viernes, 28 de junio de 2013

La prostitución callejera cae un 50% en dos años en Les Corts

 Una escueta nota de prensa. En el barrio de Les Corts de Barcelona, al lado del estadio del Nou Camp, se ha reducido un 50% la presencia de mujeres. Lo que no hablan es del acoso policial, de que hay obras y de que la demanda ha caído en picado. Otro ejemplo de desinformación

 

 

LUCHA CONTRA UN PROBLEMA SOCIAL

La prostitución callejera cae un 50% en dos años en Les Corts

El concejal Vives lamenta que antes "se aceptaba lo inaceptable"

Jueves, 27 de junio del 2013 - 14:35h. Imprimir Enviar esta noticia Aumentar/ Reducir texto
EL PERIÓDICO / Barcelona
El concejal del distrito de Les Corts, Antoni Vives, ha asegurado que el equipo de gobierno, a medio mandato, ha logrado ya reducir a la mitad la presencia de prostitutas en los alrededores del Camp Nou. Según el concejal, actualmente unas 45 personas ejercen la prostitución en la calle en esa zona, cuando hace apenas dos años eran un centenar. "Se aceptaba un escándalo público que era inaceptable", ha explicado Vives, que se ha declarado un convencido abolicionista de la prostitución.
Las claves del decenso, según el concejal de Les Corts, son las periódicas operaciones de control de la Guardia Urbana y la labor cotidiana de la Agencia por el Abordaje Integral del Trabajo Sexual.

miércoles, 26 de junio de 2013

Prostitución en Asturias

 http://www.elcomercio.es/v/20130621/asturias/unas-prostitutas-ejercen-actividad-20130621.html

Los estudios que maneja el Gobierno regional (uno fechado en 2007 y otro de finales de 2012) cifran en alrededor de 1.700 las mujeres que ejercen la prostitución en Asturias, un debate que ayer abrió en la Junta General del Principado la diputada de Foro Esther Landa, quien denunció en sede parlamentaria que «la crisis económica está abocando a la prostitución a más mujeres» y que «el Gobierno del Principado, en sintonía con el de Madrid, no ha adoptado ni una medida para hacer prevalecer los valores de dignidad, igualdad e integridad física y moral de la persona».
Martínez desveló también que, «mientras que baja tanto su edad como la de los demandantes» de este tipo de servicios, «se incrementa el número de pisos» donde se producen estos contactos, con lo que «se invisibiliza» progresivamente a las trabajadoras sexuales.
En lo que no coincidieron el consejero de Presidencia y Esther Landa es en que, según la diputada de Foro, Asturias es la región que ha experimentado un mayor incremento de clubes y una de las comunidades autónomas que lideran el sector del sexo de pago, por lo que Martínez pidió «moderación» a Foro a la hora de lanzar afirmaciones como esas, que el portavoz del Principado considera «demasiado atrevidas».
Landa, quien también señaló que «el perfil del usuario de los locales de alterne ha cambiado en los últimos años», de manera que «ahora la mayoría son chicos que rondan los 20 años que acuden a estos locales con sus amigos como quien va a tomarse una cerveza», no se dio por vencida, ya que, alegó, «más allá del baile de cifras en torno al número de mujeres que ejercen la prostitución de manera voluntaria, es comúnmente aceptado que, como mínimo, el 95% lo hacen obligadas por proxenetas o por mafias, lo que nos lleva al intolerable drama de la trata, que, según la Dirección Nacional de la Policía, mueve cinco millones de euros al año en España».
Plan de Igualdad
La respuesta del consejero es el próximo Plan de Igualdad, «un proyecto que establece medidas de integración social para las mujeres obligadas a prostituirse, así como para sus hijos e hijas», y que «prevé intensificar la coordinación con la Fiscalía y las Fuerzas de Seguridad del Estado para combatir formas de violencia de género» como la trata de blancas y la explotación sexual.
La diputada de IU Emilia Vázquez acusó a una y a otro de «mezclarlo todo» en un asunto que requiere un mayor rigor y Adriana Lastra, también del PSOE, pidió que se abra el debate «en serio» y aseveró que, en Gijón, «Foro ha aprobado una ordenanza que lo que dice ye: lo feo que me lo quiten de la calle».

Prostitutas Mexicanas estudian periodismo

 Llevo mucho tiempo denunciando el amarillismo y la sordidez del tratamiento de los medios de comunicación social a la hora de abordar la prostitución. Pues bien, en México un grupo de prostitutas han decidido estudiar periodismo cn el objetivo de publicar un libro en el que se informará con rigor de las diferentes realidades de la prostitución.



 http://www.elfaro.net/es/201306/internacionales/12490/

Ciudad de México, MÉXICO. 
Con su inseparable peluca rubia, Laura González (a) Tesoro, una prostituta transexual mexicana que padece VIH, lee en voz alta. Línea a línea, corrige la entrevista que realizó a una colega en su clase de periodismo para meretrices, con la esperanza de contar sus historias sin el amarillismo de la prensa.
Hastiadas de ver que las entrevistas hechas por periodistas a prostitutas “se quedan en la superficie”, desde hace cuatro años un puñado de trabajadoras sexuales –como prefieren que las llamen– aprende a redactar y editar entrevistas a sus compañeras, experiencia reporteril que incluso a ellas les “parte el corazón”.
Su objetivo es publicar un libro que revelará, por ejemplo, la forma en que proxenetas y traficantes de personas enganchan a las jovencitas.
El lector descubrirá también que “desde los (dueños y administradores de) hoteles están de acuerdo para meter allí a las niñas amordazadas para que los clientes las vean como pedazos de jamón”, espeta con rabia Beatriz, una prostituta retirada recientemente.
“¡No cabrón! hay cosas muy fuertes. Por dentro lloras, pero debes aguantar como buena reportera. Tienes que seguir dándole cauce a la entrevista”, comenta Beatriz sobre lo que considera más difícil en su nueva vocación.
“¿Le pongo punto en lugar de coma, verdad?”, pregunta Tesoro al leer de corrido una línea de su texto bajo la mirada cómplice de su maestra, la periodista Gloria Muñoz, directora del periódico en línea Desinformémonos y articulista del diario La Jornada.
Las prostitutas tienen la impresión de que los periodistas “no conocemos nada de su trabajo y que de cualquier manera no respetamos lo que ellas dicen”, cuenta Muñoz, quien tuvo la idea de crear este taller junto con la organización Brigada Callejera.
“Solamente nosotras nos entendemos... A mí me han hecho entrevistas pero me guardo muchas cosas. Yo he visto que solo nosotras sabemos lo que se sufre”, dice Tesoro, quien confiesa divertida que está maravillada con el hecho de que sus manos toquen “algo más que pito y chile (penes)” desde que está en el curso.
Como periodista novata, Tesoro quiere cambiar algunas percepciones equivocadas que hay sobre su oficio y revelar cifras que pocos se molestan en registrar: 27 prostitutas fueron asesinadas en México solo en el primer semestre de 2012, según Brigada Callejera.
“Dicen que es un trabajo fácil pero no, al contrario. Es un trabajo muy difícil. Te enfrentas a muchas cosas, hay veces que por no pagarte te golpean, te amenazan, te bajan a golpes del carro”, cuenta en su tocador, mientras se prepara para ir a trabajar.
En presencia de su pareja, Laura González dice que optó por vender su cuerpo desde que tenía 15 años, y reconoce que en alguna época pecó de lo mismo de lo que ahora acusa a sus clientes.
“A veces llegué a robarles a algunos cliente” que pagan actualmente como máximo 250 pesos (unos 20 dólares) por el rato, añade Tesoro mientras crea su look a la Gloria Trevi, una cantante mexicana caracterizada por su apariencia rebelde.
Tesoro consigue esa apariencia escondiendo con un apretado calzón sus genitales masculinos para ponerse después un escotado traje completo de licra color amarillo, zapatos con plataformas de 20 centímetros, su peluca rubia y un abrigo largo en imitación de mink.
Ya sobre una de las oscuras y solitarias esquinas de la avenida Tlalpán –donde trabajan unas 1,500 prostitutas de las cuales una tercera parte son transgénero, según Brigada Callejera–, Tesoro dice que como periodista espera transmitir el lado más humano de la prostitución.
“Tenemos un lado humano; que sepan que el talón (prostituirse) no es malo, que sepan que ser trabajadoras sexuales no es malo, que ser transgénero no es malo”, acota antes de subirse a un automóvil en el que desaparece en medio de la noche.

