedad actual. Según expone Raquel en la introducción del taller, la palabra puta se relaciona habitualmente con la honra femenina y con el comportamiento sexual. Los medios de comunicación, la mayoría de los cuales siguen incluyendo anuncios clasificados, contribuyen a esa imagen distorsionada de las trabajadoras sexuales, otorgándoles siempre una de estas tres posibles identidades: delincuentes, porque degradan la imagen de las ciudades; viciosas, porque atacan a la moral y las buenas costumbres, y son “culpables de los actos del hombre”; o víctimas, debido a sus circunstancias familiares o económicas.
Para analizar el grado de veracidad que hay en estos y otros mitos comunes sobre la prostitución, las personas asistentes al taller se dividen en grupos de trabajo para, posteriormente, compartir sus puntos de vista. Respecto a la relación que se suele establecer entre trabajadoras sexuales y el VIH, se concluye que en Sevilla ponen bastante énfasis en el uso del preservativo y “hasta tienen hábitos de autocuidado que no existen en la mayor parte de la población”. También se habla del consumo de alcohol y drogas que se suele asociar a esta profesión, reflexionando que es más habitual entre los clientes, “como forma de desinhibirse y pensar menos en esa situación”. Sobre si la prostitución es humillante e indigna, la opinión generalizada es que esos calificativos se han de aplicar más bien a las condiciones que padecen las trabajadoras sexuales.
En ese sentido se pronuncia Patricia Romo, psicóloga agente en igualdad de oportunidades que ha acudido a estas jornadas también como ponente. Ella se declara en una postura “intermedia” en torno al debate sobre la conveniencia de regular la prostitución: “Las trabajadoras sexuales reclaman de forma legítima su derecho a ejercer esta práctica, pero si no se regula, el mensaje que se traslada a la sociedad puede ser peligroso”. Patricia habla de la doble moral de las instituciones que, por un lado, no acometen las políticas necesarias para erradicar la trata de personas con fines de explotación sexual y, por otro, pretenden hacer “invisibles” a las trabajadoras sexuales.

martes, 19 de junio de 2012

Derechos en el trabajo sexual. petición del Colectivo Hetaira y de todas las personas que ejercemos la prostitución por decisión propia

¿Estás comprometid@ con una formación política? Traslada tu preocupación por la desprotección y discriminación en que viven trabajajadoras y trabajadores del sexo.

1. Escuchen a trabajadoras y trabajadores del sexo y atiendan sus demandas y reivindicaciones y diferencien las situaciones de trata de la prostitución voluntaria, estableciendo políticas enfocadas a garantizar los derechos de TODAS las personas que ejercen la prostitución.

2. Prioricen y garanticen los derechos de las víctimas de trata, independientemente de su colaboración con la justicia. Freno a los internamientos en centros de extranjería y freno a las expulsiones de prostitutas.

3. Paralicen las normativas municipales que conculcan la libre circulación de las prostitutas, criminalizan, estigmatizan y empeoran sus condiciones de vida y trabajo.

4. Reconozcan derechos para quienes deciden trabajar en prostitución por decisión propia.

Es un consejo del Colectivo Hetaira
Foto: ¿Estás comprometid@ con una formación política? Traslada tu preocupación por la desprotección y discriminación en que viven trabajajadoras y trabajadores del sexo.  1. Escuchen a trabajadoras y trabajadores del sexo y atiendan sus demandas y reivindicaciones y diferencien las situaciones de trata de la prostitución voluntaria, estableciendo políticas enfocadas a garantizar los derechos de TODAS las personas que ejercen la prostitución.  2. Prioricen y garanticen los derechos de las víctimas de trata, independientemente de su colaboración con la justicia. Freno a los internamientos en centros de extranjería y freno a las expulsiones de prostitutas.  3. Paralicen las normativas municipales que conculcan la libre circulación de las prostitutas, criminalizan, estigmatizan y empeoran sus condiciones de vida y trabajo.  4. Reconozcan derechos para quienes deciden trabajar en prostitución por decisión propia.  Es un consejo del Colectivo Hetaira

lunes, 18 de junio de 2012

Proyecto INDOORS, financiado por la Unión Europea


  1. El proyecto INDOORS ha producido el video "Igualdad de Derechos" para defender los derechos de las trabajadoras y los trabajadores del sexo. Este video fue realizado con y para trabajadoras y trabajadores sexuales para transmitir que el tra...bajo sexual es un trabajo y que las personas que se dedican a esta actividad deberían poseer los mismos derechos que el resto de los trabajadores.

