viernes, 25 de abril de 2014

"Jornada sobre Libertad Sexual y sus implicaciones sociales en la actualidad" Lunes 28 de abril . Madrid

Este lunes, día 28 de abril 2014, se celebrará desde las 10 de la mañana un encuentro en la Fundación Ortega-Marañón (sita en la Calle Fortuny Nº53 de Madrid, metro Rubén Darío o Gregorio Marañón) bajo el nombre de "Jornada sobre Libertad Sexual y sus implicaciones sociales en la actualidad" en el que se tratarán aspectos tales como la libertad e indemnidad sexual (bien jurídico que nuestra legislación protege sobre cualquier otro, al menos nominalmente, en materia de prostitución), la trata de personas con fines de explotación sexual (delito particularmente alarmante, que ha producido una reciente reforma legislativa) o las posturas legales ante la prostitución y su posible encaje dentro del derecho laboral (no en vano entre los organizadores se encuentra la Asociación Canaria Iuslaboralista) como pueden apreciar en el programa adjunto:





Para asistir es necesario preinscribirse en la web, (...) . Verdaderamente es una oportunidad única, no solamente se dan cita varios de los más prestigiosos expertos en esta materia, sino que además se da cabida a sectores con posturas diferenciadas y no solamente a los de la "misma cuerda" como viene siendo tan habitual. Y como dicen en la teletienda, ¡espere, aún hay más! Lo que todavía resulta más interesante es que además de los habituales académicos, magistrados y otros profesionales que se aproximan al estudio de este fenómeno desde sus despachos podamos contar con la versión y visión de personas que conocen esta realidad de primera mano como Juan Carlos Martínez (empresario), Montse Neira (trabajadora sexual) o José López Riopedre (investigador y amigo de prostitutas). Digo esto porque en muchos casos se aborda esta materia desde un enfoque únicamente teórico, alejado por completo del contacto directo con esta materia. No me parece mal que se reflexione sobre la prostitución -así como acerca de cualquier tema- manteniendo una cierta distancia, en base a documentación y testimonios indirectos. Creo que es una perspectiva interesante, pero como suele decirse "necesaria mas no suficiente". Al menos tan importante resulta el conocimiento práctico, sobre el terreno, que tienen aquellas personas que se hallan más inmersas en este mundo. Pero esto no significa que por ello quienes "viven" la prostitución tengan necesariamente más razón o una visión más precisa y real. No, pero tampoco lo contrario como muchas veces se nos pretende hacer creer. Son visiones complementarias, mutuamente enriquecedoras, que deben ser integradas si deseamos tener un conocimiento más profundo sobre una realidad tan compleja como es el mundo de la prostitución.

Y del mismo modo que critico la visión puramente teórica, también considero que ese saber "de calle" que tenemos los activistas debe fortalecerse con un conocimiento más formalizado y estructurado. No, es que es así, no podemos reprobar a quienes elucubran sobre la prostitución con la nariz metida entre los libros mientras nosotros somos incapaces de leernos un informe o un estudio al respecto. A ellos les hará falta pisar el asfalto, cierto, pero a nosotros no nos vendría nada mal un poquito bastante más de codos y de estudio.

Es por ello, y atendiendo las peticiones que me han hecho dos lectores del blog (y espero que pronto también pueda llamarles amigos), he recopilado una BREVE (aunque no lo parezca he debido realizar una rigurosísima selección, ya que la bibliografía sobre el tema es tremendamente amplia) selección de documentos que sería interesante que tuviésemos presente al tratar los temas que se van a tocar en esta charla (R significa particularmente recomendado):

Beyond decriminalization: Sex Work, Human Rights and a New Framework for Law Reform

Buy Me Love: Realizing the Economic Potential of Sex Work Decriminalization

Consideraciones sobre la prostitución y su legalización (R - Mantiene una opinión contraria a la legalización desde unas posiciones no ya conservadoras, sino lo siguiente)

Criminalization, legalization or decriminalization of sex work: what female sex workers say in San Francisco, USA (R - Uno de los poquísimos en los que se consulta a las propias interesadas)