confesiones de una prostituta brasileña

 http://minhasconfissoesmaisintimas.wordpress.com/

Em minha vida sempre cultivei mais relações sexuais do que amizades, namoros, contatos profissionais ou familiares. Diante disto, imagino que o resultado do meu teste vocacional diria que meu futuro seria promissor na prostituição. De fato, considero que tem sido, por isso não me arrependo da minha decisão de largar quase tudo para me tornar puta. O dilema sobre o que eu seria hoje, caso seguisse a formação educacional padrão para uma garota derivada da classe média alta, sempre estará presente. Com certeza frustrei as expectativas dos meus familiares, de algumas pessoas que foram minhas amigas e meus amores, mas sobretudo destruí minhas próprias expectativas na época. Tudo bem ser uma garota fácil de levar para o quarto, o problema foi não ter mais saído de lá, sempre à espera do próximo que irá se deitar comigo.
Sentia tanto medo do meu futuro! Isso me parecia um paradoxo, afinal, pelo que eu temia, se não havia mais nada a perder? Minhas decisões não eram corajosas, ao contrário, eram as mais covardes, porque pouco me esforçava para encontrar motivações mais seguras e menos abstratas pelas quais eu me dedicaria. Segundo a lógica na qual fui criada, eu deveria me empenhar para ter uma formação acadêmica, depois um emprego “digno” e estável e ainda, neste meio tempo, constituir uma bela família. É aquilo que a sociedade prega e que, na versão dos meus pais, deveria ser a melhor faculdade, a melhor profissão, o melhor marido. “É culpa do capitalismo” – eu diria – “e da sua necessidade de definir um processo padrão até para a vida das pessoas”! Sem absolver o capital demoníaco, hoje acredito que esta culpa é partilhada por todos nós.
Sou prostituta por opção, embora tenha começado nesta atividade após fugir de casa e não contar mais com o dinheiro do papai. No meu universo até então privilegiado, ficaria perplexa se soubesse que alguma das minhas amigas havia começado a trabalhar aos 18 anos. Justo agora, durante “o período mais importante da formação de uma adolescente”, como dizem, teria que me preocupar com compromissos de gente mais velha. Mas todos sabemos que existe gente ainda mais nova, com ainda mais responsabilidades e com bem menos oportunidades. Neste último critério, se a referência fosse as minhas, asseguro que a maior parte da população não as tenha contemplado. Minha zona de conforto era consideravelmente ampla para eu ter, inclusive, a escolha de me tornar garota de programa, enquanto a maioria vem parar por aqui justamente por falta de opções.
Como nunca fui disciplinada para equilibrar os estudos e o trabalho, larguei o cursinho pré-vestibular. Por que eu precisava aprender tudo aquilo? Posso ter uma vida confortável assumindo que, para mim, boa parte deste conhecimento era inútil. É importante ressaltar que nem mesmo um idiota pregaria contra a educação. A discussão aqui é sobre esta educação ou cultura centrada em desenvolver capacidades no indivíduo voltadas para sua promoção ou destaque na sociedade. Reconhecimento que não é derivado de uma possível participação em defesa das pessoas em geral, mas sim pelo seu prestígio financeiro, pelas acumulações materiais. E neste ponto eu faço uma conexão com a hostilidade pela prostituição, uma vez que esta atividade, em certos casos, rompe com o paradigma de que é necessário investir em educação formal para obter, no mínimo, estabilidade econômica. Sendo difícil conter a ascensão social das trabalhadoras, como contrapeso todas somos desmoralizadas. Ou existe alguma que, em qualquer situação, declararia sua atividade profissional sem nenhum constrangimento?
Para alguns, parece uma tamanha injustiça, se a mulher recebe tantos mil por mês sem, necessariamente, ter esquentado o traseiro nas carteiras de uma sala de aula durante alguns anos. Pior e ainda mais irritante, quando ela também sente prazer por isso. Pensando assim, acredito que muitos me odeiem, contudo, veja bem, observo que a prostituição até pode render uma grana considerável, mas o problema maior é que as profissões em geral são muito mal remuneradas, pelo menos em nosso país. Acrescento ainda o argumento que sempre alivia o rancor dos “putofóbicos”: a minha carreira profissional tende à desvalorização à medida que vou envelhecendo ou me afastando dos padrões clássicos de beleza. Quando isso ocorrer, o que fazer fora trocar de ocupação? Por enquanto, continuarei sendo desprezada por ganhar dinheiro com um trabalho mais físico e menos intelectual.
Não bastasse a marginalidade à qual somos sujeitadas, a característica temporalidade desta carreira também gera efeitos muito perversos na rotina desta minha profissão. Não existem regras direcionadas para promover a boa convivência entre as profissionais. É sabido que muitas mulheres se dedicam à prostituição visando somente ao rendimento e à acumulação financeira. E depois vazam, sem nem deixar um bilhetinho de despedida. Em poucas palavras: dinheiro, fodam-se as outras putas, dinheiro, nunca mais vou ter que vê-las novamente! Algumas são tão impessoais que nem mesmo deixam um pouquinho de saudade. Outra era tão carente de escrúpulos que, é um segredo, me senti abençoada por uma magnífica sensação de alívio ao vê-la partir definitivamente.
Claro, estaria sendo injusta ao dizer que não nos ajudamos. Antes da assistência, existe uma fase de triagem em que são dimensionados os sacrifícios. É um processo muito rigoroso, portanto, com muito pesar, eu não crio muitas expectativas pelas minhas colegas. Acho que é um mal do homo sapiens moderno planejar demais a longo prazo. Em alguns casos, segue-se a lógica perniciosa de que não é conveniente se dedicar a alguém que, com certeza, só está brevemente de passagem em sua vida. Por uma total falta de consideração pelo outro, não é raro explorá-lo em benefício próprio. Lamentavelmente, os relacionamentos entre as trabalhadoras daqui parecem bem descartáveis.
Sou a segunda puta mais veterana no privê onde trabalho (se considerarmos que minha cafetina é puta em outros sentidos) e já não consigo mais contabilizar quantas moças passaram por aqui. Das que deixaram a profissão, não tive mais notícias de nenhuma. Uma delas, eu considerava uma ótima amiga, por isso chorei horrores quando nos despedimos. Insisti para combinarmos de sair para beber ou organizarmos uma sacanagem juntas qualquer dia. Entrei em contato com ela algumas vezes, mas nunca deu certo de nos encontrarmos. Depois não consegui mais localizá-la e nada me tira da cabeça que ela não quer mais se envolver com gente da minha laia. Ficamos juntas enquanto somos iguais… e para muitas, desta vivência não se guarda nada além do dinheiro.

jueves, 20 de junio de 2013

Mezclar y confundir la Trata de seres humanos con trabajo sexual hace vulnerables a las prostitutas