    El proyecto Europeo INDOORS, una alianza de nueve asociaciones europeas (entre ellas Colectivo Hetaira), presta apoyo y empoderamiento a todas las personas trabajadoras del sexo.


Red INDOORS:

Rede INDOORSAlemanha | Ragazza | www.ragazza-hamburg.deÁustria | Lefoe | www.lefoe.atBulgária | Health and Social Development Foundation | www.hesed.bgEspanha | Hetaira | www.colectivohetaira.orgFinlândia | Pro-tukipiste | www.pro-tukipiste.fiFrança | Autres Regards | www.autresregards.orgHolanda | TAMPEP International Foundation | www.tampep.euItália | Comitato per I Diritti Civili delle Prostitute Onlus | www.lucciole.orgPortugal | APDES, Agência Piaget para o Desenvolvimento | www.apdes.pt

sábado, 16 de junio de 2012

La prostitución de orientales

Hace ya años que estoy denunciando la prostitución de orientales. Un colectivo que por lo que conozco es el que está más expuesto a situaciones de explotación y trata, ya que solamente están en pisos, confinadas 24h. y es muy díficil que tengan contacto con el exterior salvo con los usuarios. A mi me ha sido imposible contactar con estos pisos ya que el hermetismo es total. Solamente se sabe de ellos porque son los que más se anuncian. Por eso es muy importante que no se prohiban los anuncios de prostitución para tener controlados los sitios en los que están. Hasta dónde yo sé no ha sido atendida ninguna víctima de trata de este colectivo, ( que bien bien pueden ser chinas o coreanas, a saber)... pero no tengo ningún género de dudas que sus condiciones son muy duras.

http://www.lavanguardia.com/sucesos/20120615/54312666212/mafias-chinas-prostitucion.html