El derecho a prostituirse. La prostitución a la luz del derecho laboral

Estudio de Legislación Internacional y Derecho Comparado de la Prostitución

Políticas de criminalización de la prostitución: análisis crítico de su fundamentación y resultados

Prostitution: A Review of Legislation in Selected Countries (R - EXTRAORDINARIO informe, es por el que aconsejo comenzar ya que explica claramente en qué consisten los diversos modelos legales hacia la prostitución, con ejemplos prácticos y sus consecuencias)

Prostitución y espacio público: una aproximación desde la intervención (R - Conciso documento que nos muestra que no necesariamente se ha de trabajar mediante modificaciones normativas sino que el trabajo social y las políticas públicas pueden incidir de manera decisiva en el trabajo sexual)

Prostitución y políticas públicas: entre la reglamentación, la legalización y la abolición (R - Otro estudio que recomienda tomar medidas criminalizadoras)

La prostitución: causas, consecuencias e intervención (R - Trabajo de fin de grado del trabajador social Eladio José Ruano, otro buen "jamijo". Me encanta porque trata de llegar a una serie de compromisos y se muestra muy neutral -y eso que yo no soy muy dado a eso de "templar gaitas"- para así poder llevar a cabo, en un entorno abolicionista hostil, una intervención que verdaderamente tenga en cuenta los intereses y necesidades de quienes se prostituyen. Para descargarlo tenéis que darle a la pestañita de "Regular Download" en la esquina inferior derecha de la pantalla, esperar y escribir el CAPTCHA... es un poquito engorroso pero es que tuve que subirlo yo porque no está publicado... como siempre, me enorgullezco de ofrecer CONTENIDOS EXCLUSIVOS en mi blog)

La prostitución y el reglamento especial de la higiene de la prostitución (R - Comentario sobre una normativa ya existente en España, a fines del S.XIX. Como sabéis mi propuesta normativa se adscribiría a este modelo, que la literatura denomina "reglamentarismo decimonónico")

Regulating Prostitution: A Comparative Law and Economics Approach (R - Muy interesante, ya que enfoca el tema desde una visión económica de "internalización de exterioridades" por lo cual subdivide la prostitución en sus diferentes modalidades aconsejando tomar distintas medidas para cada tipología)

Regulating Sex Work Heterogeneity in Legal Strategies

Sex Work & the Law: The Case for Decriminalization (R - Éste es, aunque el término no sea muy académico, LA PUTA PASADA. Aborda de manera muy concisa pero no por ello poco profunda los diferentes aspectos relativos a los efectos de la legislación sobre el trabajo sexual, siguiendo el modelo de "preguntas y respuestas". De lectura imprescindible)

The basics: decriminalization of sex work (R - Más bien se trata de un panfleto, pero resulta un resumen muy acertado, y además podéis continuar leyendo los demás pues se trata de una serie de cinco hojas informativas orientadas a los activistas y simpatizantes del movimiento "decriminalizador" de la prostitución)



Por supuesto la lista dista mucho de estar completa, por ejemplo ahora estoy con uno que aborda el impacto de la "normalización profesional de la prostitución en la seguridad social".

Fuente:

 http://barriorojo-esl.blogspot.com.es/2014/04/jornada-sobre-la-prostitucion-en-madrid.html

Balance 2013 de Lucha contra la Trata de Seres humanos para la esclavitud sexual

Comparecencia del Secretario de Estado de Seguridad aportando balance 2013 del Centro de Inteligencia contra el Crimen Organizado-CICO ‪#‎contralatrata‬ http://t.co/BsqzrrDpaO:

Extracto, en el que s epuede observar que se separan los delitos de trata (esclavitud) de los de proxenetismo  (lucrarse de la prostitución de terceras personas). Los delincuentes son mayoritariamente españoles. Ahora olamente falata que la justicia haga bien su trabajo.