En el debate acerca de si la prostitución debería ser legal, vuelve recurrentemente la cuestión de su efecto sobre la trata de seres humanos. MonkeyCage hizo recientemente un enlace a un artículo de World Development que pretendía demostrar empíricamente que “los países que han legalizado la prostitución tienen, según los informes, mayores afluencias de trata de seres humanos que los países similares en los que la prostitución es ilegal”.
Mi primer pensamiento fue que la prostitución no es realmente legal en esos países. Suecia, por ejemplo, tiene unas leyes terribles e ineficaces que pretenden acabar con la demanda. Arrojar a menos señoras a la cárcel y centrarse más en los clientes no es legalización; es cambiar a quién victimizas. Y mi segundo pensamiento fue, ¿a qué están llamando trata de seres humanos?
The Guardian citó recientemente al subfiscal de la corona del Reino Unido, Oliver Head QC, describiendo a las “víctimas” de trata como personas que, para escapar de sus países de origen, pagan una gran cantidad de dinero que luego se ven forzadas a devolver. “Pueden haber pagado tanto como 70.000 euros por su pasaje a Europa, una deuda que supone su esclavitud”. Esto no es esclavitud, es servidumbre por deudas, y afectó a dos tercios de los inmigrantes que llegaron a América procedentes de las islas británicas en el siglo 17.
Lxs activistas antiprostitución y antiinmigración han secuestrado el término “trata de seres humanos” para describir cualquier situación de una persona que cruce una frontera para hacer trabajo sexual.
Como explica Maggie McNeill:
La gente antisexo creó una mitología en la que la típica trabajadora sexual es una “niña esclava víctima de trata”, y por tanto secuestró lo que se estaba convirtiendo en una fuerza positiva por los derechos humanos [el movimiento contra la trata], transformándolo en un instrumento de represión; cuando los gobiernos se dieron cuenta de que podrían usarlo como una excusa para restringir la inmigración, se completó la corrupción de una causa noble en una mezquina. 
Por ejemplo, el FBI afirmó haber detenido en una redada a 31 tratantes de seres humanos, incluso sin haber ningún indicio de que sus empleadas hubieran sido retenidas contra su voluntad. Las palabras del agente especial Andrew Arena en la conferencia de prensa que siguió a las detenciones son elocuentes: “El FBI es parte de un aparato que está ahí para proteger a las personas, a veces incluso de sus propias decisiones equivocadas”.
No distinguir a trabajadores de esclavos hace obviamente más difícil rescatar a las auténticas víctimas de esclavitud. Requiere abrazar la insultante idea de que las mujeres no son capaces de decidir dejar sus países de origen y hacer trabajo sexual en el extranjero. Al etiquetar erróneamente a todas las trabajadoras sexuales que necesitan atravesar una frontera como víctimas de trata de seres humanos, estás usando también al estado para despojar a las mujeres de su autonomía. Esto debería importar a todos, porque una vez que estableces que las mujeres no son capaces de tomar sus propias decisiones, puedes justificar retirarles toda clase de derechos y libertades.
Aquellxs interesadxs en la libertad económica y personal deberían trabajar duro para asegurar que el movimiento que intenta acabar con la trata de seres humanos no esté siendo usado para negar a las mujeres el derecho a vivir y trabajar como les plazca. Para conseguir esto, necesitamos una mejor definición de trata de seres humanos. Trata no es la entrega voluntaria  de dinero o servicios a cambio de ayuda para cruzar una frontera. Tampoco lo es conseguir un trabajo como prostituta una vez que la cruzas. Debemos distinguir entre trabajo y esclavitud, y para eso ya existe de hecho una línea divisoria realmente sencilla: el consentimiento. La trata de seres humanos es forzar a alguien a trabajar sin su consentimiento. Cualquier otra definición es equívoca, dificulta nuestra habilidad para encontrar a lxs auténticxs esclavxs y justifica despojar a las mujeres de su autonomía.
http://elestantedelaciti.wordpress.com/2013/06/20/de-que-forma-llamar-al-trabajo-sexual-trata-de-seres-humanos-hace-dano-a-las-mujeres/

lunes, 17 de junio de 2013

La Audiencia Nacional procesa por primera vez sociedades titulares de Prostíbulos

 http://www.europapress.es/nacional/noticia-audiencia-nacional-procesa-primera-vez-prostibulos-trata-mujeres-explotacion-sexual-20130616115921.html

Utiliza la última reforma del Código Penal para imputar delitos a sociedades

   MADRID, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -          
   La Audiencia Nacional ha proceso por primera vez a sociedades titulares de clubes de alterne y prostíbulos por blanquear capitales procedentes del tráfico de mujeres de Europa del Este para su explotación sexual en España.
   El titular del Juzgado Central de Instrucción número 6, Eloy Velasco, ha dictado un auto de procesamiento contra las mercantiles Novoquality Spain S.L., Inversiones KI3 e Inmobiliarius Zaragoza 2012 por su relación con una organización dedicada a la trata sexual de jóvenes rusas que habían sido engañadas para ejercer la prostitución en clubes de ciudades como Zaragoza, Barcelona, Ibiza y Madrid.
   Las actividades de las empresas estaban relacionadas con las actividades de una organización criminal asentada entre Rusia y España, dirigida por los ciudadanos rusos Igor Chernavskiy, Natalia Nikolaevna y Tatiana Kuznetsova, que captaba a mujeres jóvenes de Rusia, Ucrania y Bielorrusia de estratos sociales desfavorecidos y las proveían de documentación para su entrada en el territorio nacional.
   Tras ello, las "vendían" a personas que las explotaban sexualmente bajo intimidación en diversos clubes de alterne y chalet-prostíbulos sin hacerlas contrato laboral y sin cotizar a la Seguridad Social. A su llegada a España, asumían una "deuda" y se les retraía el 50 por ciento de la recaudación.
   Debían estar disponibles las 24 horas y hacer servicios sin preservativo, lo que aumentaba el riesgo de coger enfermedades infecciosas y aún mortales. Otros miembros de la red ayudaban como agentes activos a la labor de captación de jóvenes eslavas a través de varias agencias rusas.
   Los beneficios de esta actividad ilícita se enviaban a Rusia introduciendo en el mercado lícito en España a través de inversiones inmobiliarias, pagándolos gran parte en efectivo o cancelando anticipadamente hipotecas.
   El juez aprovecha la reforma del Código Penal que permitió imputar a personas jurídicas y procesa a una veintena de miembros de la organización por delitos contra los derechos de los trabajadores, blanqueo de capitales, trata de seres humanos, favorecimiento de la inmigración clandestina y falsedad de documento oficial.

'Law does nothing to help sex workers' (Edimmburgo, Escocia)

 El colectivo Sex Worker Open University, denuncia las opresiones de las leyes y  el feminismo de rescate por formar parte de la violencia estructural contra las prostitutas

********************************************

 

'Law does nothing to help sex workers'

 http://www.heraldscotland.com/news/home-news/law-does-nothing-to-help-sex-workers.21352376