Madrid. (EFE).- Las mafias chinas que operan en España están cambiando de "negocio": más prostitución y menos talleres clandestinos. Así lo reflejan las estadísticas policiales que apuntan a que la proporción entre los delitos de explotación laboral y sexual cometidos por chinos ha comenzado a invertirse en el último año.
Si en 2011, la Policía arrestó a 120 ciudadanos chinos por delitos contra los derechos de los trabajadores y solo 71 por prostitución, en los cinco primeros meses de este año el balance es justo el inverso y ya ha detenido a 43 personas por explotación sexual y solo a 34 por regentar talleres clandestinos.
Según datos a los que ha tenido acceso Efe, la Policía Nacional ha liberado de enero a mayo a 78 mujeres que habían caído en las garras de las redes de la prostitución china, frente a las 129 víctimas de todo el año pasado.
De mantenerse este ritmo durante el resto del año, 2012 podría acabar con casi 200 mujeres rescatadas de estas mafias, que no dudan en encerrar día y noche a sus víctimas en "pisos patera" sin las mínimas condiciones de salubridad.
Y es que los talleres ilegales, en los que estas mafias han explotado tradicionalmente a sus compatriotas, parecen ya no ser tan rentables frente a la prostitución, que garantiza beneficios inmediatos. Un cambio de tendencia que no ha pasado desapercibido para las Fuerzas de Seguridad.
Analistas de la Unidad Central contra las Redes de Inmigración y Falsedades Documentales (UCRIF) de la Policía consultados por Efe reconocen que la mafia china ha reorientado sus "negocios" hacia la prostitución forzada, las extorsiones, los secuestros y las falsificaciones, además de a la tradicional explotación laboral, que continúa con fuerza.
Hasta hace poco tiempo, las mujeres chinas eran explotadas únicamente en el seno de su comunidad y con gran discreción, pero ahora son mercancía sexual que "se ofrece a todo el mundo", alertan los investigadores, como demuestran las decenas de anuncios que pueblan los periódicos e Internet.
El "modus operandi" de la prostitución china es idéntico al que ejecutan las mafias para atraer a trabajadores para sus talleres clandestinos, dedicados sobre todo a la confección textil. Primero captan a jóvenes chinas que viven en regiones pobres del país y les prometen un trabajo bien pagado en España. A cambio, la víctimas deberán abonar una importante cantidad de dinero en "gastos de viaje" y manutención, que puede rondar los 20.000 euros o incluso más.
Generalmente entran en Europa a través de aeropuertos poco transitados de países como Polonia o Hungría y después por vía terrestre llegan a España.
Viajan con pasaportes falsos chinos o coreanos, aprovechando las dificultades para reconocer los auténticos, o con documentación "prestada" que corresponde a otras mujeres y que es utilizada una y otra vez para introducir a las víctimas en Europa.
Una vez llegan a España, las mujeres descubren el engaño y son obligadas a trabajar en burdeles clandestinos para saldar la deuda con la organización.
Prostíbulos como los desmantelados a finales de 2011 en Barcelona, instalados en pisos y donde las mujeres eran forzadas a atender hasta ocho "servicios" consecutivos de una hora de duración.
Las chicas, algunas de ellas menores de edad, desconocían por completo el idioma y mantenían relaciones sexuales sin protección.
Por si fuera poco, en los pisos se encontraron además sustancias abortivas.
El principal problema para erradicar estas mafias -reconocen los investigadores de la UCRIF- es que muchas de las víctimas no son conscientes de que están en unas condiciones degradantes porque piensan que es "lo normal" y que su obligación es saldar su deuda con las mafias.
"Casi ninguna denuncia", lamentan los agentes, que subrayan que una vez que quedan libres, muchas de ellas comienzan a ahorrar de nuevo para intentar dar el salto a Reino Unido o incluso a Estados Unidos, su destino final.

viernes, 15 de junio de 2012

la fotógrafa Hana Jakrlova explora los límites que difuminan a una prostituta y a su cliente, a un sujeto y a un objeto, en un provocador ensayo sobre el burdel "Big Sister"

Excelente trabajo de esta fotógrafa donde se pone de manifiesto que las relaciones entre clientes y prostitutas no son diferentes a las demás relaciones sexuales cuando no son de pago.
********************************

http://pijamasurf.com/2012/06/ensayo-fotografico-de-un-burdel-en-praga-donde-el-sexo-es-gratis-si-lo-haces-en-linea/

Compartir digitalmente se ha convertido en un enorme afrodisiaco: la fotógrafa Hana Jakrlova explora los límites que difuminan a una prostituta y a su cliente, a un sujeto y a un objeto, en un provocador ensayo sobre el burdel "Big Sister"
 
Un cliente checa su desempeño  en el Heaven Room 
La fotógrafa Hana Jakrlova creó este provocador ensayo sobre un “internet sex club” en Praga en el que nos invita a reflexionar sobre una sociedad donde todo tiene más valor si se comparte en línea –paradójicamente la virtualidad le inyecta una dosis de realidad a lo “real”. En el “Big Sister”, un ahora extinto burdel en Praga, se difuminaba la línea entre clientes y prostitutas: el sexo era gratis siempre y cuando se aceptara ser filmado y aparecer en un sitio de internet en tiempo real. Los visitantes del sitio pagaban por ver y en cierta forma prostituían a los clientes, que tenían sexo gratis, pero generaban dinero para la casa.
Jakrlova en su libro, del mismo nombre que el burdel, dice que este sui generis establecimiento es un síntoma extremo de nuestra época, donde “para que algo sea real y excitante debe de tenerse en línea”. Como si fueramos adictos a una sensación de potencia de multitud y, dentro de nuestra alienación, a un deseo de exhibición. O tal vez sea porque, como ocurría hace algunos años con la televisión, pensamos que si algo no pasa en la Red, en realidad no pasó y se desvanece en nuestra memoria (la cual no podemos compartir directamente como un archivo en línea). La realidad, nos han enseñado, es un fenómeno colectivo, un estado consensual, incluso un concilio que decide sobre qué  y cómo percibimos.
El “Harem Room” no tiene aire acondicionado y generalmente se prohíbe abrir las ventanas para crear una atmósfera de erotismo hermético.
Por otro lado, Jakrlova resalta el reto que fue penetrar este establecimiento desde una mirada femenina. Aunque la prostitución es legal en la República Checa y en su caso siempre observó actos consensuados, no deja de haber una sensación de explotación en este comercio sexual digital. Por momentos sentía, relata, el deseo de actuar (no sexualmente) sino de forma que impidiera  la continuación de un proceso deshumanizador.
La habitación fetiche cuenta con herramientas y parafernalia erótica para practicar el sadomasoquismo.
Otra de los elementos llamativos de este sofisticado burdel es que por todos lados figuran las cámaras: se convierten en parte de la escenografía y en estimulantes eróticos del voyeurismo compartido. 
 
