viernes, 29 de noviembre de 2013

Situación de prostitución y Trata en el País Vasco

 Noticia recogida sobre la Trata  para la explotación sexual. Me preocupa que no se tenga en cuenta otro tipo de explotaciones y no se hagan públicas. Y también se vuelve a confundir entre los conceptos de trata y tráfico. El tráfico de personas es solamente ayudar a las personas que quieren migrar a cruzar las fronteras de los países. pero en ningún caso viven en esclavitud, no conlleva la esclavitud. Asimismo aporta datos y cifras de prostitución en el Pais Vasco.
********************************

Dorcas era una chica congoleña normal, estudiaba y hacía de modelo en tiendas de ropa. Venía de una familia muy pobre y cuando una supuesta cazatalentos europea la descubrió en un desfile no dudó en subirse a un avión con ella sin avisar siquiera a su familia creyendo que se dirigía hacia un destino mejor. Acabó encerrada en un piso, sin poder salir de una habitación y obligada a mantener relaciones sexuales en contra de su voluntad. Dorcas es una de tantas adolescentes subsaharianas que ha acabado como víctima de una de las redes de trata de mujeres y también una de las pocas que ha conseguido zafarse de ellas. Su testimonio ha quedado recogido junto al de otras 4 chicas que han pasado por situaciones parecidas en un libro editado por la delegación en Euskadi de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado(CEAR). Una publicación que trata de llamar la atención sobre el tráfico de seres humanos.
CEAR-Euskadi ha presentado en rueda de prensa las dificultades con las que se encuentran para atender a las víctimas, la mayoría mujeres, de las redes de explotación sexual. Si son de fuera de la Comunidad Europea la legislación española ofrece la posibilidad de que soliciten asilo. De hecho, la trata ya se ha convertido en el primer motivo en las solicitudes debidas a persecución por género. La principal dificultad viene dada porque las autoridades normalmente reclaman que exista alguna denuncia para que estas peticiones prosperen, un obstáculo que pocas veces se supera.
“Es muy difícil que las víctimas de trata se atrevan a denunciar”, ha asegurado esta mañana Patricia Bárcena, directora de CEAR-Euskadi. En 2012 el Instituto vasco de la mujer, Emakunde, recibió 13 denuncias de mujeres víctimas de una red de explotación sexual, hasta el mes de septiembre de este año registró otras 7. La fiscalía vasca, sin embargo, no pudo abrir ninguna diligencia el año pasado. El miedo que normalmente ejercen las redes sobre las mujeres se une a posibles represalias sobre las familias que dejaron en sus países de origen para impedir que sus acusaciones prosperen.
“La mayor parte de los fiscales se quejan de que no consiguen que las víctimas mantengan su testimonio en cuanto empiezan el procedimiento”, ha explicado Paloma Favieres, coordinadora del servicio jurídico de CEAR. Por el contrario, las redes de explotación suelen contar con los servicios de buenos abogados que enseguida reclaman conocer la identidad de la víctima denunciante y acaban por dar la puntilla a la mayoría de los procesos. “Tengo la esperanza de que en el tema de la trata podamos seguir avanzando de la misma forma en la que lo hicimos hace 15 años con la violencia de género”, ha declarado Favieres. La letrada de CEAR reclama sobre todo un mayor acento sobre la protección de las víctimas y no tanto sobre las operaciones policiales.
Si bien el año pasado hubo sólo 13 denuncias ante Emakunde, CEAR considera que la magnitud del problema es mucho mayor ya que muchas de las víctimas no saben cómo salir del círculo de explotación en el que se encuentran. Según los datos del instituto vasco de la mujer, en Euskadi hay actualmente 211 pisos, 77 clubes de alterne y más de 1.800 mujeres dedicadas a la prostitución. La policía nacional ofreció en junio datos sobre la trata y España salía muy mal parada. Es el 2º país europeo con mayor número de víctimas por detrás de Italia, con una estimación policial de más de 12.000 personas afectadas.
La mayor parte de las mujeres dedicadas a la prostitución en Euskadi son extranjeras, mayoritariamente de Rumania y Bulgaria. Debido a su origen comunitario, estas mujeres no pueden solicitar asilo y, por lo tanto, sus posibilidades para salir de un círculo de explotación sexual se limitan al procedimiento penal ordinario con todas sus dificultades añadidas. En cualquier caso, según han explicado hoy las portavoces de CEAR, tampoco es que las víctimas subsaharianas lo tengan muy fácil. Por ejemplo, el año pasado sólo 4 de las 14 personas que iniciaron el protocolo para pedir asilo en el aeropuerto de Barajas consiguieron que su solicitud prosperara.

Congreso sobre la trata

El 12 y el 13 de diciembre CEAR-Euskadi celebrará su segundo congreso sobre persecución por motivos de género y derecho de asilo en Bilbao. El tema de este año será precisamente la trata de mujeres con fines de explotación sexual y reunirá a expertas de instituciones y organizaciones no gubernamentales de ámbito estatal e internacional.
Las conferencias girarán en torno a temas como la protección internacional de las víctimas de trata en España y en la Unión Europea o las respuestas de las instituciones y las organizaciones sociales. También servirán para presentar el libro ‘Vivir sin miedo-Beldurrik gabe bizi’, que sobre este tema ha editado CEAR Euskadi y en el que ha recogido los testimonios de cinco víctimas que lograron escapar de las redes de explotación sexual. Las jornadas tendrán lugar en el Colegio de abogados de Bizkaia.

Leer más:  “Es muy difícil que las víctimas de trata se atrevan a denunciar”  http://www.eldiario.es/norte/euskadi/dificil-victimas-trata-atrevan-denunciar_0_201580364.html#BGW8xp1IpGa3a7dL

Entrevista a Montse Neira (Francia)


FRANCIA/ PROSTITUCION
(03:52)


Entrevista que he concedido a RFI, a colación de la posible aprobación de una Ley en Francia que criminaliza a los clientes de la prostitución.


Por Silvia Celi
En el marco de los debates sobre la criminalización de los clientes de la prostitución, que comenzaron este viernes en la Asamblea Nacional francesa, RFI entrevistó a la trabajadora sexual Montse Neira. Montse, que vive en Barcelona, afirma que "creció en un medio social marginal, alienada y sin educación". A los 29 años se dedicó a la prostitución para ganarse la vida. A los cuarenta años comenzó a estudiar.
En el 2012 publicó una autobiografía titulada Una mala mujer (Plataforma Editorial), en la que cuenta cómo logró salir de la exclusión social, mantener a su familia y formarse. "Se suele ver lo más sórdido, las víctimas, pero no a los sobrevivientes... que tienen que ocultarse para no ser discriminadas socialmente", declara la autora. Los beneficios de su libro están repartidos entre asociaciones que apoyan a mujeres en situación de trata y a las que se encuentran en condiciones de mayor vulnerabilidad.
Fuente:
http://www.espanol.rfi.fr/francia/20131129-una-mala-mujer-autobiografia-de-una-prostituta

Una mujer igual a ti

jueves, 28 de noviembre de 2013

Prostitutas realizaron un "tetazo" frente al Parlamento argentino


Un grupo de trabajadoras sexuales de Argentina realizó este martes un "tetazo" frente al Parlamento de su país para reclamar la aprobación de una ley que regule el trabajo sexual autónomo.
Con el torso desnudo y bajo la lluvia, las mujeres reclamaron "que se comience a debatir el proyecto para que se regularice el trabajo sexual autónomo en mujeres mayores de 18 años que por decisión propia ejercen esta actividad", explicó a Efe la dirigente de la Asociación de Mujeres Meretrices de la Argentina Georgina Orellano.
La convocatoria se enmarcó en el Día Internacional de la No Violencia Contra la Mujer, conmemorado este lunes.
Orellano sostuvo que la manifestación con los senos al descubierto buscó "darle a conocer a la sociedad la violencia" que las trabajadoras sexuales sufren "por no tener un marco legal".
"Nos roban nuestras pertenencias, discriminación, maltratos, pérdidas de fuentes laborales, abusos y coimas policiales", habían manifestado desde la asociación en el comunicado que anunciaba la protesta.
En el mismo texto, también señalaron: "Todo esto lleva a la precarización de nuestras vidas y nos condena más a la clandestinidad y criminalización".
Fotos


Médicos del Mundo envía un DVD a los 577 diputados franceses para hacer oír la palabra de las personas que se prostituyen

 En Francia quieren abolir la prostitución siguiendo el modelo sueco, penalizando a los clientes, asociaciones de trabajadoras sexuale sy entidades como Médicos del mundo están avisando de las consecuencias nefastas para las personas que ejercen la prostitución.



Comunicado de prensa
Médicos del Mundo ha enviado ayer a todos y cada uno de los diputados franceses un DVD que recoge entrevistas con personas que se prostituyen. La propuesta de ley que pretende penalizar a los clientes será examinada en la Asamblea Nacional a partir del miércoles 27 de noviembre. Es esencial que, en la víspera de los debates, los elegidos franceses hayan oído la palabra de las personas afectadas.
A fin de hacer oír la voz de todas aquellas y todos aquellos a los que esta ley va a hacer más frágiles en el día a día venidero, Médicos del Mundo ha enviado a los 577 diputados franceses un DVD que recoge la palabra de las personas que se prostituyen. Estas últimas explican hasta qué punto temen las consecuencias que la penalización de los clientes tendrá sobre su salud y sobre el respeto de sus derechos.
La penalización de los clientes favorecerá el desarrollo de una prostitución ejercida en los lugares más aislados. Esta clandestinidad volverá el ejercicio de la prostitución más peligroso, en términos de salud y seguridad: alejamiento de las estructuras de atención sanitaria, de diagnóstico y de prevención; reducción del poder de negociación con el cliente, lo que forzará a las personas a aceptar ciertas prácticas o relaciones sin protección; o incluso una mayor exposición a la violencia y a la explotación.
La penalización de los clientes no es solo contraproducente en términos de salud pública y de reducción de riesgos, sino que vuelve también caduco el conjunto de medidas sociales previstas por el texto de la ley, sobre todo una serie de ayudas a las personas que aceptaren inscribirse en un “circuíto de salida de la prostitución”.
“El consenso sobre la protección de las personas no se materializa en ciertas disposiciones de esta propuesta de ley sobre la prostitución. Si hay que luchar con vigor contra la trata de seres humanos y la violencia, hay que considerar de entrada los efectos colaterales deletéreos que inducirá la penalización de los clientes”, declara el Dr. Jean-François Corty, director de las Missions France.
En cuanto a las medidas contenidas en la presente propuesta de ley, Médicos del Mundo pide que el delito de captación pública de clientes sea derogado de inmediato, que la compra de actos sexuales no sea penalizada y que el acceso a un permiso de residencia o a los derechos sociales no esté condicionado al cese de la actividad de prostitución.
Descargar el vídeo con cuatro testimonios (el primero en español) aquí : http://youtube/KmpZYaJfVgQ/KmpZYaJfVgQ

lunes, 25 de noviembre de 2013

La primera cooperativa de trabajo sexual en España

http://www.europapress.es/illes-balears/noticia-nace-ibiza-primera-cooperativa-servicios-sexo-espana-evitar-proxenetismo-20131123160145.htm