http://www.sexworkeropenuniversity.com/

ARTICULATE, determined and educated, Ella, in her 20s, is a long way from fitting the stereotype of a prostitute.
Much of the reaction to recent police raids on Edinburgh saunas centred on the potential for "rescuing" and "rehabilitating" women involved in the sex trade. But, Ella – a member of collective the Sex Worker Open University – says that labelling all prostitution as violence against women causes more harm than good to those in the profession voluntarily.
"The only way to help sex workers is decriminalisation," she said. "Well-known women's groups are part of a system of structural violence, promoted by feminist 'rescue' organisations.
"If I needed help or I was attacked I would not go to an organisation that denies me the right to speak meaningfully about my life and does not believe what I say. The services set up to help sex workers are as much places for social workers as sex workers.
"If you believe all sex work is rape, then you license the police to tackle rape by disrupting my workplace and making me less safe. If I was attacked while working with a friend, I would never call the police as we could be arrested for brothel keeping. If I was at home, then my boyfriend could similarly be arrested.
"Neither the law nor women's charities who do not see a difference between assault and consensual activity, are doing anything to help sex workers."
In response to repeated negative experiences in medical centres and with women's charities, Ella and a group of sex-worker colleagues are founding a sex-worker helpline.
It is staffed entirely by current and former sex workers who are undergoing training in counselling and giving sexual-health advice in order to give support to women and men who, like Ella, have chosen to enter the sex industry.
Ella says: "I used to volunteer for a woman's organisation and would have been asked to leave had they discovered I was a sex worker.
"The medical and counselling professionals helping us to make Confide, our helpline, as effective as it can be want their involvement kept secret for fear of retribution from the groups they work for.
"For women's groups, sex work does not exist. We are 'prostituted women'. I accept that there are women who are drug addicted, trafficked and forced to work when they do not want to, absolutely. But that is not always the case and, for sex workers like myself, there is nowhere for us to go for help and support."
Ella entered the sex industry while at university. Having worked the usual student part-time jobs in bars, cafés and shops, she turned to prostitution for the money and for flexible working hours.
Having completed her degree and post-graduate qualification she has decided to remain a sex worker, a career about which she is open with her friends, siblings and boyfriend.
She looks to New Zealand, which decriminalised sex work in 2003, as an example of how Scotland should move forward.
She adds: "The raids in Edinburgh were not carried out for the benefit of the women working there - Why were the women interviewed in the street in full view of the public and newspaper cameras? Why were their belongings confiscated and not returned?
"Society, the justice system and the voluntary sector, are damaging women in the sex industry."
"The only way to help sex workers is decriminalisation," she said. "Well-known women's groups are part of a system of structural violence, promoted by feminist 'rescue' organisations.
"If I needed help or I was attacked I would not go to an organisation that denies me the right to speak meaningfully about my life and does not believe what I say. The services set up to help sex workers are as much places for social workers as sex workers.
"If you believe all sex work is rape, then you license the police to tackle rape by disrupting my workplace and making me less safe. If I was attacked while working with a friend, I would never call the police as we could be arrested for brothel keeping. If I was at home, then my boyfriend could similarly be arrested.
"Neither the law nor women's charities who do not see a difference between assault and consensual activity, are doing anything to help sex workers."
In response to repeated negative experiences in medical centres and with women's charities, Ella and a group of sex-worker colleagues are founding a sex-worker helpline.
It is staffed entirely by current and former sex workers who are undergoing training in counselling and giving sexual-health advice in order to give support to women and men who, like Ella, have chosen to enter the sex industry.
Ella says: "I used to volunteer for a woman's organisation and would have been asked to leave had they discovered I was a sex worker.
"The medical and counselling professionals helping us to make Confide, our helpline, as effective as it can be want their involvement kept secret for fear of retribution from the groups they work for.
"For women's groups, sex work does not exist. We are 'prostituted women'. I accept that there are women who are drug addicted, trafficked and forced to work when they do not want to, absolutely. But that is not always the case and, for sex workers like myself, there is nowhere for us to go for help and support."
Ella entered the sex industry while at university. Having worked the usual student part-time jobs in bars, cafés and shops, she turned to prostitution for the money and for flexible working hours.
Having completed her degree and post-graduate qualification she has decided to remain a sex worker, a career about which she is open with her friends, siblings and boyfriend.
She looks to New Zealand, which decriminalised sex work in 2003, as an example of how Scotland should move forward.
She adds: "The raids in Edinburgh were not carried out for the benefit of the women working there - Why were the women interviewed in the street in full view of the public and newspaper cameras? Why were their belongings confiscated and not returned?
"Society, the justice system and the voluntary sector, are damaging women in the sex industry."

jueves, 13 de junio de 2013

Red Trases y AMMAR, en Lationoamérica

 http://www.primeraedicionweb.com.ar/nota/suplemento/10142/el-desafio-de-discernir-entre-trabajo-sexual-y-trata-de-personas.html#.UbocC5ddkE8.twitter

Mientras se discuten en ámbitos parlamentarios, proyectos que prohíben la oferta sexual y penalizan al cliente, las organizaciones que nuclean a las llamadas trabajadoras sexuales autónomas, exigen ser escuchadas y advierten que este tipo de leyes sólo contribuye a criminalizarlas e imponer un manto de oscuridad sobre el flagelo de la trata de personas.
por: Sergio Álvez

Varias provincias y ciudades del país han sancionado en los últimos años disposiciones y leyes que tienen como finalidad prohibir la existencia de todo tipo de recintos y locales en los que se ofrezca trabajo sexual, y otros que apuntan a generar penas efectivas para consumidores o clientes. Sobre esta última cuestión, existen proyectos que distinguen por un lado al cliente de prostitución, del cliente de personas en situación de trata.
Paralelamente, organizaciones como la Asociación de Mujeres Meretrices de Argentina (AMMAR) o la Red de Mujeres Trabajadoras Sexuales de Latinoamérica y el Caribe (RedTrasex) advierten que este tipo de iniciativas, someten a las trabajadoras sexuales que no se encuentran explotadas ni en situación de trata de personas, a la absoluta clandestinidad, poniendo en riesgo sus fuentes laborales y dejándolas expuestas a un flagelo que vienen denunciando desde hace largos años: los abusos policiales y los pedidos de coimas para poder trabajar.
EDICIÓN consultó a algunas de las referentes de estas organizaciones, para conocer el planteo ante estas cuestiones.
  
“Hay mucha ignorancia”
Georgina Orellano, de la Asociación de Mujeres Meretrices de Argentina (AMMAR), sostiene que “hay un desconocimiento muy grande del tema, y se tendría que diferenciar la trata del trabajo sexual. En la organización, todas somos mayores de edad, entramos en esto por decisión propia, nadie nos quita porcentajes, decidimos nuestros días y horarios”.
Al respecto de las leyes que prohíben la actividad y penan al cliente, Orellano aporta que “repudiamos esas iniciativas y proyectos, en principio porque se basan en la ignorancia y porque nunca nos consultam queremos debatir, si somos las principales afectadas tenemos que estar en las mesas de discusión. Podemos comprobar y explicarles que es un error gigantesco meter todo en la misma bolsa. Lo mismo sucede con la campaña ‘sin clientes no hay trata’, la repudiamos porque está pegando a nuestra fuente laboral, más allá de si están de acuerdo con que esto sea nuestro trabajo, porque hay muchas que somos jefa de hogar, y con esto mantenemos a nuestros hijos y nuestra casa. Están esquivando el enemigo, hay trata porque hay jueces corruptos, y una complicidad entre los tres poderes. Los que consumen trata de personas, para nosotras, son delincuentes”.

“Queremos una ley para nuestro sector”
“Pedimos que nos tengan en cuenta en las mesas de trabajo porque tenemos mucho que aportar, muchos conocimientos. Estamos en la calle, sufrimos allanamientos, nos cobran coimas, favores sexuales, entonces creo que han vulnerado mucho nuestro derecho, deberían hacer la diferenciación de una vez”, alerta Orellano.
El año pasado, desde esta organización – AMMAR-sostuvieron una reunión con el Ministro de Trabajo de la Nación, para solicitar se tenga en cuenta la necesidad de una ley especial de trabajo sexual, que ya está redactada y presentada, a la espera de su tratamiento en el Congreso de la Nación. “Nos recibieron y planteamos una ley que regule nuestro trabajo, que le dé un marco legal, porque nosotras quedamos expuestas a la trata de personas y a las cooperativas sexuales, como también a la policía”, informa Orellano.
 El proyecto contempla  “un carnet con un código con últimos tres números del documento, para que la policía sepa que nosotras no somos tratadas. Apuntamos donde las compañeras sean autónomas, donde no hay delito, que esa casa esté habilitada”, explica Orellano.
Soledad Díaz, también de AMMAR, cuestionó además el discurso de algunos grupos feministas. “Hay muchos grupos feministas que hablan de las trabajadoras sexuales con gran desconocimiento y con una postura similar a la de, por ejemplo, la Iglesia.  Comprendemos que parten de ignorar muchas cuestiones y no comprender algo que tendremos que explicar todas las veces que haga falta: trabajo sexual no es trata. Son cosas diferentes. Nosotros enfocamos todas nuestras acciones con una mirada de género, y sobre todo, contra todo tipo de explotación. Creemos que cada mujer es libre de decidir sobre su cuerpo, siempre y cuando no esté obligada por nadie, y esto es algo que muchas compañeras no comprenden, creen que todas estamos atrapadas en una red, que nos obligan, y no es así”.