Hace exactamente un año, el Cuerpo Nacional de Policía presentó un Plan
Policial de lucha contra la Trata de Seres Humanos con fines de Explotación Sexual.
Como muestra de la buena acogida de este Plan, me gustaría destacar que se ha desarrollado una línea de confianza con las víctimas. Este servicio de ayuda telefónica ha sido utilizado, desde su puesta en funcionamiento, en más de 1.000 ocasiones (1.049), o lo que es lo mismo, unas tres llamadas al día de mujeres que son víctimas de explotación sexual y que desean escapar de esta forma de esclavitud moderna.
Permítanme que recuerde que el número de teléfono 900 10 50 90 es gratuito y que la dirección de correo electrónico trata@policia.es cuenta siempre con un profesional al otro lado de la línea para atender a la víctima.
La Guardia Civil, por su parte, mantiene vigente una directiva de servicio que abarca desde la colaboración internacional hasta instrucciones concretas para las investigaciones relacionadas con la trata de seres humanos y para la atención especializada a sus víctimas.
Los datos que ofreceré a continuación son un adelanto, a modo de resumen ejecutivo, del balance de 2013, realizado por el Centro de Inteligencia contra el Crimen Organizado (CICO) y que en breve será presentado. Estos datos reflejan la necesidad de seguir trabajando con todos los agentes implicados para la erradicación de la trata de seres humanos.
En 2013:
1. Se han desarticulado 24 organizaciones criminales y 48 grupos
criminales vinculados con la Trata y 5 organizaciones criminales y 19
grupos criminales relacionados con la Explotación sexual.
2. Se han detenido 753 personas, mayoritariamente hombres: 345 por
trata de seres humanos y 408 por Explotación sexual.
3. Los detenidos por trata de seres humanos proceden en gran número
de Rumanía, seguidos en orden de importancia por delincuentes
ciudadanos de España y Nigeria.
4. En las cifras de detenidos por explotación sexual, los españoles
encabezan el ranking, seguidos de los chinos y rumanos.
5. En 2013 se han instruido 288 atestados policiales por actividades
relacionadas con la Trata de Seres Humanos con fines de Explotación
Sexual y por Explotación Sexual.
Pero lo más importante, no hay que olvidarlo, es la protección a las víctimas. En
2013, gracias al trabajo de la Policía y la Guardia Civil:
6. Se han identificado 1.180 víctimas, mayoritariamente mujeres. 264 de
estas víctimas lo eran de trata de seres humanos y 916 de explotación
sexual.
7. Las víctimas por trata fueron principalmente de ciudadanas de
Rumania y, en menor medida, de Nigeria y Paraguay.
8. En el caso de explotación sexual, las mujeres de Rumanía encabezaron
este triste ranking, seguidas por las mujeres de China y España.
Cada día del año 2013 más de tres mujeres fueron liberadas de su terrible
situación de trata y explotación sexual. Aunque son resultados alentadores, a nadie se nos escapa que es una lucha que continúa y que será preciso redoblar los esfuerzos hasta erradicar la trata de seres humanos en nuestra sociedad.

Por ello, la labor policial también se ha extendido a labores preventivas. En 2013 se realizaron 2.555 inspecciones en lugares en los que se ejerce la prostitución y se detectaron 13.159 personas que podrían estar en situación de riesgo. Su perfil mayoritario es el de una mujer de entre 28 y 32 años, rumana, en situación de estancia regular y ejerciendo la prostitución en clubes de alterne con plaza.


 

Des-prostituir la sociedad. Una crítica a la política de proxenetas

http://revoluciontrespuntocero.com/des-prostituir-la-sociedad-una-critica-a-la-politica-de-proxenetas/

En el reino kantiano de los fines no hay prostitución. Quienes se dedican al trabajo sexual son siempre medios al servicio de las pasiones o los intereses de otras personas. En la prostitución no prevalece una situación de igualdad, prevalece una relación de poder y sumisión. Más aún, la decisión personal, consciente y hasta reflexiva, de intercambiar la fuerza sexual de trabajo por dinero es siempre heterónoma. En la prostitución no hay libertad sino, en el mejor de los casos, abuso consentido y servidumbre voluntaria (en el peor de los casos hay violencia, explotación y trata de personas). Un Estado que no adopta como empresa abolir la prostitución es, en alguna medida, un Estado alcahuete.