Prostitución en la calle Robadors, en el barrio del Raval de Barcelona
Foto: EUROPA PRESS
IBIZA, 23 Nov. (EUROPA PRESS) -
   La isla de Ibiza cuenta desde el pasado 6 de noviembre con la primera Sociedad Cooperativa de Servicios del Sexo de España (Sealeer), cuyo objetivo es "regular este gremio, así como sentar un precedente" para la normalización del mismo "en el resto del país" y evitar así el proxenetismo, según han explicado a Europa Press fuentes de la entidad.
   Según han manifestado, "nuestro ordenamiento jurídico-penal no tipifica la libre prestación de servicios sexuales a cambio de un precio, por lo que ahora se permitirá que los trabajadores cooperativistas, siempre que sean mayores de edad y no tengan ninguna discapacidad, fijen las reglas y las normas de los servicios sexuales a prestar".
   Este hecho, han insistido, "contribuirá a que se cumpla con la normativa de prevención de riesgos laborales y se eviten riesgos físicos o se vulneren nuestros derechos fundamentales".
   La presidenta de la sociedad, María José López Armesto, ha asegurado que "las profesionales de este ámbito somos las primeras que queremos cotizar a la Seguridad Social y tener una situación laboral reglada que nos proteja en casos de bajas o jubilaciones y que evite hechos tan deleznables como la explotación laboral o la trata de mujeres".

MÁS DE 2.200 PROFESIONALES EN BALEARES

   Según datos facilitados a Europa Press por Sealeer, sólo en Baleares son más de 2.200 las profesionales censadas, aunque el 90 por ciento de las trabajadoras de clubes y locales no están dadas de alta.
   "Hay un vacío legal que pone en riesgo a nuestro colectivo y que debe resolverse, ya que supondría una regulación que beneficiaría a todas las partes", ha dicho López.
   Asimismo, ha asegurado que "si existe una regulación específica que permite la obtención de licencias administrativas para la explotación de locales de alterne, es justo que las trabajadoras, a nivel individual, sean reconocidas en nuestro Sistema de la Seguridad Social".
   Desde Sealeer también han avanzado que desde ahora se podrán crear asociaciones en defensa de los derechos de este gremio "para que quienes lo componen puedan ser tratados en igualdad de condiciones respecto a cualquier otro trabajador".

COMO LOS FUTBOLISTAS

   Según ha añadido la presidenta de la entidad, "las profesionales del sexo somos como los futbolistas: ganamos mucho durante nuestra juventud, pero es preciso que nos aseguremos para no sufrir exclusión social a partir de los 50 años y eso es lo que pretendemos al regular nuestro gremio: cotizar como el resto de trabajadores y aportar al Estado mucho dinero que en la actualidad no se cotiza".
   López también ha dicho que en otros países, como Alemania y Holanda, con la regulación de esta actividad han logrado reducir la explotación de mujeres, mejorar las condiciones sanitarias en las que ofrecen sus "servicios" y disminuir riesgos sanitarios, en especial los derivados del contagio de enfermedades.
   "A día de hoy la Policía, por ejemplo, no puede actuar en los casos de denuncias por actividad en pisos o casas pero, si se regula la prostitución, Trabajo y Hacienda podrían actuar en los casos en los que no se esté dado de alta e incluso, los ayuntamientos podrían sancionar a quien ejerce sin cotizar", han asegurado desde Sealeer.
   Para finalizar, la entidad ha recordado que los anuncios de contactos de los diarios locales son el mejor sistema para hacer este control.

¿por qué las trabajadoras sexuales son dejadas fuera del debate sobre violencia de género?

http://elestantedelaciti.wordpress.com/2013/07/20/por-que-las-trabajadoras-sexuales-son-dejadas-fuera-del-debate-sobre-la-violencia-contra-las-mujeres/

Por Kate Zen
http://www.policymic.com/articles/30812/why-are-sex-workers-left-out-of-the-violence-against-women-conversation
“Maté a tantas mujeres que me cuesta llevar la cuenta… Mi plan era matar a tantas mujeres que creyera que eran prostitutas como fuera posible… Escogía a prostitutas como mis víctimas porque eran fáciles de atrapar sin que nadie se diera cuenta.” 

—    Gary Ridgewood, el “Asesino de Green River,” 15 de noviembre de 2003, Seattle, Washington
En Noviembre de 2001, el asesino en serie Gary Ridgewood fue detenido al salir de la Fábrica de camiones Kenworth en Renton, Washington, donde había trabajado en silencio durante más de treinta años. Llevando una vida por lo demás normal, con su horario de trabajo de nueve a cinco, consiguió asesinar en su tiempo libre, sin que nadie se enterara, a más de 49 mujeres, casi todas prostitutas, y enterró sus cuerpos en las zonas boscosas que rodean Kings County, cerca de de donde vivía y trabajaba.
“Escogía a prostitutas como mis víctimas porque son lo que más odio y no quería pagarlas a cambio de sexo”, dijo Ridgewood a los periodistas del Seattle Post Intelligence. El hecho de que muchos de estos asesinatos pasaran sin ser descubiertos durante más de veinte años revela que Ridgewood no era el único sospechoso de estar cometiendo estos atroces asesinatos. La cruel actitud de la policía y los jueces hacia las trabajadoras sexuales y el odioso estigma que la mayoría de la sociedad lanza sobre este grupo marginalizado de personas, son la causa de cientos y cientos de muertes que pasan impunes y ocultos durante absurdos e inhumanos períodos de tiempo.
Aunque la prostitución es a menudo estereotipada como la “profesión más vieja” del mundo, las entre cuarenta y cuarenta y dos millones de personas que se estima que trabajan en esta profesión en todo el mundo siguen sin ser reconocidas como trabajadoras y carecen de los derechos laborales básicos. Según un estudio de enero de 2012 de la Fundación Scelles, tres cuartas partes de estos 40-42 millones tienen entre 13 y 25 años de edad, y el 80% de ellos son mujeres. La tasa de homicidios para mujeres prostitutas se estima que es de 204 por 100.000, según un estudio longitudinal publicado en 2004. Esto constituye una tasa de mortalidad ocupacional superior a la de cualquier otro grupo de mujeres que se haya estudiado.
Pero, a pesar de todo esto, no existe casi ninguna mención de la violencia contra las trabajadoras sexuales en ningún debate de derechos humanos en las Naciones Unidas acerca de la violencia contra las mujeres. La semana pasada, al cierre de la 57ª sesión de la Comisión sobre la Situación de las Mujeres en las Naciones Unidas, el Secretario General Ban-Ki Moon reafirmó el compromiso de hace siete años de la ONU de centrarse en combatir la violencia contra las mujeres hasta 2015:
“La violencia contra las mujeres es una odiosa violación de los derechos humanos, una amenaza global, un atentado contra la salud pública y un ultraje moral”, declaró Ban-Ki Moon, “Independientemente de dónde viva, cuál sea su cultura, cual sea su sociedad, todas las mujeres y niñas tienen derecho a vivir sin miedo”.
Pero, en palabras de la sufragista negra Sojourner Truth: “¿No soy yo una mujer?”
¿Por qué las trabajadoras sexuales no son parte del debate sobre la violencia contra las mujeres? Las trabajadoras sexuales son hijas, hermanas, madres y miembros de la comunidad que viven en tu ciudad, viajan en tus autobuses, comen en tus restaurantes, y leen en tus bibliotecas. Aunque una mayoría de trabajadoras sexuales son mujeres o se identifican como mujeres, muchos son también hijos, hermanos, padres y amantes. Gays, heteros, negras, blancas, altas, bajas, ricas y pobres, las trabajadorxs sexuales vienen de una variedad de diferentes extracciones, y se dedican al trabajo sexual por una variedad de razones diferentes. Algunas de ellas migran a través del mundo en busca de mejores oportunidades y algunas otras son víctimas de trata contra su voluntad. Algunas son adictas a las drogas y otras tienen títulos universitarios; estos dos grupos no son mutuamente excluyentes. Tú, o alguien a quien tú quieres, conocéis probablemente a un/a trabajador/a sexual; quizás has amado incluso a un/a trabajador/a sexual.
El estigma mantiene a este sector masivo en la clandestinidad, y también somete a las trabajadoras sexuales a violencia física impune por parte de clientes, empleadores y policía; así como a la violencia del aislamiento social y la vergüenza asumida. El estigma está en la raíz de las odiosas actitudes que perdonan el abuso y la impunidad, las leyes discriminatorias que mantienen en la clandestinidad al sector y las nocivas condiciones de trabajo que resultan de ocultarse en las sombras de la sociedad. De acuerdo con la socióloga Elizabeth Bernstein, la prostitución de nuestros días es un fenómeno muy diferente de lo que fue en el pasado. La tecnología de Internet, la globalización, la creciente disparidad de riqueza, la crisis económica, la deuda de los estudiantes y los cambios en las costumbres y representaciones sexuales, han jugado todos un papel en la cambiante naturaleza de este sector. La red ha hecho a la prostitución de calle menos visible en ciudades como San Francisco, a la vez que anunciarse online es cada vez más prevalente entre las trabajadoras sexuales de todo el espectro económico.
Lxs trabajadoras sexuales difieren mucho entre diferentes clases, razas y localizaciones —no existe una narrativa común a todas ellas. La suposición difundida por el bienintencionado movimiento antitrata es que la mayor parte de las personas que comercian con sexo son víctimas de trata, y están siendo forzadas a trabajar en contra de su voluntad y sus castas intenciones. Sin embargo, las  estadísticas usadas para probar esto no han sido todo lo consistentes o fiables que es necesario.
Para muchas personas, el trabajo sexual es un acto de autodeterminación y resistencia para luchar contra desigualdades más opresivas. A la vez que las trabajadoras inmigrantes se encargan cada vez más del trabajo emocional de cuidados a dependientes en las industrias de servicios de las ciudades globales, hay algunas que deciden dedicarse al trabajo sexual como una alternativa más lucrativa dentro de mercados laborales discriminatorios por razones de clase y género. El trabajo sexual es uno de los pocos sectores laborales en los que las mujeres son pagadas más que los hombres, y las madres pueden negociar a veces un horario flexible para cuidar a los hijos. Para una persona con una discapacidad o sin acceso a la educación superior, puede ser también el modo más pragmático de ganar dinero, con unas barreras de entrada relativamente bajas.
Para los clientes con una discapacidad, el trabajo sexual puede ser un medio asistido de explorar su sexualidad, como ha demostrado la trabajadora sexual australiana Rachel Wotton, que dirige una ONG de trabajo sexual con clientes discapacitados. A la vez que hay muchos trabajadores inmigrantes explotados, forzados a aceptar un trabajo mal pagado en malas condiciones para pagar los costes de la inmigración, también hay muchos estudiantes de ingresos medios, luchando por arreglárselas con sus deudas de estudiantes, su escasez de tiempo y el mal ambiente económico.  Lxs estudiantes universitarixs son una parte cada vez mayor de la población de trabajadoras sexuales en Inglaterra y Gales.
El rápido crecimiento del comercio sexual en las pasadas dos décadas está compuesto principalmente por personas de nuestra generación, incluyendo estudiantes de nuestras propias escuelas. Si este es tu caso: sal, Aspasia, sal. Juntos, podríamos hacer esto más seguro a los demás. Todas las personas implicadas en el comercio sexual se beneficiarían de una mayor comprensión y un menor estigma. Como sociedad, sólo podemos hacer frente a la violencia si estamos dispuestos a permitir que la realidad salga a la luz. La generación del milenio tiene la oportunidad de redefinir la manera como se percibe el trabajo sexual en el siglo veintiuno. Mientras hace furor entre bienintencionadas feministas y activistas antitrata el debate acerca de si la prostitución debería o no, idealmente, existir, yo no entraré aquí en el mismo. Se crea que la prostitución deberia eliminarse por completo o que a las trabajadorxs sexuales debería, por el contrario, dárseles derechos y protecciones laborales, no debemos empantanarnos en este momento en desacuerdos acerca de cómo pensamos que debería detenerse la violencia de género en el trabajo sexual.
Empecemos por tomarnos un momento para reconocer sencillamente que la violencia generalizada y estructural a través de la historia contra este silenciado grupo de personas es un asunto de derechos humanos. El trabajo forzado de todos los hombres y mujeres, desde los trabajadores del campo a los trabajadores de industrias clandestinas y esclavos sexuales, es injusto. Todos podemos estar de acuerdo en esto. Defender los derechos de las trabajadorxs sexuales no está reñido con luchar contra la trata; de hecho, según ha demostrado DMSC, el sindicato de trabajadoras sexuales de la India, con 60.000 mujeres afiliadas, las trabajadoras sexuales pueden ser los agentes más eficaces sobre el terreno en la lucha contra la trata sexual y la implicación de menores en la prostitución.
A la luz de los recientes acontecimientos que están aumentando la atención prestada a la violencia de género, desde las Naciones Unidas al One Billion Rising de Eve Ensler y a las manifestaciones del Día Internacional de las Mujeres, me gustaría ver a feministas y activistas de derechos humanos unidos en torno a unos pocos puntos con los que podemos estar todos de acuerdo:
Las mujeres todavía sufren de discriminación y desigualdad. Las que eligen el trabajo sexual son a menudo las que experimentan esta desigualdad más intensamente.
La desigualdad económica, la persistente diferencia salarial entre hombres y mujeres,  la diferencia por géneros en el acceso a la escolarización en muchas partes del mundo, el exorbitante coste de la formación y un sistema quebrado de deuda educacional, la todavía abrumadora responsabilidad femenina del cuidado de los hijos… estos son los temas en los que están trabajando las feministas.
Y estas son también las causas por las que las personas entran en el trabajo sexual, sea voluntaria o involuntariamente.
No las castiguemos más por las injustas condiciones que ellas no han creado.
El feminismo es para todas las mujeres, y los derechos humanos son para todas las personas. Nadie merece ser sometido a violencia.
Las personas que se dedican al comercio sexual hacen resaltar algunas de las más profundas contradicciones de la sociedad, las fracturas en los marcos de referencia que más apreciamos. Es una prueba importante de la fuerza y consistencia de nuestros marcos ideológicos: la prueba de si podemos o no hacerlos extensivos a los miembros más marginados de nuestra sociedad.
A la hora de unirse en la lucha contra la violencia de género, hagamos de 2013 el año en el que la violencia contra las trabajadoras sexuales llega por fin a la conciencia colectiva como un asunto de derechos humanos.
Kate Zen es feminista y activista de derechos humanos en primer lugar y, en segundo, antigua dominatrix y estudiante de ciencias sociales.
Incluir a todas las mujeres es una campaña para hacer visible la violencia contra las trabajadoras sexuales en el marco de la lucha contra la violencia de género dentro de la defensa de los derechos humanos de las Naciones Unidas.
IAwoman.org. “¿No soy yo una mujer?” está actualmente buscando activistas en los medios, investigadores y artistas para montar una campaña para incluir el tema de la  violencia contra las trabajadoras sexuales en la Comisión de la ONU sobre el Estado de las Mujeres que tendrá lugar en 2015.