Reivindicación de derechos
Desde la RedTraSex, organización con presencia en todo el continente, que nuclea a 15 organizaciones de diez países, señalaron: “Nosotras en toda Latinoamérica sufrimos la violencia institucional por parte de la policía y las instituciones del Estado, desde el poder judicial al sistema de salud. Violan nuestro derecho a la identidad cuando nos nombran putas, nos estigmatizan. Lo que pedimos y por eso luchamos, es que los estados cumplan con las obligaciones de garantizar que ninguna persona, sea trabajadora sexual o no, sufra violencia física, social ni institucional”.
En este sentido, RedTraSex pide “derogación de toda legislación que criminaliza al trabajo sexual porque facilita que se vulneren nuestros derechos. Y pedimos acceso a funcionarios públicos y del poder judicial para sensibilizarlos en la comprensión de la problemática por la que atravesamos las trabajadoras sexuales”.

“Es sólo contra las pobres”
Por su parte, V. una trabajadora sexual de Posadas, sostuvo: “La persecución es solo para las que trabajamos en la calle, que no tenemos nuestro propio departamento ni auto. Hay una prostitución VIP, que es la que consumen jueces, políticos, empresarios de alta gama, a la cual nunca se va a atacar. En cambio a nosotras nos persiguen y hostigan. Estamos totalmente desprotegidas. Elegimos vivir de esto, y si hay alguna chica obligada somos las primeras en denunciarlo” 

Las prostitutas del Raval en Barcelona, siguen sufriendo agresiones por parte de la policía.

Las prostitutas del Raval denuncian la falta de soluciones tras reunirse con Xavier Trias

Masala | 13/06/2013
prostitutas-indignadas-12-junio
El colectivo de trabajadoras sexuales llevó a cabo el pasado miércoles una cacerolada, que se repetirá cada miércoles a las 20 horas, para denunciar el inmovilismo del Ayuntamiento y concretamente de Xavier Trias ante sus denuncias por el incesante acoso policial. Según fuentes del colectivo, representantes de las prostitutas se reunieron el pasado 26 de abril con el alcalde, al que le plantearon el hostigamiento al que estaban siendo sometidas concretamente por las patrullas de la Guardia Urbana destinadas a la zona de Robador, Sant Ramon y la Plaça Pieyre de Mandiargues. Durante esta reunión, las trabajadoras pusieron de manifiesto «agresiones verbales, identificaciones arbitrarias y multas injustificadas», que desde hace tiempo son una práctica habitual de los agentes destinados a la zona.
Las trabajadoras expresaron al alcalde que no necesitaban salidas de asistencia social, sino poder ejercer su actividad sin ningún tipo de presión por parte de las fuerzas de orden público. En este sentido, plantearon abrir un espacio de diálogo y negociación en torno a las cuestiones de convivencia que afectan los espacios en los que practican la prostitución
El encuentro con el alcalde había estado precedido de otros anteriores. Las trabajadoras se han mostrado particularmente satisfechas con la actitud receptiva de la Síndica de Greuges de Barcelona Assumpció Vila, «para nosotras un gran paso en nuestro reconocimiento como ciudadanas», afirmó a este medio una representante del colectivo que prefiere no identificarse. También antes de la reunión con el alcalde, representantes de las trabajadoras celebraron un encuentro con la Taula Técnica del Pla per l’Abordatge Integral del Treball Sexual (ABITS), la agencia municipal dedicada al tratamiento de la prostitución. Según explicó la misma representante del colectivo «en esa reunión las mujeres pusieron de manifiesto que disponían de pruebas que mostraban agresiones e irregularidades por parte de la policía».
Pero, pese a que las mujeres ya se han reunido con tres instancias oficiales distintas, incluido el propio alcalde, la situación no ha variado demasiado. De hecho, «aunque algunos comportamientos parecen no repetirse tanto últimamente, lo que sí se ha incrementado notablemente es la presencia policial». Es lo que ha llevado a las prostitutas, mayoritariamente aquellas que ejercen en calle Robador y alrededores, a protestar mes y medio después de una reunión sin resultado alguno.
Respecto a la posición del Ayuntamiento, quizás puede aclarar algo el contenido del Plan de Usos del Distrito de Ciutat Vella, actualmente en periodo de alegaciones. En él se prohíbe en todo el centro histórico tanto la actividad de hostal meublé como la apertura de otro tipo de locales donde se ejerza la prostitución. Eso, a pesar del fracaso de las vías exclusivamente policiales y prohibicionistas, y de que en los últimos cuatro años se han lanzado propuestas distintas. En 2009 la exregidora Itziar González plantearía ofrecer licencias de meublés para reducir la presencia de prostitución en la calle; y más tarde una parte de la Plataforma Raval per Viure –caracterizada precisamente por apostar por vías policiales y represivas en las cuestiones referentes al espacio público- plantearía imitar el modelo de barrio rojo de Amberes como un ejemplo posible para el Raval.
Sea como sea, las trabajadoras sexuales consideran que, las buenas intenciones expresadas por el Xavier Trias hace ahora casi dos meses, no se han traducido en ningún cambio esperanzador. Hasta que eso no se produzca, cada miércoles sonarán las cacerolas en Robador.
 http://masala.cat/las-prostitutas-del-raval-denuncian-la-falta-de-soluciones-tras-reunirse-con-xavier-trias/

miércoles, 12 de junio de 2013

Agencia de la Unión Europea por los Derechos Fundamentales

1/06/2013
The European Court of Human Rights (ECtHR) and the European Union Agency for Fundamental Rights (FRA) are today launching a second practical guide to European law.
Download the handbook here: Handbook on European law relating to asylum, borders and immigration >>
The Handbook on European law relating to asylum, borders and immigration builds on the experience of the first joint project between the two institutions which led to the publication of the Handbook on European non-discrimination law in 2011.
Today’s handbook is the first comprehensive guide to European law in the areas of asylum, borders and immigration, taking into account both the case-law of the ECtHR and that of the Court of Justice of the European Union (CJEU). It also contains the relevant EU Regulations and Directives, as well as references to the European Social Charter (ESC) and other Council of Europe instruments.
The handbook focuses on law covering the situation of third-country nationals in Europe and covers a broad range of topics, including access to asylum procedures, procedural safeguards and legal support in asylum and return cases, detention and restrictions to freedom of movement, forced returns, and economic and social rights. The guide is aimed at lawyers, judges, prosecutors, border guards, immigration officials and others working with national authorities, as well as non-governmental organisations and other bodies that may be confronted with legal questions in the areas covered by the handbook.
“European Union legislation relating to asylum, borders and immigration is developing fast and becoming increasingly complex,” said FRA Director Morten Kjaerum at a seminar held today at the ECtHR in Strasbourg on the occasion of the launch. “This handbook offers, in a user friendly manner, information and assistance to practitioners in the field, improving the rights situation of migrants and asylum seekers in the EU.”
“Improving the understanding of common principles developed in the case-law of the ECtHR and the CJEU in this field is essential for the proper implementation of relevant standards and ensuring the full respect of human rights at national level,” said Court President Dean Spielmann in his opening words at the seminar.
The guide will be launched today in four languages (English, French, German and Italian), with versions in seven further languages (Spanish, Greek, Bulgarian, Romanian, Croatian, Hungarian and Polish) to follow later this year.
This press release is a document produced by the Registry of the European Court of Human Rights and the FRA. It does not bind the Court.
You can download the handbook here: Handbook on European law relating to asylum, borders and immigration >>
Press contacts
echrpress@echr.coe.int| tel: +33 3 90 21 42 08
media@fra.europa.eu | tel. +43 1 580 30 655
The European Court of Human Rights was set up in Strasbourg by the Council of Europe Member States in 1959. Decisions, judgments and further information about the Court can be found on its Internet site. To receive the Court’s press releases, please subscribe to the Court’s RSS feeds.
The European Union Agency for Fundamental Rights (FRA) provides evidence-based advice to the EU institutions and Member States, helping to ensure that the fundamental rights of people living in the EU are protected. To receive regular information about FRA’s work, please subscribe here.
Downloads: 