Por Ernesto Cabrera / Revista Hashtag
(29 de diciembre. 2013).- Con todo, la perversión ideológica del mercado ha instigado la construcción de un discurso que domina la intuición libertina y pretende legitimar el “oficio” de la prostitución. Según éste, es inherente a la libertad de cada individuo decidir si entabla una relación contractual para intercambiar sus servicios sexuales por dinero y, por tanto, sería una medida autoritaria o paternalista aquélla que pretende proscribir la prostitución. En otros términos, el cuerpo es propiedad estrictamente privada, por lo que el Estado sólo debería dedicarse a vigilar que su comercialización se lleve a cabo sin sobresaltos, lejos del crimen y la violencia. Así, parece que no es inadmisible pensar que la prostitución debe considerarse una actividad lícita que, incluso, podría ser ventajosa para la economía de un país merced a los impuestos que es capaz de reportar. Con esto, el libre mercado del sexo fundaría Estados proxenetas.
Pensar la prostitución en clave contractual es una estrategia artificiosa para justificar una forma social de dominio. Asumiendo que en realidad hay personas absolutamente soberanas de sus cuerpos y deseos que, sin ninguna clase de coacción, deciden racionalmente intercambiar placer sexual por una remuneración (y es posible que existan), lo cierto es que éstas no pueden tomarse como una muestra representativa definitiva de la situación general en la que se encuentran quienes ejercen la prostitución. En primer término, porque el negocio de la prostitución está atravesado por el otro negocio de la trata de personas y, en todo caso, lo incentiva y le abre las puertas. En segundo, porque las condiciones en las que ingresan las personas dedicadas al comercio sexual no son generalmente óptimas: pobreza, falta de oportunidades, marginación social, adicciones,  traumas psicológicos, desintegración familiar, etc., son algunos factores que comúnmente conforman la circunstancia de las personas inmersas en el oscuro circuito de la prostitución.
Asimismo, la asimilación del sexoservicio a otras formas de empleo socialmente reconocidas y normalizadas lleva a perder de vista su especificidad y sus dificultades concretas. No es lo mismo, por ejemplo, la relación que se instituye entre un empleador y un empleado que la relación que configura la prostitución, y el problema no radica en el sexo mismo, sino en la red de poder, degradación y subordinación que prepondera en su comercialización. Hay una diferencia ética entre vender la fuerza de trabajo para producir algún bien o servicio y alquilar el propio cuerpo para su utilización como objeto comercial. La relación laboral que se establece entre prostituyentes y personas que ejercen la prostitución es irremediablemente agraviosa y nociva, en tanto que no puede alcanzar nunca un estatus igualitario y se enmarca necesariamente por la asimetría de la sumisión. Un Estado que intenta regular pero no abolir la prostitución es un Estado prostituyente.
Por último, el argumento contractual para legitimar el comercio sexual refuerza un mito muy extendido, a saber: el de que la prostitución representa “la salida fácil” o “la vida alegre”. En realidad, la prostitución es la fuga arriesgada y la existencia malograda. El circuito prostibulario está atenazado no sólo por múltiples problemas sanitarios y de salud, también por el inseguro enfrentamiento con pervertidos y desequilibrados. Además, la prostitución reproduce la inmoralidad de un esquema simbólico-cultural de violencia, abuso y sometimiento sexual (generalmente, pero no sólo, ligado al género). Por si fuera poco, las personas que se prostituyen están expuestas a sufrir la estigmatización y la marginación de una sociedad hipócrita que se niega a aceptar su rol de complicidad victimaria. Un Estado que olvida a las víctimas de la prostitución y las marginaliza es cómplice de un sistema más amplio de dominio y violencia.
La instauración del reino kantiano de los fines exige una serie de políticas para abolir (no simplemente prohibir) la prostitución: la criminalización del proxenetismo, el castigo a quienes la incitan, la reinserción laboral, políticas de acción afirmativa, programas de salud, protección y asistencia social, etc. La búsqueda de una sociedad igualitaria y de derechos es el ideal regulativo que justifica el reconocimiento de las víctimas del mercado sexual, así como su reintegración en condiciones de paridad y dignidad.
En este sentido, Suecia es el país más avanzado con una legislación que data de 1999, pero hace poco Francia ha dado un paso importante al aprobar el pasado 4 de diciembre la “Ley para la lucha contra el sistema de prostitución”, que criminaliza a los clientes que la promueven y no a quienes han caído en esa infortunada situación. El proceso legislativo triunfó a pesar de la resistencia y el escepticismo de un amplio sector de la sociedad francesa. De forma llamativa, fueron los autodenominados 343 bastardos (343 salauds) quienes a través de un manifiesto reaccionaron al ver tambalearse sus posiciones de poder: “En contra de lo sexualmente correcto, nosotros proponemos vivir como adultos”, sostenían bajo su consigna “¡No toques a mi puta!” (Touche pas à ma pute!). Contra los bastardos, un kantiano podrá señalar que abandonar la minoría de edad no significa vivir como mafiosos, traficando con favores sexuales, sino ser capaces de mantener relaciones simétricas, de respeto y autonomía, respaldadas por el acuerdo entre voluntades libres y no por la violencia, la sumisión o el abuso de poder.