martes, 19 de noviembre de 2013

Nota de prensa del Colectivo Hetaira . Se están vulnerando los derechos Fundamentales de las personas que ejercen la prostitución

NOTA DE PRENSA
Hetaira: “La Ley de Seguridad Ciudadana perjudicará a prostitutas y víctimas detrata”
Madrid, 19 de noviembre de 2013

El Colectivo Hetaira desea manifestar su rechazo al anteproyecto de Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana, presentado por el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, que, entre otras muchas cosas, sancionará a quienes ofrezcan o contraten servicios sexuales cerca de los colegios.

Un anteproyecto que no ha sido anunciado previamente y que pretende ser llevado próximamente al Consejo de Ministros.

Multar a las prostitutas es la peor iniciativa que podría tomar el Gobierno central en cuestiones de prostitución. Recordamos que en 2007 el Congreso de los Diputados se comprometió a realizar un estudio de situación sobre la prostitución, estudio que jamás se ha llegado a poner en marcha. Es decir, seguimos sin conocer a ciencia cierta qué cantidad de personas ejercen la prostitución ni en qué modalidad (calle, pisos, clubes, hoteles, etc…, quienes trabajan autónomamente, quienes lo hacen en relación a terceros…).

Sin ir más lejos, el Instituto Nacional de Estadística (INE) solicitaba hace pocas semanas datos al Colectivo Hetaira para poder conocer el PIB de la actividad de la prostitución, según una exigencia europea al Gobierno español.

No sabemos ni aproximadamente cuántas prostitutas ejercen en nuestro país, no sabemos cuántas de estas personas trabajan cerca de colegios, ni jamás se ha presentado esta situación (cercanía a los colegios) como un “grave problema social”, pero es igual, el Gobierno las multará. Y cuando no puedan pagar semejantes cantidades pero sigan trabajando en el mismo lugar probablemente pasará lo que ya está pasando en otras ciudades que la sanción administrativa se convertirá en delito de desobediencia a la autoridad.

Entendemos, por los datos que hoy ofrecen sobre el nuevo proyecto de ley los medios de comunicación, que también serán multadas si se considerase que su presencia ocasiona “algún riesgo para la seguridad vial”, con lo que, soterradamente, estamos asistiendo a la prohibición de negociar un intercambio de servicios sexuales por dinero en la calle en cualquier circunstancia.

Ante la difícil situación que atraviesan las prostitutas (a quienes la crisis está afectando al igual que al resto de la población), el Gobierno responde criminalizándolas (a pesar de que, recordémoslo, la prostitución no es un delito) y las situará en una situación de aún mayor vulnerabilidad.

Hetaira denuncia que leyes como ésta castigan a las prostitutas que captan su clientela en la calle (y que suelen ser las más vulnerables pero también las más autónomas) y favorecen los intereses de los empresarios de los grandes clubes ya que las obligan a trabajar en esos lugares donde carecen de cualquier ley que proteja sus derechos, dado que no existe un reconocimiento de que la prostitución sea un trabajo.

Hetaira denuncia que no existen programas sociales ni ofertas de empleo realistas para que quienes deseen abandonar el ejercicio de la prostitución puedan hacerlo con tranquilidad, con cierta cobertura social que no las arrastre sin remedio a una situación de extrema pobreza.

Hetaira entiende que las trabajadoras del sexo en nuestro país lo que necesitan son derechos laborales que las protejan frente a los abusos que ya sufren. Estamos cansadas de oír hablar de “explotación sexual” sin que se sepa bien qué significa este concepto ni se ponga remedio a los abusos laborales que sufren las que trabajan en grandes clubes, dependiendo de terceros.

En cuanto a las personas que sean víctimas de trata, si este proyecto de ley llega a entrar en vigor, difícilmente considerarán a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado como “aliados” para denunciar su situación; sino todo lo contrario, para ellas serán solo aquellos que las multan por ejercer.