European Court of Human Rights and EU Fundamental Rights Agency launch Handbook on European law relating to asylum, borders and immigration

martes, 11 de junio de 2013

Debate sobre prostitución en Lugo 15 de junio 2013


AMMAR. Un año de la ley de Trata


Después de la sanción e implementación de la Ley de Trata provincial, muchas cosas han pasado en la Asociación de Mujeres Meretrices Córdoba, evidenciado por un gran retroceso marcado por el estigma, la hipocresía, y la persecución a las trabajadoras sexuales como seres inexistentes. De eso no se habla ni una palabra desde los gobiernos, quienes dicen luchar contra la explotación sexual y la trata de personas, pero desconocen a quienes desde un lugar clave y protagónico venimos haciéndolo desde hace muchos años; en la ciudad de Rosario le costo la vida a la Secretaria General de AMMAR, la compañera Sandra Cabrera, a quien no estamos dispuestas a olvidar jamás, en el reclamo de justicia ante la impunidad de su asesinato por denunciar la complicidad política judicial y policial en la Trata de Personas de su ciudad. La nueva Ley de Trata implementada por medio del Artículo 46 del Código de Faltas, persigue concretamente a quien ejerce la prostitución (“cualquiera sea la forma o modo” según el inciso A. 3 de la misma) clausurando cualquier lugar en donde ella exista. AMMAR, repudia las detenciones de las compañeras trabajadoras sexuales a quienes se les ha aplicado esta ley, por estar en el lugar ejerciendo una actividad lícita en Argentina que no esta penada y que se sigue convirtiéndose en una acción clandestina. Son muchas las meretrices que se quedaron sin un lugar para trabajar y sólo algunas tomaron coraje para pararse en una esquina, lejos de poder estar tranquilas en un marco de seguridad y derechos, aumentaron notablemente las denuncias constantes sobre la persecución policial, pero en este caso por el artículo 45 del código de faltas. Por esta situación hace más de un mes, le estamos solicitando audiencia al Ministro de Seguridad de la Provincia, Alejo Paredes, quien parece no tener la voluntad política de escucharnos tampoco. Seguimos trabajando de manera riesgosa y en mayor clandestinidad, se ha fortaleciendo el proxenetismo, delito penado en la argentina desde 1913 y que no es perseguido por dicha ley que se maneja através del código de faltas, o quizás alguien puede creer que l@s proxenetas están esperando en un prostíbulo que llegue la policía para la clausura del mismo y para ser arrestados. Desde AMMAR hemos intentado hacernos escuchar ante tanta política represiva para el sector y cientos de familias, pero se empeñan en seguir invisibilizandonos como espacio político que denunciamos lo que much@s prefieren hacer la vista gorda, en ese sentido el pasado miércoles nos han DENEGADO el recurso de re-consideración presentado con los abogados de AMMAR, para la obtención de nuestra personería jurídica, sin tener ni siquiera en cuenta todas las adhesiones y firmas que se presentaron de cientos de personas que pedían que se revea la determinación apoyando a la asociación para su reconocimiento legal. Existe en la actualidad una manipulación constante a través de subsidios y mercadería hacia las compañeras que más lo necesitan, la industria del rescate solicita documentación personal y de sus familias con visitas de trabajadoras sociales, logrando de esta manera tener un listado de 457 mujeres que publicitan como “liberadas /rescatadas”, es una falta de respeto al sector y a la sociedad en general a quien le venden soluciones irreales a cualquier precio. A pesar de todo esto, seguimos de pie luchando por el reconocimiento de nuestros derechos y por sobre todo de nuestra voz como sujetas políticas y de cambio. Por todo esto, desde AMMAR-CTA en articulación con la Red por el Reconocimiento del Trabajo sexual, es que invitamos a la puesta en escena y difusión de nuestros carteles, no de propaganda, si no de reclamo por el respeto de nuestros Derechos Humanos. El martes 11 a partir de las 11hs en General Paz y 9 de julio, estaremos interviniendo los semáforos para que nuestra voz sea manifestada en el espacio público. Esperamos contar con su apoyo y presencia, agradecemos así también la difusión. AMMAR CÓRDOBA CONTACTO: Blanca Mendoza 156524335

Trabajo sexual, sociedad y estigma

The complexities of sex work, society & stigma:

I.) by TAMPEP:
Why Sex Work Should Not Be A Crime

1. Stigma and violence against sex workers is fueled by the fact that sex work is a crime.

2. Because sex work is a crime, sex workers are denied protection by police and the courts.

3. Risks that sex workers may face ─ such as violence, extortion, kidnapping or confinement ─ are already against the law.

4. Because sex work is a crime, sex workers must work alone or incriminate their associates.

5. Because sex work is a crime, sex workers are discriminated against and face social exclusion.

6. Because sex work is a crime, sex workers are denied protection under labour law.

7. Sex workers' access to healthcare that is relevant and non-judgmental is hindered by the fact that sex work is a crime.

8. Laws that make sex work a crime infringe upon our sexual freedom, in particular, the freedom to set the terms under which we agree to have sex.

9. Because sex work is a crime, sex workers' choices for work are severely limited.

10. Any new law that would make buying sex a crime would limit sex workers' ability to earn an living and would not protect sex workers from harm.

II.) by MoF:
Economic Analysis of Stigmatisation

A. Even in countries where sex work is not a crime but legalized, most of the above is true.

B. Then the stigma, re-stigmatisation, self-stigmatisation (internalized stigma, moral law), the criminalisation of 3rd parties and activities in the vicinity of sex work become reason for exclusion.

C. It turns out to be a very long way to reach for all the necessary levels of tolerance, decriminalisation, anti-discrimination, acceptance and inclusion. To honour diversity and the very services by sex workers is only possible to content people and societies, who are not trapped in a capitalistic competition every one against everyone, based on the philosophy and reality of scarce resources and limited opportunities, but who are confident to open future and unlimited possible solutions and innovations.

D. Inclusion is not available in most countries, due to the difference or incompatibility of sex work in regard to traditional or family values. They partly derive from emotions like jealousy or disgust. Sex work and pay6consumption is just the opposite to marriage. Conservatism is devoted to sustainability where sex work is very much disadvantaged intrinsically (biologistic of youth and sexiness...) and extrinsically (structural exclusion...).

E. The sex in sex work makes the age old profession be easy targeted by "sexual politics" [Kate Millett 1969].

F. To have a stigmatized omega group is easy and effective for societies in crisis situations. Witch hunts can only be prevented long before happening by preventing bad fate for the society in total. When capitalism crashes periodically, over-population, peak-oil and climate change take their toll, it becomes more and more unlikely to manage all that well. The cost to manage and develop complex cultures at one point becomes to high to what is available and the state or culture collapse.

F. The deeper root of the incompatibility of sex work with traditional society lies in a difference in economy, thinking and lifestyle. Whereas sex workers can live in the here-now and sell what was gifted to us by nature, all other folks need to study, work hard in 5to9 jobs and become PRE-FINANCED by parents or investors in order to be able to produce valuable goods or services before being able to start trading and making any income.

G. Sex workers therefore can live in an archaic BARTER-TRADE ECONOMY (paradise), whereas rest of society is expelled and must live in modern PRE-FINANCED ECONOMY, where the time value of money needs to be accounted for (compound interest, mortgage, insurance, pension plan, social security, family values...).

H. Unless that is not fully understood, sex workers and the sex worker community can not develop healthy business strategies and infrastructure institutions to sustainable career planning and living long and healthy lives. Then the early capitalism very tough competitive market rules take over and create much misery, where then the traditional society has no better answer other than to criminalize all sex business activities. Then the circle of criminalisation and later possible liberalisation and emancipation starts over again.