Por qué Francia refuerza el abolicionismo frente a la prostitución: un análisis feminista


A finales de este mes el gobierno francés presentará un proyecto de ley que refuerza la política abolicionista frente a la prostitución, con una medida que penalizará al cliente. Esta reforma se da más de diez años después de que los países nórdicos abrieran la vía con reformas similares.
Para entender el trasfondo de esta propuesta, hay que conocer las orientaciones de las políticas públicas en Europa frente a la prostitución y el debate entre abolicionistas y reglamentaristas.
Las políticas públicas frente a la prostitución 
Históricamente, las políticas públicas frente a la prostitución han sido tres:
1. El prohibicionismo, de inspiración religiosa, es practicado en Estados Unidos y en el mundo musulmán. Considera que las relaciones sexuales por fuera del matrimonio son pecaminosas e ilícitas, y penaliza a todos los actores de la prostitución: proxenetas, prostitutas y clientes.
2. El reglamentarismo, nacido en el siglo XIX, buscaba originalmente reglamentar la prostitución para asegurarse de que las prostitutas no se convertirían en un vector de enfermedades o delincuencia. El control es sanitario (exámenes periódicos), policial, geográfico (establecimiento de zonas de tolerancia), o financiero. Es la política vigente en Suiza, Alemania, España, Holanda y Nueva Zelanda, entre otros países.  
3. El abolicionismo, llamado así porque anhela una sociedad donde haya sido abolida la prostitución, surge en el movimiento feminista a finales del siglo XIX. Considera que el comercio con el cuerpo de una tercera persona es una forma de violencia. Combate la trata de seres humanos y el proxenetismo, pero nunca a las prostitutas, que considera como víctimas de un sistema. Ha sido la posición de los países nórdicos y de Francia desde hace 60 años. En la última década, el abolicionismo ha buscado sancionar al cliente.
​Abolicionismo y reglamentarismo: dos concepciones opuestas de las relaciones entre los sexos
En Francia, donde se reforzará la ley vigente, abolicionista, con la propuesta de penalizar al cliente.
El debate abolicionista y reglamentarista va más allá de las prostitutas y de quienes “consumen” prostitución. Es un debate que habla del estado de las relaciones entre los sexos y de la orientación de la sociedad. Esto se ha visto claramente en Francia, donde se reforzará la ley vigente, abolicionista, con la propuesta de penalizar al cliente[1]. Así, siendo un país con bajo porcentaje de hombres que van “de putas” (6% contra 39% de los españoles), y con un número relativamente bajo de prostitutas, el tema se ha convertido en polémico y ha generado enconadas reacciones, como la de los “343 salauds (cabrones)[2].
¿Por qué, siendo un asunto que toca directamente a un bajo porcentaje de la población, se desata la controversia? ¿Por qué, si una amplia mayoría de los franceses (70%) está a favor de responsabilizar a los clientes, se le da tal publicidad a esos comunicados?
Prostitución en París
El área de Pigalle, en París.
Foto: gillescrampes
La respuesta tiene que ver con el viejo fantasma masculino que agita la prostitución. Un análisis en perspectiva feminista ayuda a espantarlos, y sobre todo a entender porqué la prostitución hace parte del imaginario masculino. La idea de que haya mujeres disponibles, a cualquier hora y lugar, para satisfacer el apetito sexual (y emocional) de los hombres hace parte del régimen de apropiación que una categoría de personas (los hombres) ha establecido sobre otra categoría (las mujeres). Una serie de mitos refuerza este régimen de apropiación (como el mito de la pulsión sexual insaciable del varón versus a la posición pasiva o inerte de la mujer).
La disponibilidad sexual de las mujeres para beneficio de los hombres se resume en el slogan del manifiesto de los 343 cabrones: « no te metas con mi puta ». Ahí se prescribe un “derecho”, el de ir de putas, en nombre de una idea de “libertad” perfectamente egoísta, referida a la posibilidad que quieren seguir teniendo los hombres de usar un cuerpo para su placer.
Este sistema desigual de relaciones entre los sexos, donde uno tiene la posibilidad de ejercer una dominación sobre otro, concretamente mediante la compra de su consentimiento, es sobre lo que el abolicionismo llama la atención. En este sentido, esta posición es el resultado de un análisis propiamente feminista (siendo éste un sistema de valores que busca una igualdad entre los sexos, y no, como a veces se malinterpreta, como la inversión de los privilegios).