Por todas estas razones en materia de prostitución (a las que sumamos nuestro rechazo a la prohibición de concentraciones y manifestación no autorizadas, así como las manifestaciones ante el Congreso de los Diputados, la participación en los escraches, etc), nos oponemos a la aprobación del anteproyecto de Ley de Seguridad Ciudadana.

lunes, 18 de noviembre de 2013

Trabajo sexual en México


 Las mujeres trabajadoras del sexo de México se preparan como periodistas para poder luchar cntra la estigmatización que supone enfrentarse a los medios de comunicación social. La Merced es una de las zonas dónde ejercer la prostitución supone enfrentarse a la vulneración de la mayoría de derechos humanos por parte de instituciones y delincuentes.
Montse Neira

 http://www.elmundo.es/internacional/2013/11/15/52866e2a684341f0678b4588.html

"Soy Krizna, trabajador sexual transgénero. Llegué al trabajo sexual porque aquí en México no hubo ni hay oportunidades de trabajo y de estudios. No me avergüenzo de mi trabajo, nadie me obliga a hacerlo. La extorsión y la criminalización nos forzó a organizarnos de forma pacífica". El texto que da inicio a la entrevista con una compañera de Francia está listo. Sentadas en torno a una mesa, las mujeres, todas trabajadoras sexuales (ni prostitutas, ni sexoservidoras, ni putas -aclaran- aunque este último calificativo sí lo usan cariñosamente entre ellas) debaten sobre las preguntas que deben hacer, las palabras precisas para indagar en la vida de la entrevistada sin ofender, los temas a tratar... Luego se ponen a escribir mientras los hijos de alguna de ellas juegan al otro lado de la habitación.
Muchas mujeres y transgénero del barrio de La Merced, conocida área de prostitución en el centro de la Ciudad de México, llevan años organizadas para reivindicarse como clase trabajadora, hacer respetar sus derechos y denunciar la violencia y las extorsiones a las que son sometidas, sobre todo por la policía.
También quieren "desnudar" la trata de personas, pero a través de sus víctimas. "Lo que pensamos fue, ' si solo quieren nota amarilla para hablar de nosotras, pues se la vamos a dar' y, por ejemplo, nos desnudamos en un juzgado, o nos sacamos sangre delante de la prensa para hacer mantas [pancartas] de protesta", explica Krizna. "Pero no bastó, hay más historias que contar, por eso queremos crear nuestros propios medios de difusión, crear nuestras propias notas".
La organización Brigada Callejera les dio el apoyo y el momento no podía ser más apropiado. Según explica la portavoz de este colectivo, Elvira Madrid, con una nueva ley en México contra la trata de personas, aprobada en 2012 pero cuya reforma está ahora en debate parlamentario, y unas autoridades que quieren mostrar resultados rápidos, las trabajadoras sexuales aspiraban a dejar claro varios conceptos: que no todo el mundo que está en la calle es víctima de trata; que hay que ayudar a las que sí lo son, sin criminalizarlas y atacando a los grandes del negocio y no a los más débiles; que no se puede abandonar a las mujeres que se juegan la vida por denunciar; y que no puede utilizarse el preservativo como prueba de ningún delito. ¿La forma de hacer todo esto? El periodismo.

El punto de partida

"Empezamos por lo básico, los puntos, los paréntesis, que es un 'lead', la pirámide invertida, el quién, qué, cómo, dónde, cuándo y cómo... No teníamos ni idea de qué era todo eso pero ahora, después de tres años de trabajo, preparamos un libro", comenta Krizna. Además, ella, gracias al taller y después de 22 años trabajando en la calle, acabó el bachiller y ahora intenta acceder a la universidad a estudiar derecho.
Durante meses el taller de periodismo Aquiles Baeza (aquí-les-va-esa, bromean ellas), que ahora tiene lugar en un local de la colonia Roma, se desarrolló en las casas de las propias mujeres entre risas, lágrimas, llamadas de clientes, maquillaje y reglas de ortografía. "Era salvaje", dice la profesora, la periodista Gloria Muñoz. "Al principio me tocó hacer lo que hacen ellas todos los días en la calle, dignificar mi trabajo porque para todas el periodismo eran calumnias, manipulación, discriminación, todo términos negativos".
Las clases combinan técnicas de escritura con una parte terapéutica. "Quieren desnudar la trata porque saben cómo funciona y enseguida detectan si alguien dice una mentira, hablan de la corrupción y de sus historias cotidianas marcadas por la violencia, cómo a una que la intentan ahorcar, a otra la clavan un cuchillo, otra ni sabe el número de veces que la violaron... A veces es una lloradera pero también se intercambian consejos para ganar más dinero con sus clientes".
El próximo proyecto en vista es el libro que reunirá todas las entrevistas que están haciendo. "Trabajadoras sexuales entrevistando a otras, con nuestro lenguaje y la dignidad que nos gustaría recibir de los otros medios", sentencian. Será una denuncia colectiva pero en primera persona, sin pelos en la lengua. Pero les queda lo peor, la edición. "Tú sabes lo que es eso, a ver cómo dejas todo lo que te he contado resumido en una página y que no falten las frases importantes", bromea Krizna. En su caso, hay que añadir una más, la que habla de sus planes de futuro. "Voy a entrar en la universidad y no voy a dejar la calle. Mi sueño es ejercer Derecho en una esquina".

sábado, 16 de noviembre de 2013

El trabajo sexual en México: XVI ENCUENTRO NACIONAL DE LA RED MEXICANA DE TRABAJO SEXUAL

http://brigadaac.mayfirst.org/Analisis-de-la-iniciativa-de-ley-para-la-regulacion-del-sexo-servicio-en-el-D-F

Análisis de la iniciativa de ley para la regulación del sexo servicio en el D.F.