Source www.facebook.com/permalink.php?story_fbid=546764038702774&id=172651836113998

lunes, 10 de junio de 2013

Testimonio de Carmela Prostituta italiana


Texto elaborado por una prostituta anarquista italiana….
Soy una prostituta. Mi nombre profesional es Carmela y trabajo por la noche en la periferia de una ciudad de Italia. Mi toma de contacto con las ideas anarquistas fue por casualidad y por amor, y así escuché por primera vez una vieja canción anarquista que decía: “Las prostitutas que mueren de tifus en el hospital, esas son nuestras hijas”. Durante el día la sociedad nos condena, pero por la noche nos busca. Y no son sólo los hombres quienes en esta moderna y avanzada época vienen hacia nosotras, ya que los “tríos” hace tiempo que se pusieron de moda. Así que ahora también somos envidiadas por las noches por las mujeres a quienes les gustaría hacer suyo un poco de nuestro arte amatorio, para poder follar mejor a sus jefes y ascender en su carrera profesional.
El Estado proxeneta muestra su cara hipócrita y democrática y sopesa la decisión de conceder a mi “sector laboral” el derecho a la propia explotación: pagar impuestos, “integrarnos“ en la sociedad es la palabra mágica y desgraciadamente, much@s de mis colegas lo están literalmente mendigando.
Pero hace ya tiempo que me tomé mis derechos por mí misma y la vida como yo quiero, sin pedir permiso a nadie. ¿Ser un miembro más? Ya me vale con los miembros que veo a lo largo del día. Para mí la sociedad se basa en una enorme prostitución: hombres y mujeres que, diariamente, a la misma hora, marchan hacia sus puestos de trabajo, con el mismo aburrimiento, con la misma fatalidad, que se prostituyen solos o en grupo (¡espíritu de equipo!) para que toda esta mierda continúe aguantando. Pequeños empleados o yuppies, todos l@s ciudadan@s decentes tienen al final algo en común: desprecian a las inmorales putas como yo, que van a trabajar bien por decisión propia o por la necesidad del dinero. ¿Pero quién no va a trabajar por la necesidad del dinero?
Seguramente, el mundo de la noche, aunque le guste parecer tan atractivo, tiene también sus aspectos negativos. No deja de ser un reflejo de su violencia, que se esconde hipocritamente durante el día tras la fachada de una cultura moralista. Nuestros clientes no son otros más que tu jefe, tu compañero de trabajo, tus conocidos, vecinos y cada vez más, sus mujeres y amigas.
Pero lo que más me molesta, más que esta ignorante, envidiosa e hipócrita sociedad, son esas discusiones psicológicas, que también en parte se realizan en la “escena” de izquierdas o feminista. Allí se nos trata como las “pobres” prostitutas, golpeadas por sus chulos y violadas por sus malos y perversos clientes (sobre las clientas parece que se calla conscientemente, o se desconoce por ignorancia su existencia).
A menudo me pregunto de dónde sacará esa gente sus conocimientos, ya que ninguna de estas compañeras o compañeros ha disfrutado de una velada conmigo o siquiera me han preguntado por qué prefiero trabajar de pie en la calle a sentada en una oficina.
Para mí esto invalida a quien dice luchar por la libertad y la revolución, porque no me reconocen como ser indivudual el derecho y la capacidad de tomar mis propias decisiones, y me imaginan como una persona tonta, débil y digna de compasión. La prostitución infantil es algo penoso, ya que un niño no puede decidir qué quiere hacer y qué no. Pero, ¿por qué nadie habla de los niños a quienes diariamente se idiotiza en los colegios y guarderías para que cuando sean mayores se conviertan en alegres consumidores y en eficientes prostitutas en el sistema productivo para el chulo del Estado? ¿Por qué nadie habla de los niños que ven la luz en el mundo en las (democráticas) cárceles donde están encerradas sus madres? ¿No merece tanto la pena hablar de ello? Ya, quizás muchos de estos super-revolucinari@s de boquilla no tienen ni idea de que muchos niños pasan sus primeros años de vida en la cárcel, y que luego, de un día para otro, son arrancados del cariño de su madre, y todo esto en nombre de unas atenciones que cualquiera de nosotr@s rechazaría.
Además, existe una gran diferencia: nosotras las putas abrimos las piernas y dejamos a un integrante de esta sociedad que haga lo que nosotras queramos, y nada más. Una sociedad que gracias a su trabajo asalariado posibilita un sistema que atormenta y mata personas y animales, que con el dinero de sus impuestos financia guerras, que destruye el medio ambiente y bueno, todo lo demás que vosotros ya deberíais saber mejor que yo, que no soy más que una tonta, inmadura e inútil puta. Y la moral, o moraleja de esta historia no existe, ya que su moral es asquerosa. ¡A la mierda con su moral!
Extraído del fanzine alemán FREIRAUM nº26

Nota de la Red Brasileña de Prostitutas acerca de la censura, la intervención y la alteración de la campaña de prevención del SIDA por el gobierno federal


 

 brasil-prostitutas-ReasonWhy_es_

http://www.umbeijoparagabriela.com/?cat=3

En contra del bien de todos y de la felicidad general de la nación, el gobierno viola los principios de la Constitución y del Sistema Único de Salud

7 de junio de 2013
El movimiento de prostitutas y el movimiento de reforma sanitaria que llevó a la construcción del Sistema Único de Salud (SUS), tienen puntos comunes en sus trayectorias: procesos de diálogo, creación y acción. Así como la salud se transformó en una obligación del estado y un derecho para todos —orientado por los principios de universalidad, igualdad (sin prejuicios o privilegios de cualquier clase), integralidad, descentralización  y participación comunitaria— el movimiento de prostitutas tuvo sus raíces en la denuncia de la desigualdad, el prejuicio y la discriminación y en la afirmación del derecho a trabajar con dignidad, respeto y derechos ciudadanos.
Con la decisión del gobierno de, primero, vetar y , después, alterar drásticamente la campaña contra el SIDA, supuestamente construida en colaboración con las prostitutas, vemos que treinta años después están utilizando a este grupo social para afirmar lo que desean, ignorando por tanto los logros del movimiento social y violando diversos principios democráticos del SUS.
En primer lugar, viola el principio de la participación comunitaria. El taller destinado a crear la campaña, promovido en marzo por el Departamento de ETS, SIDA y Hepatitis Vírica, produjo materiales que resaltaban la felicidad (“Me siento feliz de ser prostituta”), la ciudadanía (“Nuestro mayor sueño es que la sociedad nos vea como ciudadanas”), la lucha contra la violencia (“No aceptar que la gente sea como es es una forma de violencia”) y los preservativos. ¿Qué hizo el gobierno? Ignoró todos estos elementos que han demostrado contribuir a la prevención  y se limitó a incentivar el uso del preservativo, como si ello fuera un gesto puramente objetivo y mecánico, disociado de subjetividades, derechos y vulnerabilidades. Es la “higienización” de la vida.
En segundo lugar, al seleccionar sólo un determinado mensaje de entre todos los construídos en el taller, rechaza el principio de igualdad, negando a las prostitutas el derecho a expresar sus sueños, sus ideas  de ciudadanía  y a afirmar su identidad y visibilidad social. En este sentido, dejan de ser reconocidas como ciudadanas y usuarias del SUS.
Las acciones de prevención y promoción de la salud basadas en redes de ciudadanía deberían resaltar, y también ser parte de él, otro principio de Salud que ha sido violado: la integralidad.
Más aún, las acciones del gobierno se colocan en una posición arrogante al no permitir a las prostitutas aparecer nada más que como víctimas o vectores de enfermedad y, como tales, sujetos sin voz. Sólo tienen derecho a ser salvadas por el Estado, que es el proveedor del único elemento (“consigue tu preservativo en el centro de salud”) que las librará del SIDA.
La actitud del gobierno revela también un intento de alimentar una estructura moral de la familia a cualquier coste, mediante su cobarde complicidad con un discurso que relega a las prostitutas y otros segmentos “inconvenientes” de la población a los márgenes de un cierto modelo de sociedad.
Al pronunciarse contra el texto “Me siento feliz de ser prostituta”, el gobierno también demuestra arrogancia al no creer que una prostituta pueda ser feliz y teme que expresemos deseos de felicidad que van contra este modelo de sociedad.
Y ¿los deseos de los políticos? ¿Qué medidas hay detrás de estos movimientos? ¿Existe un proyecto de felicidad? ¿Por qué sólo pueden ser felices ellos? ¿Qué precio deben pagar las prostitutas? Nuestros cuerpos, deseos y vidas son los que están pagando del precio de los acuerdos políticos y las negociaciones de partidos. Este es el coste de la censura y el cese del diálogo.
Nosotras seguiremos aquí, sí, felices con nuestra profesión. Creyendo que no deberíamos vivir con violencia y discriminación, y que necesitamos ser respetadas por nuestra decisiones como ciudadanas. E insistiendo en que el gobierno asuma, con valentía, la construcción de políticas basadas en principios constitucionales y destinadas a toda la población, independientemente de su orientación sexual, su identidad de género o su profesión.
 brasil-prostitutas-2-ReasonWhy_es_
http://elestantedelaciti.wordpress.com/2013/06/08/nota-de-la-red-brasilena-de-prostitutas-acerca-de-la-censura-la-intervencion-y-la-alteracion-de-la-campana-de-prevencion-del-sida-por-el-gobierno-federal/