Cuestionar la distribución desigual de hombres y mujeres en la prostitución lleva a comprenderla como parte de la dominación masculina. Permite entender que hay determinantes sociales, es decir que hay sectores más vulnerables que otros frente la prostitución. Allí donde el reglamentarismo dice que es un trabajo como cualquier otro, el abolicionismo demuestra, y esto a lo largo de la historia, que quienes ejercen esta actividad son quienes no poseen capital económico, cultural o social: son mujeres deshonradas por ser madres solteras, mujeres que han padecido violencias en su familia (incesto, abusos…), migrantes provenientes de sectores rurales en la ciudad, mujeres pobres.
Efectos sociales
¿Cuáles han sido los efectos de estas dos políticas? La comparación es elocuente: en los países reglamentaristas hay una proporción mucho más elevada de prostitutas que en los abolicionistas[3]. Pese a las reglas, sus condiciones de trabajo son muy duras: los dueños de los clubes pueden imponer lo que quieran para satisfacer a los clientes, como los “paquetes promocionales por horas”, o la rotación de “chicas”; las prostitutas no tienen reales garantías (así, en Alemania, sólo 44 se han inscrito en los organismos sociales).
prostitución manifestación
Manifestantes en la ciudad de Nueva York, en defensa
de la legalización de la prostitución.
Foto: JasonPier in DC
La naturalización de la prostitución tiene consecuencias para el conjunto de la sociedad: ya no se le considera un “mal menor”, sino algo asumido como parte del programa de “liberación sexual”. Las escorts son presentadas como un modelo para la prostitución de “categoría”. Actividades como el strip tease, pole dancing se vuelven opciones atractivas de inserción laboral: en Alemania, la agencia estatal ofrece a las desempleadas trabajos en este sector; en Suiza, las extranjeras que trabajan en clubes nocturnos obtienen permiso de estadía automáticamente; en Holanda, el sindicato de enfermeras ha tenido que aclarar que dentro de sus funciones no está atender sexualmente a los pacientes.
Y no se trata de un problema moral o pecaminoso, sino de un problema de relaciones de dominación de los hombres sobre las mujeres, de un problema de poder. En el sistema patriarcal, las mujeres han sido objetos sexuales y/o objetos de reproducción. Que la prostitución sea masivamente la “opción” de las mujeres es una forma de subrayar que el sistema las sigue asignando esta función.
Mientras tanto, los grandes ganadores con la prostitución, los proxenetas, se han convertido en verdaderos emporios, afianzando a sectores mafiosos con gran capacidad de incidencia económica y política. Hoy, la industria del sexo representa el 2% del PIB de España.
Los países abolicionistas, por su parte, no están libres de la ideología que acompaña este sistema de dominación (por medio de la cultura popular, la publicidad), pero la forma de enfrentar la prostitución es diferente: se persigue a los proxenetas y se busca darles otras oportunidades a las mujeres.
El actual proyecto de ley francés contempla la creación de un fondo financiado con los bienes incautados a los proxenetas y redes de trata para crear otras oportunidades laborales. Otros puntos de la ley son la derogación de la medida que había introducido en el año 2003 Sarkozy y que penalizaba a las prostitutas, y la regularización de las prostitutas que denuncien a los proxenetas.
Conclusión
No se trata de un problema moral o pecaminoso, sino de un problema de relaciones de dominación de los hombres sobre las mujeres, de un problema de poder. 
Cuando se debatió en Suecia, la ley que penaliza a los clientes tuvo una fuerte oposición; hoy es ampliamente aceptada. Diez años después, la prostitución de calle se acabó y los hombres bajaron su “consumo” (menos de 1% admite hoy “buscar putas”).
Ayer en Suecia, hoy en Francia, países que no se caracterizan por su mojigatería, estas leyes están apuntando a otros modelos de sociedad y de masculinidad (con hombres feministas y opuestos a la prostitución, como la asociación Zéromacho).
En un mundo con relaciones un poco menos desiguales entre los sexos, el deseo se sublimará menos con la violencia, dominación y sumisión. ¿Serán capaces los humanos de inventarse otros fantasmas?
* Doctora en sociología de la Ecole des Hautes Etudes en Sciences Sociales de París, investigadora asociada al Urmis, Universidad París Diderot.