XVI ENCUENTRO NACIONAL DE LA RED MEXICANA DE TRABAJO SEXUAL
Por David Avendaño Mendoza “Krizna”, del taller de periodismo Aquiles Baeza
El pasado 29 de octubre del presente, el diputado Agustín Torres Pérez presentó ante la asamblea legislativa la INICIATIVA DE LEY PARA REGULAR EL SEXO SERVICIO.
Dentro de su exposición de motivos declara:
Según la procuraduría general de justicia del Distrito Federal de octubre de 2008 a agosto de 2012 se han rescatado 323 víctimas de trata y acusado a 163 personas por este delito. En 2008 la asamblea estableció que en el DF hay alrededor de 40 mil “trabajadores sexuales”. (Poniendo entre comillas nuestro trabajo)
Según un diagnóstico de derechos humanos del DF ha detectado la explotación sexual de menores de edad en La Merced, Garibaldi, la Alameda, Sullivan, paseo de la reforma, avenida Insurgentes, zona rosa, en diversos tramos de calzada de Tlalpan, (metro San Antonio Abad, donde afirma que existe explotación sexual), colonia Morelos y en las inmediaciones de la delegación Cuauhtémoc y afirma que existen victimas de trata de Europa del este.( Anexando mapas donde se encuentran los puntos de trabajo y que aseveran existen en todos, explotación sexual).
Declara que el sexo servicio es un problema que ha existido en la zona de la Merced además del mal llamado corredor Buenavista, corredor que el mismo propuso, avaló e impuso. Pero que lavándose las manos afirma que esto se ha dado por la total tolerancia de las autoridades.
La propuesta analiza el trabajo sexual y le adjudica consecuencias para quien lo ejerce como: enfermedades de trasmisión sexual (llamados correctamente infecciones), abortos forzados, alcoholismo, drogadicción, violencia de sus explotadores y de los clientes, además de trastornos mentales como ausencia de autoestima, síndrome de Estocolmo, intentos recurrentes de suicidio, automutilación, estrés postraumático, personalidad bipolar entre otros.
El diputado destaca que los delitos relacionados con la trata son el lenocinio, corrupción de menores, pornografía sexual, turismo sexual, privación ilegal de la libertad y trabajos forzados. La confusión entre trata y los delitos mencionados radica en la similitud de conductas que sin embargo no son lo mismo. Afirma que el sexo servicio tiene una problemática muy intensa y que debe atacarse de manera concreta y propone a través de esta ley regularla para que en un periodo determinado y con la disminución paulatina se llegue a la erradicación paulatina de dicha práctica en el DF ( ideología abolicionista)
Sin embargo afirma que legalizarla no la fomenta, al contrario, la regula para que se desarrolle de mejor forma posible, proponiendo que las personas que se dedican al trabajo sexual se presenten “libremente” ante organismos públicos una vez al mes para que les validen, controlen y verifiquen su trabajo. Plantea la posibilidad de que el Estado conozca donde, cuando, quienes y bajo que circunstancias y condiciones se ejerce el trabajo sexual con el pretexto de combatir de una forma más eficiente de combatir la trata de personas porque el sexo servicio hace que subsista y se extienda la trata.
Este proyecto busca erradicar la industria del sexo, contrariamente líneas después afirma que el reconocimiento del sexo servicio como actividad lícita con sus limitantes se sustenta en el derecho a la autodeterminación, a la libertad de la empresa y al uso del cuerpo como herramienta de trabajo y que esto puede implicar la liberación sexual y el desprendimiento de modelos victorianos y la lucha contra estereotipos moralistas.
Esta ley tiene como uno de sus objetivos proteger a las personas que obtienen un servicio de las y los sexo servidores, reorientar las actividades y aplicar programas de salud adecuadas a las personas que se dedican a esta actividadentre otras.
Propone un registro a través de un gafete sanitario anual emitido por la Secretaria de Salud, permiso emitido por la Delegación correspondiente, además de sancionar PENALMENTE a quien viole estas normas y a quien obtenga una relación sexual a cambio de dinero o especie con una multa o hasta seis meses de prisión. (Ya no sería una falta administrativa sino un delito el trabajo sexual)
Abre la puerta para que en los establecimientos se ejerza el trabajo sexual (bares, discos, estéticas, casas de masajes, etc.) Previo a que la trabajadora sexual muestre su gafete y entregue a la “recepcionista” carta de ofrecimiento y aceptación para ejercer el sexo servicio (propone legalizar el lenocinio y la trata sexual y laboral en dichos lugares)
Analizando los artículos de esta propuesta de ley encontramos algunas incongruencias y el no respeto a los Derechos humanos, cómo:
CAPITULO I
Articulo dos, refiere: que se entiende por sexo servicio a toda persona que reciba una remuneración económica o en especie o en natura se entrega de una manera habitual y en la forma que sea durante toda o una parte de su tiempo, a contactos sexuales normales o “ANORMALES” con diferentes personas que sean de su mismo sexo o sexo opuesto.
Basta con el ofrecimiento del propio cuerpo públicamente independientemente de la actividad que se realice para quedar sujetos a la disposición de esta ley (no es especifico en este punto) se practique o no relaciones sexuales o se obtenga o no remuneración económica concertada.
Artículo tres:
Inciso VII: El gafete sanitario será emitido por la Secretaria de Salud el cual regula la prevención y control de enfermedades infecciosas.
Inciso XVIII: Sexo servidor (a) a la persona física hombre o mujer o de atracción sexual del mismo sexo autorizada para ejercer la actividad del sexo servicio en un espacio autorizado.
Articulo cuatro. La aplicación, vigilancia y sanción de la presente ley corresponde:
I Jefe de gobierno
II Secretaria de Gobierno
III Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal
IV secretaria de seguridad Publica
V Consejería Jurídica
VI Instituto de Verificación Administrativa
VII Secretaria de desarrollo social
VIII Secretaria de Salud
IX Secretaria de Desarrollo Económico y
X Delegación
No se menciona la Secretaria del Trabajo por lo tanto es falso la frase “ derecho a la autodeterminación, libertad a la empresa y al uso del cuerpo como herramienta de TRABAJO.
Artículo seis: corresponde a la Secretaria de Gobierno
I-Integrar y actualizar el registro de personas que se dedican al sexo servicio
IV- Fomentar políticas públicas, programas y acciones que contribuyan a una cultura de respeto y no violencia hacia los y las sexo servidoras.
(No se mencionan los derechos humanos de las y los trabajadores sexuales)
Artículo siete: corresponde a la procuraduría
I- En coordinación con la secretaria del gobierno y de la Delegación investigar las conductas que de estas autoridades le hagan del conocimiento independientemente de las que investigue de manera oficiosa, en donde se sospeche que existen conductas constitutivas de delito en contra de las sexo servidoras, usuarios o personas reguladas en la presente ley.
(Las que no lo estén reguladas no serán tomadas en cuenta como sexo servidoras, no estarán amparadas por esta ley, no habrá investigación y por lo tanto justicia)
III Implementar programas y platicas de difusión para proteger los derechos de los y las sexo servidoras. (Nuevamente hace caso omiso a los derechos humanos de las personas que se dedican al sexo comercial)
Articulo ocho: Corresponde a la secretaria de seguridad
I- salvaguardar la integridad delos y las sexo servidoras considerando los Derechos Humanos.
(Hace mención de los Derechos Humanos aunque no especifica cuáles son la de los y las trabajadoras sexuales)
Artículo ocho: corresponde a la secretaria de Salud
I - Otorgar gafete sanitario para el ejercicio del sexo servicio
Elaborar registro de personas que cuentan con el gafete sanitario de prevención y control de enfermedades infecciosas.
II- Informar periódicamente a la secretaria de gobierno y Delegación de los gafetes sanitarios otorgados.
(Hemos comprobado que un registro de personas dedicadas al trabajo sexual solo sirve para para la extorsión y el chantaje así mismo los gafetes con el control sanitario nos costó la extorsión y criminalización de nuestras compañeras, además que está demostrado a nivel internacional por organizaciones en lucha contra el SIDA que el control sanitario no es un método para prevenir las infecciones de trasmisión sexual, muy al contrario fomenta la explotación sexual y por ende la diseminación del VIH-SIDA y otras infecciones)
TITULO SEGUNDO
DE LAS PROHIBICIONES
CAPITULO SEGUNDO
Artículo 14- El ejercicio de la prostitución está prohibido en la vía pública, en aquellos espacios o zonas que no han sido determinadas por la autoridad.
Artículo 15- Está prohibida la concertación, contratación, práctica y el ejercicio de la actividad sexual en los casos siguientes:
I -Si los o las sexo servidoras no tienen su permiso correspondiente.
II -Personas en estado de gestación; y
III-Si presentan alguna de estas enfermedades:
A) Cualquier tipo de drogadicción
b) Síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA) infección asintomática de VIH, sífilis, gonococias, chlamidiasis, herpes genital, condilomatosis, linfogranuloma y otras enfermedades infecciosas.
c) Molusco contagioso,
d) Tuberculosis y lepra,
e) Escabiasis y pediculosis,
f) Micosis profundas, toxoplasmosis, histoplasmosis,
g) Cólera, fiebre tifoidea, fiebre paratifoidea, brucelosis,
h) dengue clásico y hemorrágico, fiebre amarilla. Fiebre manchada y otras rickettsiosis,
i) Hepatitis viral,
j) Diphtheria, sarampión, rubéola, paludismo, tifo, leishmaniosis, tripanosomiasis, cistercosis,
k) Estreptocócicas, meningococcias y estafilococcias activas,
l) Otra enfermedad infecciosa no contemplada en las anteriores, y
m) La indicada por la Secretaria de Salud.
Artículo 16: además de las prohibiciones de
I- obstruir salidas de emergencia
IV- Portar cualquier elemento o instrumento apto para agredir
VI- Agredir verbal o físicamente a cualquier persona,
VII- Participar en hechos de violencia, provocarlos o promoverlos y
VIII- Lo que disponga esta ley.
CAPITULO II
DE LOS MENORES DE EDAD
Artículo 19- Toda persona que sea sorprendida induciendo a otra persona a la actividad del sexo servicio y le facilite los medios para que la practique con el fin de comercio carnal será consignada a las autoridades correspondientes.
(Esta ley está propiciando lo mismo que condena)
TITULO TERCERO
DEL REGISTRO EN LA SECRETARIA DE SALUD
CAPITULO I
Artículo 21. Es obligación de quien ejerza el sexo servicio registrarse en el sistema de salud….
(Refiere anteriormente que es de forma voluntaria)
Artículo 22- Para obtener el registro y gafete sanitario se deben cubrir los siguientes requisitos:
II- Obtener curso de formación sobre enfermedades infecciosas y entender los riesgos que implica el ejercicio del sexo servicio.
IV -Tener certificado médico aprobado por la S. de salud.
V - carta compromiso “bajo protesta de decir la verdad” de que se compromete acudir una vez al mes al reconocimiento médico ordinario autorizado por la SS.
VI - Quienes cumplan con los requisitos se les entregara por la SS el gafete sanitario en forma de credencial con los espacios para los controles determinados y que se renovarán anualmente sin costo.
Dicho gafete deberán portarlo los registrados siempre que practiquen el sexo servicio, toda vez que avala que no se encuentran en riesgo de salud.
Artículo 23- El gafete sanitario con fotografía deberá contener por lo menos: nombre de la persona, folio, fotografía, sexo, días de horario autorizado, lugar donde se ejerza la actividad sexual, fecha de emisión, firma de la SS, firma de la sexo servidora, control mensual de reconocimiento médico ordinario y lineamientos ordinarios.
TITULO CUARTO
REGISTRO Y GAFETE SANITARIO
Artículo 25- la suspensión del registro y gafete podrá decretarse por la SS o a petición de cualquier autoridad competente de forma temporal o definitiva.
Artículo 26- se decreta la suspensión del registro y gafete cuando,
A) Temporal
I- Cuando no asista en el mes a su reconocimiento médico se suspenderá por tres meses por practicar la prostitución.
II- Cuando haya embarazo
III- Cuando haya aborto
IV - Cuando padezcan alguna enfermedad contemplada en ordenamiento.
(De ser así se sancionara de 50 a 100 salarios mínimos y en caso de reincidencia se duplicara el mínimo y el máximo impuesto)
B) Se suspenderá definitivamente cuando:
I - cuando no se haya asistido a su reconocimiento médico en un tiempo de seis meses.
III - Cuando padezca el o la sexo servidora alguna enfermedad incurable.
(De ser así la sanción será de 100 a 500 salarios mínimos, en caso de reincidencia se duplicara el mínimo y el máximo)
TITULO SEPTIMO
OBLIGACIONES
CAPITULO I
Artículo 33. Quien practique o ejerza el sexo servicio está obligado a su reconocimiento médico ordinario…
Artículo 34 quienes ejerzan el sexo servicio tendrán las siguientes obligaciones:
III- Ocupar únicamente los espacios que les haya sido asignado por la delegación
IV- Traer consigo el gafete sanitario y permiso correspondiente.
(Ahora nos menciona por primera vez un permiso, no bastando con el gafete)
VI - Mantener limpio el espacio autorizado, incluyendo toda la zona próxima al mismo. (Este párrafo solo confunde ya que no especifica a que distancia exacta se deberá mantener la zona próxima)
VIII - No utilizar vestimenta que estén contra la moral y las buenas costumbres.
(¿Dónde está la liberación sexual y el desprendimiento de modelos victorianos y la lucha contra estereotipos moralistas que menciona en su exposición de motivos?)
Artículo 35. Además al reconocimiento médico extraordinario en los siguientes casos:
I- Cuando se considere que haya contraído una enfermedad previstas en la ley.
II- En caso de enfermedades epidérmicas y
III - (aunque haya puesto IV) Cuando haya queja o denuncia y lo determine alguna autoridad.
TITULO OCTAVO
DE LOS ESPACIOS AUTORIZADOS
CAPITULO I
EN LA VIA PÚBLICA
Artículo 38. La delegación tomando en cuenta las áreas que actualmente se encuentra el sexo servicio determinara y delimitara los espacios autorizados…. Con la proyección de que las mismas irán disminuyendo hasta ser trasladadas as zonas no habitacionales. Para determinar su ubicación se preferirá un lugar apartado de las viviendas, de preferencia completamente bardeado.
(No abiertamente pero describiendo zonas de tolerancia en un corto plazo)
CAPITULO DOS
DE LOS ESTABLECIMIENTOS
Artículo 43. Son obligaciones de los dueños, encargados, gerentes o administradores de los establecimientos:
I - Vigilar que quienes practiquen el sexo servicio cumplan con la normatividad.
II -No permitir en su establecimiento la práctica de sexo s. a personas que carezcan del gafete sanitario
IV - Llevar una bitácora de registro de los y las sexo s. que ahí trabajen y que hayan cumplido con la carta de ofrecimiento y aceptación por parte del prestador y quien ejerce el sexo s. e informarlo mensualmente a la secretaria de Gobierno y a la Delegación.
Reportar a la S. Salud la sospecha de sujetos enfermos.
VIII - Deberán prestar todas las facilidades e información que les sea requerida al personal de las autoridades competentes, y
IX - No permitir el acceso a sexo s. que no hayan cumplido con todos los requisitos que marca la ley.
(Jamás menciona los derechos laborales de las personas dedicadas al trabajo sexual y que obviamente tienen una relación obrero-patronal)
Artículo 44 Las personas que laboren en los establecimientos autorizados en la zona de tolerancia….
(En este párrafo ya abiertamente menciona la zona de tolerancia)
TITULO NOVENO
SANCIONES E INFRACCIONES
CAPITULO I
Artículo 45. Las violaciones a la normativa de esta ley serán sancionadas PENALMENTE.
Una persona en los casos distintos expuestos previamente y que obtenga una relación casual a cambio de dinero será sancionado por la compra de un servicio sexual por una multa o hasta seis meses de prisión.
(El trabajo sexual ya no es una falta administrativa, esta ley la tipifica cómo un delito)
Cuando se detecta alguna persona dedicada al sexo s. que sabiéndose enfermo de algún padecimiento ejerza el sexo s. Se denunciara al Ministerio Publico para que se inicie la averiguación por la probable conducta delictiva.
Artículo 53. Se sancionara con arresto de hasta 36 horas:
I -A la persona que interfiera, se oponga u obstaculice el ejercicio de las autoridades competentes.
II -A la persona que se niegue a cumplir con los requerimientos y las disposiciones de la S. de Salud provocando peligro a la salud de terceros.
IV - Cuando sea necesario proteger la salud de la población a juicio de la autoridad competente.
(Esta ley considera al trabajo sexual como un propulsor de enfermedades y un foco de infección. Científicamente se ha comprobado que las y los trabajadores sexuales han sido en estas últimas décadas el menor índice de casos de ITS y del VIH-SIDA. Al parecer estas disposiciones no van de acuerdo con estos tiempos, un retroceso en el ámbito de lucha contra el SIDA sin tomar en cuenta a los expertos en la materia ni sus trabajos de investigación)
Realizado por Krizna, trabajador sexual, activista, integrante de la Red Mexicana de Trabajo Sexual y miembro del taller de periodismo comunitario “Aquiles Baeza”
DF 13 de noviembre de 2013

En Alemania, LLamamiento hecho por personas que ejercen la prostitución para que se reconozca el trabajo sexual.