Hace algunos meses publicamos una reflexión sobre los efectos de tener sexo conectados a la red (un estudio sugiere que en Estados Unidos al menos la mitada de los usuarios de Internet se mantienen conectados mientras tienen sexo). ¿Acaso la íntima energía que se intercambia, se devora, crece o se vampiriza durante la cópula también se transmite en línea y verdaderamente se borra, como ocurre en la física cuántica, la barrera entre el observador y lo observado, entre el emisor y el receptor, entre el que penetra y el que es penetrado? Si consideramos que, debido a las neuronas espejo, en nuestro cerebro el ver un acto sexual es prácticamente lo mismo que tener sexo, el sexo en la red es realmente una orgía planetaria en la cual participamos sin saber. Ver no es un acto pasivo, es una transformación a distancia, una invasión a través de la imagen.


[Wired]

jueves, 14 de junio de 2012

Las prostitutas y prostitutos, no somos seres explotadas/os.



Described as the world's oldest profession, prostitution remains a "dark object of hatred and desire." It is branded the symbol of the exploitation of women by men in all societies. But some women and men proudly declare their right to freely be able to rent their bodies. They defend their sexual practices and demand that their job should be considered as respectable as any another with it's rights and priveleges.

Prostitutes are social victims of moralistic judgments, anathema to some feminists and receiving scorn from many others. It is however, an activity that not only involves sexuality but also gender relations, power, money and the definition of work.

Each country has coercive or permissive laws but has never been able to eradicate prostitution.

It is through the lives, practices and testimonies of women and men who use their sexuality freely and professionally that this film was made. It brings out the fundamental thoughts which involve the relationship of power and submission, while questioning the fantasies that stir men and women.

miércoles, 13 de junio de 2012

"Prostitutas de calle en Madrid en los inicios del nuevo milenio. Tesis Doctoral. Universidad complutense de Madrid

Título: Prostitutas de calle en Madrid en los inicios del nuevo milenio.Discursos y realidades sobre prostitución en el marco de la perspectiva de género.
Universidad Complutense de Madrid. Facultad de Educación. Doctorado en Sociología de la Educación
Autora: M. Francisca Corbalán Herrera. 2011