martes, 22 de abril de 2014

en Irlanda del Norte


 En Irlanda del Norte quieren aplicar el modelo abolicionista de la prostitución para impedir la trata de mujeres. Sólo que es muy difícil poder controlar a los clientes que llaman por télefono. No solamente difícil sino absurdo:

http://www.theguardian.com/uk-news/2014/apr/21/plans-reform-ulster-prostitution-laws-unworkable

Legislation to enforce a "Swedish model" of anti-prostitution laws in Northern Ireland that criminalise the buyers of sex would be unworkable because the devolved government at Stormont has no powers to authorise telephone bugging operations.
The region's justice minister, David Ford, has told the Guardian he is far from convinced over the plans because mobile intercepts – crucial in prosecutions in countries which have introduced the laws – are rarely used even in cases against republican and loyalist terror groups.
Police would have to intercept all calls from clients to sex workers in the province, Ford warned. He said only a UK cabinet minister such as the Northern Ireland secretary had the power to sign off spying operations.
The Northern Ireland assembly has been debating a proposed law modelled on the Swedish legislation and it has commanded cross-party support ranging from Sinn Féin to the Democratic Unionist party.
At present there are also parallel moves in the Irish Republic to bring in legislation that shifts the criminal investigative focus from sex workers to consumers, making the act of buying or trying to buy sex an offence.
In response to Democratic Unionist assembly member Lord Morrow's attempt to introduce such a law via new human anti-trafficking legislation, Ford has established a commission to explore the extent of prostitution in Northern Ireland and the efficacy of the Swedish model.
Ford told the Guardian: "I think there is far too little evidence to legislate in a hurry – the research will tell us what the position is. But I am far from convinced that what is currently being suggested such as the Swedish model would work here.
"One specific issue which has been raised with me is the fact that the Swedish model largely depends upon telephone intercept evidence. Telephone intercepts can be obtained by an officer more or less the equivalent of a police superintendent in Sweden. In Northern Ireland such telephone intercepts would have to be signed by the secretary of state and I think that is a very different situation."
"Certainly in terms of the proportionality of such a process these intercepts are applied against serious cases such as terrorism not issued such as those relating to prostitution, and indeed even in the case of terrorist cases not very often.
"And to be honest – not that I would know! Because the National Security Agency cannot operate yet in Northern Ireland because of objections from nationalist politicians to it working here.
"As I said before my understanding is that the only person here who could sign off and authorise the use of telephone intercepts to catch men in the act so to speak would be Theresa Villiers, the current secretary of state, or any future one," he said.
The justice minister said he was concerned that any legislation directed at people who buy sex could make matters worse for those involved in prostitution.
"The issue that concerns me as minister of justice is whether there is a need for legislation to make sure the law actually deals with the problem. What we need to do is to protect the women (because they are nearly all women involved in it) and assist those who want to get out of prostitution if they want out. And in particular, that we take strong action directed against those who are trafficking human beings for any purpose. The specific issue of a ban on the purchase of sexual services, and even that is an unclear phrase, is not where I think the priority needs to be at this point," Ford said.
He added that the majority of those trafficked into the island of Ireland were probably being exploited as low paid, illegal labour in other industries such as catering and agriculture.
But Morrow has defended his bill against charges that it will not halt prostitution either in the region or on the island.
"I have never claimed that this approach would eradicate prostitution in Northern Ireland.
"However, I do believe that such an approach would reduce demand for paid sex in Northern Ireland, making it a less profitable industry," he said.
He added that data from Sweden showed that street prostitution had halved in the country from 1999, when the law was introduced, to 2008.
The main campaign group in the Irish Republic lobbying for a Swedish model law denied that their cause would be lost if parallel plans to bring in the same legislation in the north are defeated.
A spokesperson for the Turn Off The Red Light organisation in Dublin said: "It is for each jurisdiction to decide its own laws, and we welcome the process currently underway in Northern Ireland. Sex trafficking is a crime which recognises no borders; the EU estimates that it generates €25bn by exploiting 600,000 people a year. Whatever is the conclusion in Northern Ireland the reality is that all our neighbours are considering sex buyer legislation."