* Para fortalecer los derechos de lxs trabajadorxs sexuales y mejorar sus condiciones de vida y de trabajo
http://researchprojectkorea.wordpress.com/2013/10/30/appeal-for-prostitution/
Lo que sigue es la traducción al español de la versión inglesa de un Llamamiento A FAVOR de la Prostitución hecho por la Asociación Profesional de Servicios Eróticos y Sexuales (Berufsverband erotische und sexuelle Dienstleistung) en Alemania. Es una respuesta a un llamamiento hecho por la dirigente abolicionista alemana Alice Schwarzer y su revista Emma. 
¡Por favor, leed, difundid y firmad este llamamiento para apoyar a lxs trabajadorxs sexuales de Alemania!

Martes, 29 de octubre de 2013
La prostitucion no es esclavitud. La prostitución es una ocupación en la que se ofrecen servicios sexuales a cambio de una retribución. Tales transacciones se basan en la voluntariedad de las partes implicadas. Sin consentimiento para realizar actividades sexuales no hay prostitución, ya que el sexo contra la voluntad de la persona es violación. Esto último es un delito, incluso en el caso de que el dinero cambie de manos.
La prostitución no es sinónimo de trata de seres humanos. No sólo las alemanas, sino también las trabajadoras sexuales inmigrantes están en su mayoría trabajando como trabajadoras sexuales por propia elección y determinación. Etiquetar sin más a las trabajadoras sexuales, independientemente de su origen étnico, como víctimas, es un acto de discriminación,
Aunque a menudo es descrita como la profesión más vieja del mundo, la prostitución no es reconocida como trabajo en casi ninguna parte. Por el contrario, en la mayor parte del mundo las trabajadoras sexuales son perseguidas, marginadas y excluídas de la sociedad. Esta es la razón por la que las trabajadoras sexuales de todo el mundo reclaman la despenalización del trabajo sexual y su reconocimiento como ocupación laboral.
El Parlamento alemán adoptó esta idea cuando aprobó la Ley de Prostitución de 2002 (ProstG). Su reconocimiento legal mejoró la situación de las trabajadoras sexuales en Alemania. Ahora pueden demandar a los empleadores si no les pagan sus salarios y tienen acceso a la seguridad social y al sistema de salud pública. Además, la provisión de buenas condiciones y locales de trabajo no es ya perseguible como “facilitación de la prostitución”. Sin embargo, la ley no cambió el derecho de la policía a entrar en los locales usados para la prostitución en cualquier momento, y el número de redadas ha aumentado desde su aprobación.
La Ley de Prostitución de 2002 tiene algunos puntos débiles y requiere una reforma. El principal problema, sin embargo, no es la ley en sí misma, sino la falta de implementación en determinados estados federales.
Contrariamente a lo que se suele decir, la Ley de Prostitución no ha llevado a un aumento de la trata de seres humanos en Alemania. Como han mostrado los informes del Departamento de Policía Criminal Federal (BKA), el número de víctimas de trata identificadas  ha disminuído incluso desde la adopción de la ley. En Nueva Zelanda, donde la prostitución es reconocida como trabajo desde 2003, no se ha registrado ningún aumento de trata de seres humanos.
Entre los factores que inducen la trata de seres humanos están la desigualdad global y las leyes de inmigración restrictivas, así como la falta de derechos para las partes afectadas. Una lucha eficaz contra la trata de seres humanos requiere reformas estructurales exhaustivas a nivel global y un enfoque basado en los derechos humanos.
La penalización de los clientes que hacen uso de servicios eróticos es inadecuada para resolver estos problemas. Aunque el llamado “modelo sueco” ha desplazado a la prostitución de calle visible, no existe evidencia de que haya reducido la prostitución en sí o la trata. Mientras tanto, las condiciones laborales de las trabajadoras sexuales ha empeorado y Dinamarca y Escocia han rechazado ya la adopción del “modelo sueco”.
Por lo tanto reclamamos:
● La participación de lxs trabajdorxs sexuales en los procesos políticos que traten del tema de la prostitución
● Que no haya más aumento de los poderes de la policía y que no haya supervisión por el Estado ni recorte de las libertades civiles
● Que no haya penalización de nuestros clientes bajo el modelo sueco o bajo cualquier otra ley
● Información en vez de prohibición, más educación financiada por el gobierno para las trabajadoras sexuales
● Campañas contra la estigmatización y a favor del respeto hacia las trabajadoras sexuales
● Derecho de residencia, compensación y apoyo exhaustivo para las personas víctimas de trata de seres humanos