martes, 12 de junio de 2012

"Las mentiras del barquero". Artículo opinión de Francisco Villena


Voy a contarles un secreto: la prostitución, esa pretérita ocupación que estos días vuelve a cuestionarse, no es el oficio más antiguo del mundo; más bien lo sería el chismorreo. Fíjense que ya la mismísima Eva cotilleaba con la serpiente y ponían a Dios a caer de un burro. ¡Mira que tocarle el lelo, el memo, el atontado de Adán! Desde entonces y hasta ahora, la prostitución ha sido tan necesaria como criticada.
Y les digo que este es un tema que vuelve a cuestionarse porque apenas me desayuné con la noticia de la aprobación de la nueva Ordenanza de Civismo de Barcelona. Lo cierto es que Josep Lluís Cleries González tiene mucho que aprender de Carmen Machi en La concejala antropófaga. El conseller de Bienestar Social y Familia del Gobierno de Cataluña se ha propuesto poner cada vez más dificultades al ejercicio de la prostitución no solo en Barcelona sino en toda Cataluña para seguir un proceso que culmine, según sus propias palabras, con “el estadio ideal último de la abolición” para “acabar con este sistema de esclavitud” . ¿La abolición de la esclavitud? Tal grandilocuencia solo puede esconder una gran ignorancia. ¿Civismo o cinismo? Más bien parecen las mentiras del barquero, que habrá que ir señalando, una a una.
¿De veras cree que puede terminar con el segundo oficio más antiguo de la humanidad? ¿Pero cómo poner puertas al campo? ¿Cómo es posible que no entiendan que la prostitución está en la base misma de la estabilidad social? O bien eso o bien que quiere hacer la oferta de Barcelona a Eurovegas más atractiva. Lo que olvidó el señor Cleries con su Ordenanza de Civismo es la función que de siempre ha tenido la prostitución y lo que aprobó es la persecución y el acoso al colectivo que ejerce el segundo oficio más antiguo del mundo y a sus clientes. El objetivo de invisibilizar la prostitución espacial y legalmente se me hace abyecto y perverso. Si hablamos de legislar y hacer política, ¿por qué no echar la vista atrás antes de que lleguen las calenturas de San Juan?
El gobierno municipal barcelonés, llamado entonces Consell de Cent, estableció a lo largo del siglo XIV una serie de reglamentaciones que no buscaban combatir la prostitución sino la convivencia entre mujeres públicas y los demás ciudadanos. A principios del siglo XIV, el Consell, prohibió que las prostitutas tuvieran las puertas abiertas de sus casas, ni encendieran velas, después del toque de campanas, cuando se cerraban las puertas de la ciudad. Esta prohibición se dio exactamente en la calle de Viladalls, que el señor Cleries de seguro conoce.
En la Barcelona medieval la prostitución se consideraba un mal menor y tenía una función específica: evitar males peores. Díganme si hemos avanzado mucho. Sin embargo, no es el de Barcelona un caso aislado. En la Sevilla renacentista se impuso la racionalidad y la prostitución no solamente fue asumida por los poderes civiles como un mal menor necesario, sino como un verdadero servicio social; fue una de las funciones básicas que se mantuvo en los memoriales en defensa de las mancebías: un servicio seguro, barato y discreto que reinstauró la seguridad de las calles. A través de una gestión política del deseo se consiguió una distribución de tiempos y espacios, una disposición de los cuerpos y sus pulsiones en función del sostenimiento de una estructura de poder inmóvil y perfecta: por eso la prostitución está en la base misma de la estabilidad social.
Si quieren le damos a la máquina del tiempo y vamos aún más atrás. ¡Vayamos a los principios de los principios, al meollo de la cuestión, al atavismo más grande! ¿Cuál es? Muy fácil: el atavismo de la reproducción, que esconde, en realidad, los mitos de la santa y la puta, la buena y la mala, la ínclita esclava y la soberbia furcia, la que garantiza la prole y la distribución de la herencia y la que garantiza el relajo sexual. Ambas en el fondo caras opuestas de una misma moneda. Fíjense en la historia de la humanidad: quien controla la vagina controla el mundo.
Sin embargo, no hace falta que nos vayamos tan atrás, ni al Medievo ni al Renacimiento para encauzar el tema actual de la prostitución porque Paquito de los Pantanos legalizó la prostitución en plena dictadura: ¿acaso ya se les olvidaron las “casas de tolerancia”? De 1941 a 1956 a prostitución fue legal en España. Cabe mencionar que según otras fuentes no fue Paquito de los Pantanos sino la malcogida de Paquita la Culona la responsable de la legalización. Sin embargo, en esa polémica no entramos porque nos desviaríamos del tema que aquí nos ocupa.