trabajadoras sexuales de Calcuta, juntamente a sus familias no votarán a quienes no defienden sus derechos

 Estamos hablnado de 65.000 trabajadoras sexuales uy sus familias, que han decidido no votar a quienens no defienden los derechos de las personas que ejercen la prostitución.

http://articles.economictimes.indiatimes.com/2014-04-19/news/49252151_1_bharati-dey-durbar-mahila-samanwaya-committee-sonagachi

KOLKATA: Shefali Roy, a sex worker from Kolkata's red light area, Sonagachi, will not cast her vote for any candidate this Lok Sabha elections. Instead, she will press the NOTA (none of the above) button. But Shefali isn't the only one in her community who would prefer the NOTA button to a political candidate; in fact, there are many who share her sentiments. Disillusioned and embittered with political parties, nearly 65,000 sex workers and their family members across Bengal have decided not to vote for any candidate this year.
Bharati Dey, secretary, Durbar Mahila Samanwaya Committee, that represents sex workers in the state, said, "None of the political parties have ever looked into our demands. So, it is our conscious decision to opt for the NOTA option."
The sex workers claim that political parties have ignored their three specific demands for years together. They alleged that certain sections of the Immoral Traffic Prevention Act like 3, 4, 18, 20 are being misused by some people, making their lives difficult. So, they should be scrapped. The other major demand is that sex workers want to register their profession under the labour department in Bengal.
And third, they want the government to give a formal approval to the self regulatory board created by Durbar, which will prevent the entry of underage girls and unwilling women into the profession. Dey said that political parties of all hues promise the moon during elections. "But ultimately, we don't get any help from them when we need them," she says. While sex workers relentlessly fight for their rights, Suman Maitra, a film director, has made a full-length feature film on the life of sex workers and children addicted to narcotics in the Sonagachi area.
Titled 'The Best Seller', the film will be first screened at the Goa fest and then at other international film festivals. "It's a dark film. It's a realistic fiction. It traces the journey of two sisters - Anu and Ayesha -- brought up in a brothel. In a bigger canvas, the film deals with the psychology of sex workers," explained Maitra. Maitra, who had worked as an assistant to film director Vishal Bharadwaj, has made the film in Hindi so that a pan-India audience can enjoy it.

martes, 1 de abril de 2014

Llamamiento a todas las personas que ejercen la prostitución en España

Llamamiento para todas las personas profesionales del sexo de pago que quieran contribuir en una pequeña encuesta para ayudar a conseguir derechos fundamentales que se están vulnerando... SOLO PERSONAS PROFESIONALES.solo personas que su actividad económica principal sea la prostitución. muchas gracias

Desde Hetaira estamos colaborando con una organización internacional para animar a trabajadoras y trabajadores del sexo a participar con sus respuestas en una encuesta a nivel mundial que pensamos puede beneficiar a quienes batallamos por conseguir derechos laborales.

Si te apetece colaborar, escríbenos a: hetaira@colectivohetaira.org y te contamos por privado.
Se asegura confidencialidad y te rogamos confidencialidad.

Será un placer contar con tus respuestas!

Share