Firmantes:
Johanna Weber, Sexarbeiterin aus Berlin
Sonja Dolinsek, Herausgeberin des Online-Magazins “menschenhandel heute”
Carmen Amicitiae, Vorstand unseres Berfusverbandes und Sexarbeiterin, Berlin
Astrid Platzmann-Scholten, Bürgermeisterin der Stadt Bochum, Gynäkologin
Kersten Artus, Abgeordnete für DIE LINKE und Vizepräsidentin der          Hamburgischen Bürgerschaft
Undine de Rivière, Sexarbeiterin und Betreiberin aus Hamburg
Manuel Izdebski, Vorstand Deutsche AIDS-Hilfe
Yvonne Perret, Domina, Studiobetreiberin und Vorstand BesD, Wuppertal
Veronica Munk, Koordinatorin TAMPEP-Deutschland aus Hamburg
Manuela Schwartz, Sexarbeiterin aus NRW
Fabio Casagrande, Hochschule für Angewandte Wissenschaften Hamburg
Marianne Rademacher, Ärztin und Lehrerin, Frauenreferentin Deutsche AIDS-Hilfe
Lena Morgenroth, Sexarbeiterin aus Berlin
Dr. Stefanie von Berg, GRÜNE Bürgerschaftsfraktion Hamburg (MdHB)
Wiltrud Schenk, Sozialarbeiterin in einem Berliner Gesundheitsamt
Dr. Kathrin Schrader, Technische Universität Hamburg Harburg
Felix Banaszak, Politischer Bundesgeschäftsführer der GRÜNEN JUGEND, Berlin
Lady Tanja, Sexarbeiterin aus Hamburg
Ania, Wohlfühlmanagerin aus Wien
Margit Weissmüller, Hotelfachfrau/Ex-Escort aus Nürnberg
Christian Knappik, Senioradmin sexworker.at
Linda Rose, dominante Sexarbeiterin aus Wuppetal
Philipp Werner, Rechtsanwalt, Brüssel
Rieke Extrem, Domina ud Scat-Queen aus Wuppertal
Matthias Lehmann, Forschungsprojekt Korea, Berlin
Simon Kowalewski, frauenpolitischer Sprecher, Piratenfraktion Berlin
Tanja Regensburg, Sexdienstleisterin Regensburg
Ante Franjicevic – Krefeld- Theologe und Philosphie Stundent
Reiner Knaack, Informatiker und Ehepartner einer Sexarbeiterin, Hamburg
Marleen – Prostituierte und Studentin aus Berlin
Franza Drechsel, Studentin aus Berlin
Alina Passion, Sexworkerin aus NRW
Susann Huschke, Migrationsforscherin, Freie Universität Berlin
Katharina Mahrt, Studierende, Berlin
Günther Frank, Dipl.-Psych. aus dem Kreis Stormarn
Francisca Funk, Sexarbeiterin aus Frankfurt
Günter Funk, Ehemann einer Sexarbeiterin aus Frankfurt
Christian Heller, Autor, Berlin
Serotease, Sozialpädagogin, Körpertherapeutin, Sexarbeiterin aus Ausgburg
Lara Freudmann, moldawische Sexarbeiterin im Ruhestand im Haus9 in Bremen
Alissia, Sexarbeiterin aus Rumänien im Haus9 in Bremen
Ella, Sexarbeiterin aus Rumänien im Haus9 in Bremen
Julia Weiss, Sexarbeiterin aus Rumänien im Haus9 in Bremen
Isabella, Sexarbeiterin aus Rumänien im Haus9 in Bremen
Klaus Fricke, Mitbetreiber von Haus9 in Bremen
Katinka Schäfer, Sexworkerin, Insel Usedom
Franco Hartwig, Softwareentwickler aus Dortmund
Silke Suck, Sysadmin aus Frankfurt/Main
PG Macioti, Mitarbeiterin der Prostituierten-Beratungsstelle,Hydra e.V. in Berlin
Markus Wildenblanck, Sozialwissenschaftler, München
Kolja Sulimma, Unternehmer aus Frankfurt
Alfred Kalb, Tantramasseur Duesseldorf
Stephanie Klee, Sexarbeiterin und highLights-Agentur, Berlin
Annainga, Sexarbeiterin aus NRW
Dr. Bernhard Kempen, Literaturwissenschaftler, Autor + Erotikkabarettist, Berlin
Helga Bilitewski, Aktivistin, Berlin
Theodora Becker, Sexarbeiterin, Berlin
Gudrun Greb, Beratungsstelle ragazza e.V. in Hamburg
Almuth Wessel, Künstlerin und Hetäre aus Gütersloh
Sibylle Homt, Diplom Sozialarbeiterin, Dresden
Madonna e.V., Beratungsstelle für Sexarbeiterinnen in Bochum
Astrid Gabb, Sozialarbeiterin aus Bochum
Matthias T. J. Grimme, Mit-Herausgeber d. Schlagzeilen + Bondage-Trainer, HH
Susanne Sojka,  Betreiberin aus Pirmasens
Alice, Sexarbeiterin aus Köln
Patricia, Agenturleiterin eines Escortservice aus München
Steffen de Paoli, Bauleiter aus Hersbruck
Annabell Schnücker, Sozialpädagogin, Duisburg
Tim Sodermanns, Autor, Berlin
Lady Isabella, Juguslavin und Domina, Landshut
Xanthia Dalpra, Blog Schreiberin, München
Nicolai von Neudeck, Europäischer Ethnologe, Berlin
Maria Evans-von Krbek, Übersetzerin, Berlin
Tilopa Müller, Ingenieur, Köln
Miss Daria, Sexarbeiterin, Hamburg
Davina Dust, Fetisch Femme Fatale aus München
Martin Krist, Schriftsteller, Berlin
Renate Blum, Sozialarbeiterin aus Wien
Cristina Messnik, Sozialberaterin und Streetworkerin aus Wien
Georg, Student und gelegentlicher Freier
Dorothee Schmidt, Historikerin aus Bochum
Simone Heneka, Dipl. Sozialarbeiterin bei P.I.N.K. in Freiburg
Dorothee Türnau, Dipl. Sozialpädagogin, Phoenix- Beratungsstelle in Hannover
Heike Sievers, Diplom Sozialarbeiterin/Sozialpädagogin, Berlin
Simone Glaß, Diplom Sozialpädagogin, Berlin
Marcel Galiovský, Bachelor Sozialarbeiter/Sozialpädagoge, Berlin
Maciej Zbikowski, Bachelor Sozialarbeiter/Sozialpädagoge, Berlin
Manuel Eigmann, Bachelor Soziale Arbeit, Berlin
Andreas Abel, Diplom-Sozialarbeiter, Sozialpädagoge, Berlin
Ralf Hurnik, Technikinformatiker, Oberhausen
Marlen, tantrische Domina und Fesselkünstlerin aus Berlin
Martina Scharmann, GeneralsekretÄrin Piratenpartei Kreis Frankfurt am Main
Lilli, Sexarbeiterin aus Strasbourg
Amazone Cassandra, Domina aus Wuppertal
Lady Lucille, Sexarbeiterin aus Frankfurt
Michael König, Dipl. Geologe und Tantramasseur, Massageteamleiter
Daria Black Angel, Domina aus Wuppertal
Friederike Strack, Soziologin, Berlin/Rio de Janeiro
Vanessa Eden, Ex-Escort, Buchautorin und Erotik-Coach
Johanna Merhof, Schriftstellerin, Berlin
Salomé, Sexarbeiterin, Frankfurt a. M.
Johannes Bäcker, Pädagoge, Berlin
Naomi, Sexarbeiterin aus Wuppertal
Andreas Bogk, IT-Architekt aus Berlin
Jessica Jahn, Bürokauffrau aus Scheeßel
Silvia Oitner, wissenschaftliche Mitarbeiterin, Alice Salomonhochschule Berlin
Tanja Gangarova, Fachreferentin für Migration, Deutsche AIDS-Hilfe e.V., Berlin
Regina Wenzel, TAMPEP-Deutschland, Hamburg
Anneke Lorenzen, Call-Center-Agent und Sozialarbeiterin, Hamburg
Martin Petersen, Künstler und Designer, Berlin
Harm Neitzel, Queer Artist aus Berlin
Heinrich Maiworm aus Olpe
Janine Eikelboom, Diplom Sozialarbeiterin, Berlin
Andrea Grimme, BDSM- und DOM2be-Workshops, SM Sündikat, Hamburg
Nina, Sexdienstleisterin, Dortmund
Matthias Bauer, IT-Consultant, Hamburg
Jan Roesler, Diplom-Pädagoge, Neumünster
Janine Eikelboom, Diplom Sozialarbeiterin, Berlin
Andreas Sanders, Freiberufler, Partner einer Sexarbeiterin, Hamburg
Matthias Wolf, Verwaltungsangestellter aus Linsengericht
Jacques Tourette , Informatiker, Augsburg
Martin Ambrosius Hackl, selbstständig, Münster
Marvin Radke, Schüler, Flensburg
Rayna Dimitrova, HESED, Sofia, Bulgarien
Jaana Kauppinen, pro-tukipiste, Helsinki, Finnland
Lucile Favet, Autres Regards, Marseille, Frankreich
Pia Covre, Comitato per i Diritti Civile delle Prostitute, Pordenone, Italien
Licia Brussa, TAMPEP International Foundation, Amsterdam, Niederlanden
Maria Hörtner, LEFÖ, Wien, Österreich
Isabel Soares, APDES, Porto, Portugal
Elisa Arenas Lopez, Hetaira, Madrid, Spanien
Matthias Vernaldi, Sexualberater bei Sexybilities – Sexualität u.Behinderung”, Berlin
Tim Sommerer, Fachkraft für Gastronomie, Bad Dürrheim
Kim Schicklang, Aktion Transsexualität und Menschenrecht e.V.
Evrim Sommer, Frauen-und entwicklungspolitische Sprecherin der Linksfraktion
Oliver Flesch, Autor aus Berlin
Romy, Sexworkerin aus München
Wolfgang Fischer, Ingenieur
Mia Sophie Möller, Vorsitzende der Jungen Piraten, Landesverb. Niedersachsen
Mimi, Sexarbeiterin, Berlin
Astrid, Agenturleiterin einer Escortagentur aus Frankfurt
Ulrich Seng, IT-Dienstleister, Bonn
Carola Glöckner, Sexworker, Niedertaufkirchen
Manuel Hurschmann, Dipl. Sozialpädagoge (FH) Wuppertal / Essen
Nadine, Teilzeithure, Düsseldorf.
Helga Hansen, Bloggerin, Braunschweig
Georg Völkl, Aktivit aus Unterschleissheim
Thomas Müller, Angestellter aus Herford
Karsten Finke, Die Grünen im Rat Bochum
Sabrina Winter, Sexdienstleisterin aus Köln
Ursula Probst, Studierende, Berlin
Christiane Howe, Diplom Soziologin, Technische Universität Berlin
Dorothea Schulz, Dipl. Psych.aus Nürnberg
Matthias Rampke, Systemadministrator aus Berlin
Marlene Duda, Studentin aus Berlin
Christoph Wirsching, Filmvorführer aus Nürnberg
Thomas Groh, Filmkritiker aus Berlin
Peter Sinning, CEO in Leer/Ostfriesland
Jörg van Bebber, Filmverleiher, Mannheim
Hasko Baumann, Regisseur aus Berlin
Antje Witte, Kinomanagerin aus Frankfurt/M.
Katharina Dankert, Viedospieletesterin aus Berlin
Dennis Vogel, Bürokaufmann aus Aachen
Dieter F. Bertz, Verleger, Berlin
Alexxas, selbständig und Sexarbeiterin  aus Passau
Christine Bangert, Diplom-Sozialpädagogin, Koblenz
Manon Süsens, Dipl. Sozialpädagogin bei Nitribitt e.V., Bremen
Stefanie Seewald Diplom Sozialarbeiterin/Sozialpädagogin, Berlin
Lina Maria Pinzon, Fitnesstrainer aus Hamburg
Marianne Schweizer, Koordinatorin Verein ASPASIE, Genf, Schweiz
Felix Ihlefeldt, Autor aus Berlin
Steffen Pelz, IT-Projektmanager aus Hamburg
Tuba Alacali, Studentin  aus Berlin
Klaus Dieter Spangenberg, Dipl.Sozialarbeiter/FH i.R.
Barbara 50 Jahre alt reisende Termin Sexarbeiterin
Frauke Watson, Übersetzerin, Ballaugh, Isle of Man
Fabienne Zwankhuizen, Diplom-Sozialpädagogin, Frankfurt
Sascha Tim Fischer, Student Wuppertal / Köln
Thomas Schützenberger, Dipl.-Bibliothekar, Berlin
Bärbel Knorr, Gesundheits- und Sozialökonomin, Berlin
Lisa Bendiek, Studentin aus Halle
Heike Gronski, Referentin „Leben mit HIV“ – Deutsche AIDS-Hilfe in Berlin
Armin Schafberger, Medizinreferent der Deutschen AIDS-Hilfe e.V., Berlin

 Si deseas firmar este llamamiento, envía por favor un email con tu nombre, ocupación y ciudad a:
info@sexwork-deutschland.de
Berufsverband erotische und sexuelle Dienstleistung
(Asociación Profesional de Servicios Eróticos y Sexuales)
Martes, 29 de octubre de 2013

lunes, 11 de noviembre de 2013

La prostitución y la crisis: Las prostitutas cobran la mitad que hace dos años por la crisis

 La crisis afecta en todos los ámbitos ecónomicos de una manera u otra. En la prostitución sobretodo, desde hace dos/tres años, la demanda ha caido en picado en todas las modalidades y en todas las horquillas de precios. En Valladolid:


http://www.elnortedecastilla.es/20131110/local/valladolid/prostitutas-cobran-mitad-hace-201311101317.html