domingo, 9 de junio de 2013

Proyecto Esperanza necesita ayuda para 9 pasaportes

http://www.migranodearena.org/proyecto-esperanzaadoratrices2

SINpasaporteSINidentidad
Link de esta web para enviarlo a tus amigos:
http://www.migranodearena.org/proyecto-esperanzaadoratrices2
Por: Proyecto ESPERANZA Adoratrices
Evento: SINpasaporteSINidentidad
Fecha: 15/09/2014
 
 
Objetivo
1000.00 €
 
Total recaudado
235 €
Haz tu donación ahora
Se acerca el verano y todo el mundo tiene lista su documentación para viajar. Sin embargo, muchas mujeres víctimas de trata con las que trabajamos no disponen ni de un pasaporte con el que acreditar su identidad.
Sin documento de identidad no pueden ni desplazarse ni empadronarse ni acceder al mínimo de servicios básicos que para todo el mundo son tan naturales.
La obtención de pasaporte es un trámite que hay que realizar en cada embajada de cada país. Algunas embajadas exigen el pago de entre 100 y 150 euros por este servicio a sus propias nacionales. Es una cantidad de dinero que las mujeres no tienen.
Este año queremos incluir el pasaporte de las mujeres entre las gestiones para un verano más solidario. Queremos compartir gastos en este viaje en el que estamos permanentemente embarcadas. Queremos lograr 9 pasaportes a la Esperanza.

lunes, 3 de junio de 2013

Desarticulada una red de Trata

CUERPO NACIONAL DE POLICÍA

La Policía Nacional desarticula un grupo organizado que explotaba sexualmente a mujeres nigerianas

02 / 06 / 2013 BARCELONA / MÁLAGA
En colaboración con la policía francesa
Introducían a las víctimas en España cruzando el Estrecho de Gibraltar de manera irregular y las obligaban a prostituirse en localidades próximas a Barcelona y en Málaga
La operación se ha saldado con la detención de los principales integrantes de la red, entre los que se encontraba una mujer que era la máxima responsable
La Policía Nacional tiene a disposición de las víctimas el  teléfono 900.10.50.90 y el correo trata@policia.es, dos medios confidenciales atendidos las 24 horas por agentes especializados
Agentes de la Policía Nacional han desarticulado una organización criminal que explotaba sexualmente a mujeres nigerianas, en el marco del Plan Integral Policial de Lucha contra la Trata de Seres Humanos con fines de explotación sexual impulsado por la Comisaría General de Extranjería y Fronteras. Introducían a las víctimas en España cruzando el Estrecho de Gibraltar de manera irregular y presuntamente las obligaban a prostituirse en localidades próximas a Barcelona y en Málaga.
La operación se ha saldado con la detención de los principales integrantes de la red, entre los que se encontraba una mujer que era la máxima responsable. La Policía Nacional tiene a disposición de las víctimas el teléfono 900.10.50.90 y el correo trata@policia.es, dos medios confidenciales atendidos las 24 horas por agentes especializados.
Las investigaciones comenzaron hace un año, a raíz de una denuncia presentada ante la Policía de Nantes (Francia) por una ciudadana nigeriana que manifestó estar siendo explotada por una compatriota suya, que la obligaba a ejercer la prostitución en la calle y que, según la denunciante, residía en España.
Tras meses de investigaciones, los agentes a través de su enlace con la Policía del Aire y Fronteras y en colaboración con la Policía Judicial, ambas francesas, lograron llegar hasta una organización delictiva, compuesta por ciudadanos de nacionalidad nigeriana y dedicada a la trata de seres humanos con fines de explotación sexual. Además descubrieron que a la cabeza de dicha organización se encontraba una mujer nigeriana asentada en localidades próximas a Barcelona, desde donde dirigía toda la actividad.
Viudas con cargas familiares
Poco después los agentes averiguaron que las labores de captación las realizaba otra mujer, amiga de la primera. Para ello, recorría las zonas más deprimidas de Benin City (Nigeria) fundamentalmente y, a través de sus propios contactos, se informaba de cuáles eran las chicas con una situación personal desesperada, con el fin de acercarse a ellas. Así, por ejemplo, seleccionaba mujeres con padres o esposos fallecidos y con importantes cargas familiares a sus espaldas.
Una vez elegidas las posibles víctimas, les ofrecían venir a Europa para trabajar en el ejercicio de la prostitución, prometiéndolas que ganarían grandes cantidades de dinero, ofertas que ellas, en su situación, no podían rechazar. A continuación, trasladaban a las chicas hasta España. Los responsables de llevar a cabo esta tarea eran personas de confianza de la máxima responsable, casi siempre familiares. Este proceso podía durar hasta cuatro o cinco meses y la primera parte del mismo, por tierras africanas, se realizaba por vía terrestre, hasta que llegaban a la costa marroquí, desde donde eran introducidas ilegalmente en España en pateras. La responsable de la organización se ocupaba de todos los gastos generados por el viaje.
Una vez en nuestro país, la mayor parte de las mujeres eran destinadas a la zona de Cataluña, donde se encontraba la máxima responsable de la organización, para su explotación sexual, aunque también se ha detectado la presencia de algunos miembros de la misma controlando a otras mujeres en el ejercicio del prostitución callejera en la ciudad de Málaga.  Respecto a las que llegaban a Cataluña, la cabecilla se encargaba de distribuir a las mujeres por los distintos lugares donde debían ejercer la prostitución, imponiéndolas las tarifas que tenían que exigir a los clientes por sus servicios, cómo debían comportarse, así como las estrategias que debían emplear para acercarse a los mismos.
Ceremonias de Vudú
El control que ejercía sobre las mujeres era total, empleando para ello tanto las amenazas verbales, como la violencia física o diversas ceremonias de vudú con las que las aterrorizaba. Llegó incluso a producirles graves lesiones mediante mordiscos o causándoles con una plancha quemaduras hasta de segundo grado.
Los agentes han concluido la investigación con la detención de seis personas de nacionalidad nigeriana, entre las que se encuentra la principal responsable de la organización y se han realizado cinco registros domiciliarios, dos de ellos en España y otros tres en Francia
La operación ha sido llevada a cabo por la Brigada Central contra la Trata de Seres Humanos de la Comisaría General de Extranjería y Fronteras, junto con la Oficina Central Contra la Trata de Seres Humanos de la Policía Judicial francesa y el enlace policial del Cuerpo Nacional de Policía  ante la Policía Judicial francesa, ha contado también con la colaboración de las UCRIF de Barcelona y Málaga.

http://www.interior.gob.es/press/la-policia-nacional-desarticula-un-grupo-organizado-que-explotaba-sexualmente-a-mujeres-nigerianas-15240