En cualquier caso, si nos quitamos de gazmoñerías judeocristianas y hablamos con el corazón en la mano y los archivos sobre la mesa, hemos de coincidir en que hasta bien entrado en siglo XIX nunca fue el matrimonio cobijo de la afectividad, universo reducido de los sentimientos, sino que fue un acuerdo entre grupos familiares, un contrato que trascendía la voluntad individual para albergar el pacto de orden, interés y convivencia entre colectividades; de ahí que hubiera mayor tolerancia con la prostitución y su espacio social absolutamente normalizado. ¿Y a día de hoy cuántos matrimonios son “cobijo de la afectividad, universo reducido de los sentimientos”?
Fíjense que hasta para San Agustín, los prostíbulos funcionaban como un seguro contra la corrupción de las costumbres y lo que él llamaba “desórdenes sexuales”, del mismo modo que las cloacas y sentinas, que aunque repletas de inmundicias, salvaguardaban la sanidad del resto de la ciudad. Posteriormente Santo Tomás de Aquino apoyó esta idea en Summa Theologiae. Otro que el señor Cleries conoce bien, el fraile franciscano Francesc Eiximenis en su obra Lo Crestià, también recogió las ideas de San Agustín y Santo Tomás y añadió que las mujeres públicas no debían mezclarse con las honradas.
Con la nueva Ordenanza buscan convertir la prostitución en el chivo expiatorio y la sombra colectiva de nuestros males. El ritual de transferir y expulsar maldades y culpas hacia fuera es un fenómeno familiar que ha sobrevivido desde que el mundo es mundo. ¿Será casualidad azuzar el tema en medio de todos los recortes en sanidad y educación, con el tema de los peajes, con la constante pérdida de solvencia de Cataluña, con la nada soslayada intervención de la UE?
Y fíjense que si me apuran las personas que se dedican a la prostitución no pueden ser el problema sino más bien, precisamente, el diagnóstico; en términos capitalistas es la ley de la oferta y la demanda. Y ya que hablamos de dinero, no parece difícil columbrar que imponer a la Guardia Urbana la capacidad de poner directamente las denuncias y las multas invita a mayores problemas, por no hablar de las vistas públicas ante el juez.
¿Y por qué no reconocen a los trabajadores sexuales, ustedes, los catalanes, siempre en la vanguardia de la vanguardia? Hombres y mujeres, travestis y transexuales que se dedican al segundo oficio más antiguo de la humanidad. Sí, ¿acaso no sabían que hombres, travestis y transexuales son de lo más demandado en el mundo de la prostitución? Legislen su actividad, legalicen su trabajo, garanticen su acceso a los servicios sanitarios y dejen la impostura de esa estudiada ambigüedad. Promuevan el ejercicio del deseo y se evitarán males mayores: estamos apuntando concretamente a la violencia doméstica. En cristiano paladín: “marido bien follado no agrede ni mata”.
Si les pareció obsceno, tomen el discurso de Cánovas del Castillo -“de cintura para abajo todos somos liberales”-, el mismo que ayudó a restaurar la monarquía borbónica (y estos sí que saben de mujeres), el mismo que llamó a las prostitutas ‘enfermeras del amor’ no solo por su labor sexual, y tengan las agallas de dejarse de hipocresías y legalicen la prostitución, terminen con las mafias y la trata de blancas. Al final todos saldremos ganando.
Que la Verdad es el camino ya nos lo dijo Jesús: “Dejad que los chóstomos se acerquen a mí”. Y digo ‘chóstomos’ y digo bien por eso del ‘todo por la parte’ ¡y vaya parte! Imagínense a Príapo el magnánimo susurrándoles oído y paladeen cada palabra: Los chóstomos con las chirlas, pichando camarones y ciciriscos, rabos, nabos, coños y chimbas, chimbas de oro, chimbas ricas, pechos de leche, culitos de durazno, gemidos, mordiscos, arañazos, pichas chorras, chorras pichas, cogiendo, jodiendo y culeando, en el nombre de la verija, el zipote y el carajo. ¿Acaso no entendieron nada? Es bien sencillo y cuanto antes lo asumamos todos antes llegaremos a un acuerdo y una solución: la jodienda no tiene enmienda, sin sexo la humanidad enloquece. Y ahora van y lo cascan, que para algo es el oficio más antiguo del mundo.