Hasta hace dos años ejercer la prostitución callejera era una actividad económicamente rentable en Valladolid. Así lo admiten sus protagonistas y lo confirman las asociaciones que se mueven en su entorno, como ACLAD. Es cierto que el dinero no llegaba caído del cielo. Había que estar dispuesta a tragarse unos cuantos sapos para conseguirlo. Pero se podía vivir bastante bien. Especialmente en una ciudad como Valladolid, donde las mafias no tienen ni la presencia ni el poder de los que hacen gala en Madrid. Aquí el dinero llegaba bastante limpio a su bolsillo. Incluso daba para mandar a la familia, a Rumanía o a Nigeria, los dos países de los que mayoritariamente proceden.
El panorama ahora es radicalmente distinto. «Ahora solo da para vivir y para pagarte los gastos, pero ya no llega para enviar dinero», admite Nicole, una joven rumana menuda, de ojos hermosos y mirada pícara, que a veces parece una niña inocente, y otras, una superviviente de la vida. Nicole vive con otras cinco rumanas en un mismo piso. Todas buscan sus clientes en la calle. Y están solas. Sin hombres. No se les conocen chulos, ni vinculación con mafias, aunque los extraños vínculos familiares que unen a algunas chicas no son fáciles de entender. En total, una veintena de prostitutas se citan cada día con el destino en la carretera de Renedo.
Una veintena de las cerca de 300 que ACLAD estima que se dedican a este oficio en Valladolid. La mayoría en clubes de alterne o en pisos. Entre 30 y 40 están todavía operativos en Valladolid. En algunos casos en ellos trabajan solo dos chicas; en otros, pueden concentrarse cinco o seis. Casi todas sufren los efectos de la crisis. Menos trabajo y menos beneficios.
Son casi las doce de la noche del martes, y Nicole, como sus compañeras de gremio, lleva desde las cinco de la tarde en la carretera. Es un mal día: hay fútbol en la televisión. Quizás por ello, o porque hace frío, o porque estamos a final de mes, o, simplemente, porque no hay dinero, ni para esto ni para nada, la jornada ha sido amarga. Solo uno o dos coches por cabeza. Alguna, ni eso. Pese a lo magro del día, o seguramente por ello, la mayoría están dispuestas a aguantar hasta las dos o las tres de la madrugada.
También las tarifas han caído en picado. Ahora están en 15 o 20 euros, según el tipo de servicio. Algunas mujeres cobran incluso menos. La escasez de clientes obliga a veces a estrategias de competencia no siempre leales. Antes, ninguna mujer lo hacía por menos de 25 o 30 euros. «Los clientes piden más por menos», reconoce Fulga, una de las más veteranas. Lleva diez años en Valladolid. Ella trabaja en la parte alta de la carretera, que suele ser el lugar donde se concentran las que llevan más tiempo en esto, que son también las de clientela más estable.
Todas es una conciencia plena de la importancia de usar condón. Fulga lo tiene clarísimo: «Yo no hago nada sin goma. No tiene sentido que por 20 euros te cojas algo que te arruine toda la vida», asegura. Lo mismo opinaban todas las mujeres con las que El Norte tuvo ocasión de hablar. Seguramente este sea uno de los efectos más visibles del trabajo callado que desarrolla ACLAD. Todos los martes, la asociación reparte en su sede de la calle Puente de la Reina preservativos a las mujeres que acuden a por ellos. Pero, además, una vez al mes, se acercan con su furgoneta a la carretera de Renedo y se los llevan en mano. De paso, aprovechan para compartir con ellas un café y unas magdalenas. Y, lo que es más importante, un rato de conversación y de confidencias.
Prevención del sida
Manolo Martín, trabajador social de ACLAD, es el artífice de este programa. O más bien habría que decir, de esta actividad, porque el programa, como tal, ya no existe. «La Dirección General de la Mujer eliminó hace dos años la subvención que financiaba el programa LUA», explica. «Pese a todo, tratamos de mantenerlo como buenamente podemos». Así, los recursos del servicio de prevención del sida, que sí cuenta con financiación pública, se utilizan para atender a estas mujeres, y periódicamente se las somete a exploraciones y citologías. No es algo baladí. La mayoría carecen de tarjeta sanitaria. Hay que recordar que el suyo es un trabajo alegal, que no tiene ningún tipo de reconocimiento administrativo, que no cotiza a la Seguridad Social y que, por tanto, no genera ningún derecho. También en esto es un trabajo a la intemperie.
Estamos en la segunda parada de la noche, en la esquina de la carretera de Renedo situada justo enfrente del apeadero de Renfe. La furgoneta de ACLAD ha abierto sus puertas y cuatro mujeres, heladas de frío, se han refugiado dentro. A primera vista, un observador despistado podría pensar que se trata de un grupo de chicas dispuestas a prolongar una noche de juerga. Bromean, parlotean, ríen. Nada, salvo el lugar, y, si acaso, su indumentaria, ayuda a identificar la naturaleza de su trabajo.
Toman el pelo a Manolo y a Rocío, la voluntaria que le acompaña. Da la sensación de que no tienen muchas posibilidades de tratar con gente que esté dispuesta a echarles una mano, sin más. Sin condiciones. Sin juicios.
Esa confianza nunca traicionada es la que permite tener un cierto conocimiento de un universo de naturaleza opaca. Manolo elabora fichas sanitarias, les hace preguntas, les pide datos. Y ellas le cuentan. A veces también el día a día de su oculto oficio. Es el único modo de saber. Para ellas es el modo de abandonar un rato los rincones oscuros. Solo hay algo peor que estar en la sombra: que nadie sepa que existes, ni quién eres.
Lidia lleva seis años en Valladolid, y cuenta animadamente que ha perdido 13 kilos de peso. La imagen es importante en este oficio, y ella narra su gesta con orgullosa coquetería. Manolo le reprocha que eso es porque come muy mal, sólo una vez al día, y a ella no le gusta oírlo. Nicole tercia en la charla y dice que ella también ha bajado 5 kilos «y sin dieta ni nada».
Una joven nigeriana se acerca a la furgoneta en busca de un café y condones. Saluda, pero enseguida vuelve a la carretera. Nigerianas y rumanas forman dos mundos. Apenas conviven. Otras dos nigerianas ni siguieran se acercan al vehículo. Y eso que están de pie, ahí al lado, a menos de veinte metros, esperando ese cliente que no termina de llegar.
Un coche se acerca a la furgoneta. Del vehículo se baja María, otra joven rumana, morena y animosa. Viene de prestar un servicio a uno de sus clientes habituales. Todas sus amigas saben que es un hombre casado y con familia. El varón se acerca con familiaridad a saludar a las mujeres. E incluso aceptar ir con María a una hamburguesería próxima en busca de algo para cenar, que la noche va a ser larga. Casi sin poder evitarlo, al cronista le vienen a la cabeza insospechadas imágenes de ‘Irma la dulce’.

Programa de debate sobre prostitución en Alemania.

====
http://daserste.ndr.de/guentherjauch/rueckblick/prostitution157.html
http://daserste.ndr.de/guentherjauch/aktuelle_sendung/gaeste4405.html


Grossboderll Deutschland - Muss Prostitution verboten werden?

Gran Burdel Alemania - ¿Debería prohibirse la prostitución?

Discusión emitida por la ARD el domingo 10 de Noviembre del 2013

Invitados
- Charlotte Britz: Alcalde de SaarBruecken
- Uwe Dörnhöfer:   Investigador criminal de la policia en Munich
- Lena Morgenroth: Prostituta y representante de "Berufsverband für erotische und sexuelle Dienstleistungen" (Asociación de profesionales de los servicios eróticos y sexuales)
- Jürgen Rudloff: Empresario de burdeles en Alemania
- Rita Knobel-Ulrich: Periodista

Argumentos

- Lena Morgenroth
* La profesión no tiene reconocimiento social
* La pobreza hara cualquier tipo de control muy difícil
* Yo me permito escoger a mis clientes
* A la pregunta de qué opina su familia por dedicarse a la prostitución, contesta que tiene todo el apoyo de su familia

- Jürgen Rudloff
* Yo como empresario de un bordel no es mi responsabilidad controlar quien está trabajando en mis locales (No lo dice directamente, pero por todas las respuestas que da se intuye que dice esto)
* Yo pago impuestos
* Yo creo puestos de trabajo
* Yo contraté sicólogas a tiempo completo para apoyar a las mujeres que trabajan en mis locales
* Critica a la periodista de todo lo que ella dice porque lo que ella dice se refiere únicamente a la prostitución en la calle que es seguro que existe ese problema de explotación laboral
* Los comentarios que se pueden encontrar en los foros de internet no pueden ser tomados como serios para reflejar una situación, en este caso, de si las mujeres se prestan a ser humilladas mientras desempeñan sus servicios sexuales
* En diez años que lleva regenteando sus burdeles, ha tenido más de 50 controles con la policía y nunca han encontrado nada irregular
* A una pregunta de la periodísta que dice que hay que controlar mas, pregunta al inspector de policía como haría para controlar que una prostituta que recibe 60 clientes al día (la periodísta dice que hay muchas prostitutas que deben atender a esa cantidad de clientes) es obligada a prostituirse

- Charlotte Britz
* Fue trabajadora social y conoce a fondo la pobreza alrededor de
su ciudad
* Necesitamos hablar con las mujeres (imagino que se refiere a las prostitutas) si podemos permitir o no la prostitución (imagino que se refiere a regularla)
* A la pregunta del empresario de los burdeles, dice que intentan controlar la prostitución en las calles pero que no pueden controlar todas todo el tiempo

- Uwe Dörnhöfer
* Nosotros solo realizamos control de personas: pasaporte en regla, permisos en regla. Aun así, nunca pueden identificar facilmente si alguien es obligado a prostituirse
* Dice que el empresario de los burdeles cumple con todas las leyes
* Las mujeres que ha controlado como prostitutas son casi siempre emigradas con escasos conocimientos del idioma alemán
* Dice que la policia no puede ayudar a las mujeres obligadas a prostituirse si ellas no piden ayuda. Y si piden ayuda, hay que pelear contra el sistema. Si se deciden a denunciar a quien las explota,
no se les expulsa del País (si son de la comunidad europea, aun queriendo no pueden) pero demostrar que son explotadas suele ser lo más difícil de probar
* Dice que si hay que luchar contra la trata de blancas, entonces hay que instaurar controles
* A la pregunta de si hay que regular la prostitución, dice que si, que hay que regular más pero también se pregunta que la sociedad debería preguntarse si hay que tolerar la prostitución

- Rita Knobel-Ulrich
* Dice haber entrevistado a un tratante de blancas en la carcel de Rumania
* Dice que en Rumania hay clases para niñas de trece años en las que las advierten de no ir al mundo occidental a trabajar si son invitadas por desconocidos
* Da muchos hechos sobre la explotación sexual
* Los argumentos que da son sobre todo de las mujeres que ejercen la prostitución en la calle
* Presenta reportaje en video sobre las respuestas de personas que andan en las calles donde hay burdeles. No confirma si son clientes o solo personas que pasaban por ahí
* Dice que lee las opiniones que algunos clientes de prostituas publican en foros de internet y que muchos de esos comentarios son muy denigrantes porque dice, el cliente "recomienda" con que mujeres son más fáciles de lograr más servicios sexuales (no usa la palabra "servicios" pues dice "tu obtienes más con la mujer x que con la mujer y")
* Ataca mucho a Lena Morgenroth. Dice que ella es escasamente una excepción del negocio. Dice haber entrevistado a una prostituta que en tres años hizo 30,000 euros de los que ella no vio un centavo pero su explotador compro tres coches nuevos
* Dice que implantar en modelo sueco no solucionaría nada, pero no especifica qué.

Sobre la emisión
* Dan muchos datos sobre la prostitución en Alemania sin citar ninguna fuente (Mueve mucho dinero, hay x mujeres en el negocio, muchas son explotadas)
* El único dato con fuente es que según las agencias federales hay 44 prostitutas registradas en toda Alemania
* El entrevistador nunca llama las cosas por su nombre (servicios sexuales, clientes, prositutas) cuando se dirije o a la prostituta o al empresario de los burdeles
* En general, retratan el ambiente de las prostitutas como muy sombrio, solo de criminales y drogadictos